Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/154650

Lejos de la innovación educativa

Especialistas aseguraron que las escuelas argentinas aún están lejos de alcanzar una meta de innovación. En un reciente encuentro latinoamericano sobre educación instaron a los docentes a no bajar los brazos.

Andres Delich.jpgEl exministro Andrés Delich invita a los docentes a pensar nuevos formatos, dejando de lado lo conservador de la escuela tradicional.

Los resultados del Operativo Aprender tomado en octubre de 2016 revelaron que la mitad de los alumnos se aburre en la escuela, en especial en el nivel secundario. Sin embargo la mayoría de los chicos dijo tener ganas de estar en el colegio, por lo que los especialistas llamaron a buscar en la innovación la clave para recuperar en ellos su pasión por aprender.

Cuestión de prioridades

mariano jabonero.jpgMariano Jabonero asegura que como la cobertura dejó de ser una prioridad, ahora se reclama mejorar la calidad.

El director de Educación de la Fundación Santillana, Mariano Jabonero, aseguró que la secundaria está en decadencia en la región por la falta de motivación de los alumnos pero aseguró que innovar ‘no es gratis’. Para él la cobertura dejó de ser una prioridad y por eso ahora lo que se reclama es calidad.

Coincide con él Andrés Delich, director de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y exministro de Educación nacional, al señalar que existe una base conservadora que dificulta innovar.

“Nuestro sistema educativo es rígido e impermeable a las innovaciones, que no es sólo incorporar tecnología en las aulas, sino dotar a la escuela de nuevos instrumentos pedagógicos para pensar otros formatos institucionales”, aseguró.

Inclusión y calidad

Max Gulamnelli.jpgPara el funcionario nacional Max Gulamnelli crear la necesidad por una mejor calidad es algo que “no va a la cabeza de los funcionarios”.

Para el secretario de gestión educativa de la cartera nacional, Max Gulamnelli la dificultad está en generar una alta demanda social por una mejor educación. Educar a niños que se recibirán dentro de 20 años, desconociéndose con qué mundo se encontrarán es un desafío que pocos consideran. Entonces plantea formar ciudadanos en un mundo impredecible requiere preguntarse cómo prepararse y qué habilidades entrenar.

Su postulado a favor de diseñar políticas pensando en los estudiantes que van a construir el mundo que viene, que les permita ganarle al hambre y a la pobreza y fundamentalmente al desencuentro.

Gulmanelli afirma que no hay inclusión sin calidad y que así como ya no es necesario discutir el acceso a los sistemas educativos, son dos los desafíos: que los alumnos se queden en la escuela y que entiendan que ése espacio no es sólo un lugar de llegada.

Nueva arquitectura

Axel Rivas.jpgEl autor de Revivir las aulas e investigador de Cippec, Axel Rivas, insiste en una idea: la innovación debe ser algo alcanzable.

Para Axel Rivas, codirector del Programa de Educación de Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), uno de los aspectos centrales es innovar.

Aunque la innovación es un concepto que se toma como un fetiche o como una moda, sostiene que es necesario ponerse a pensar en una nueva escuela que rompa con un modelo tradicional: que responda a los alumnos para qué están ahí.

“En la escuela tradicional los alumnos deben memorizar un texto y repetirlo en los exámenes y su única motivación es el temor a lo que podrá pasar. Ahora el centro de la pedagogía es responder la pregunta de los alumnos del para qué estudia”.

“Estamos en una etapa de transición en este cambio pero no hemos encontrado el reemplazo a la arquitectura del modelo tradicional que funcionó en el pasado”, describió el autor de varios estudios sobre educación en la Argentina.

Aspectos complementarios

Rivas instó a los maestros a no usar los reclamos por mejores condiciones de enseñanza como excusa para bajar los brazos por mejorar las prácticas pedagógicas y de trabajar con los alumnos de una manera que los desafíe. En los tipos de resistencias, están los que buscan seguir con el sistema tradicional y los que resisten no a la innovación anteponiendo la falta de condiciones para esos cambios.

Evitar pensar que con financiación recién se podrán iniciar las innovaciones que mejoren el sistema, para él es un error.

“Combinando factores sin una transformación drástica de un día para el otro la innovación debe ser algo alcanzable, que se pueda trabajar con hipótesis realistas y practicables en todas las escuelas”, sugirió. E insistió que el desafío es buscar algo distinto que desafíe al alumno, sea practicable y sentir que vale la pena.

La construcción de una arquitectura que saque a las escuelas del modelo de enseñanza tradicional y en la que sus docentes no bajen los brazos en lo pedagógico, pese a estar desbordados por su multiplicidad de tareas y reclamos, reunió a los especialistas en el XII Foro Latinoamericano de Educación, organizado por la Fundación Santillana, en Buenos Aires.