Temas de hoy: Partido Justicialista Tribunal Electoral del Chaco Atropelló a manifestantes femicidio chaqueña desaparecida
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/154387
1937 - 2017

La capilla San Juan Bautista y sus 80 años de historia

La comunidad de la capilla San Juan Bautista de avenida Sarmiento 1.064 está de fiesta, porque este año se cumple el aniversario número 80. El radio de influencia abarca al Barrio Paykín y a gran parte de Villa San Martín.

Fotos: Miguel Angel Romero 

Reseña histórica En 1937 comenzó la actividad evangelizadora en la capilla-taller, creada por el obispo Nicolás De Carlo. Al comienzo funcionaba en una construcción precaria donde se rendía culto a Dios y a la Patria y se enseñaban manualidades, dignificando a la mujer. Todo dependía de la Iglesia Catedral.

Simultáneamente funcionaba una sala de primeros auxilios, siendo siempre su actividad principal la catequesis, instruida por sacerdotes salesianos.

Los misioneros redentoristas, de la Congregación del Santísimo Redentor, continuaron la obra hasta la actualidad como asesores de la comunidad, con la premisa “ganar a Cristo para el mundo”.

El presente

Desde entonces, la actividad evangelizadora de la comunidad San Juan Bautista derivó en un gran crecimiento, tanto en lo edilicio como en la espiritualidad de quienes la constituyen. Se destaca la implementación dela catequesis familiar a partir de 1987, una de las actividades que integra a padres e hijos, y que dio gran impulso al crecimiento de la comunidad.

Hoy funcionan varios grupos de catequesis para comunión y confirmación, como así también pre-catequesis con niños de 6 a 8 años.

Además se reúnen varios grupos de jóvenes, que se encuentran cada semana en diferentes actividades, priorizando siempre la formación espiritual.

Devoción al santo

La devoción a San Juan Bautista ante todo, es destacar su fe cristiana, ya que dio su vida por su fe, sus principios y fidelidad a Cristo y su Evangelio.

Los rasgos principales de la fiesta de San Juan son las fogatas, quema del muñeco y caminar sobre las brasas.

El tradicional paso por las brasas o ‘tatá yehasá’ tiene origen pagano, por coincidir las fechas del nacimiento de San Juan Bautista con el solsticio de verano que se celebra en España, adorando al Dios del Sol, donde se prendían grandes hogueras y se saltaba sobre ellas.

 

El cristianismo rescató y conservó tradicionalmente estos ritos y signos dándole su significación cristiana, como por ejemplo la quema del muñeco, como un mensaje de fe y esperanza, de quemar todo lo viejo con el propósito de vivir como hombres nuevos, dejando de lado el egoísmo, la soberbia, la pereza y el querer hacer todo sin la ayuda de Dios.

El cruce de las brasas que se practica el día 23 de junio en vísperas de San Juan, es un fenomenal acto de fe, porque afirma la tradición popular que el que tiene firme su creencia, el santo lo ‘protegerá’ y pasará descalzo sobre un colchón de brazas al rojo vivo.

En todos los eventos está presente el fuego; es el signo que se toma para ejemplificar el ardor, el calor, que viene del espíritu de Dios, el mismo espíritu que guiaba al santo para denunciar lo malo y el pecado del hombre y llamar a todos a la conversión, y comenzar una vida nueva.

Nuestra comunidad quiere rescatar todo lo que sea y sirva para dar a conocer, a través de su patrono, al único y verdadero camino de salvación que es Jesucristo. Los cristianos piden a Él, a través de San Juan, las mismas virtudes del santo, para ver lo viejo que habita en el corazón y para renovar la propia vida, ser una nueva persona y con más fe.

Fuentes de información para este relato: equipo de prensa de la festividad de San Juan Bautista, 2017.

Ramón Verón, Alicia Romero, Elba Gómez (Ebe), Susana Claudiani , Gustavo Ferreyra y Marcela Ferreyra.