Temas de hoy: Hidrovía Colectivos Moto remís Siniestro vial Facundo Campazzo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/153773

Y… un día decidió dedicarse a escribir

María José Vela nació en Ciudad de México, y es una apasionada de la literatura. Como el personaje principal de su novela dio un vuelco a su vida dedicándola por completo a su gran pasión: escribir.

Maria Jose Vela.jpg

Licenciada en Ciencias Empresariales y con una larga trayectoria en el sector financiero, publicó en 2016 su primera novela”Amor y gin-tonic”. En la actualidad está trabajando en otras obras del género, así como en una antología de relatos de humor. María José es correctora de textos, realizó varios cursos de escritura creativa y colabora con varias revistas digitales.

¿Cómo es un día normal en tu vida?

Un día normal empezaría por levantarme a las 8:00, llevar a mis hijas al colegio, ‘despertar’ a mis dos perras y mis dos gatos y saludar a mis amigos de Facebook. A partir de ahí ya todo es una improvisación. Como ahora no trabajo, en teoría me paso el día escribiendo, pero no hay día en que no quede con alguien o tenga mil gestiones que hacer.

De una chica que sueña con casarse, a una que huye de su boda. ¿Qué tienen en común “Amor y gin-tonic” y “Tú hoy no te casas’?

Nada de nada. Son dos novelas totalmente diferentes, tal vez porque las escribí en dos momentos de mi vida que no tenían nada que ver. “Amor y gin-tonic” fue un desahogo para mí porque tenía un millón de problemas. “Tú hoy no te casas”, sin embargo, la escribí en un momento de paz absoluta.

Tu última novela transcurre en un país muy exótico, ¿por qué Costa Rica?

Porque es un país que me encandiló, que me abrió los ojos, que me reconcilió con el mundo, que me re-enseñó a soñar... De hecho, precisamente en Costa Rica decidí dejarlo todo para dedicarme a escribir. Es un país perfecto para encontrarse y eso fue lo que me inspiró esta historia. Hay un personaje que tiene mucho peso: la música.

¿Creés que sin ella “El Chimuelo” no sería lo mismo?

Como me dijo una fiel lectora hace poco, el Chimuelo se comunica a través de las rancheras. Es un personaje con una carga vital terrible. Llegó a Santa Teresa en extrañas circunstancias y nunca le ha contado a nadie su historia. Las rancheras son la forma que tiene de recordar, de hablar de sus miserias sin decir nada.

Imaginá que te ofrecen llevar la novela al cine, ¿qué actores elegirías para cada uno de tus personajes?

Uy... ¡Qué mala soy para eso! Lucho Fernández me gusta para Oliver, Coco podría ser Dafne Fernández, Lola no se me ocurre nadie por las rastas y el Chimuelo sería una especie de Clint Eastwood con el pelo largo y más “salao”.

¿Estás embarcada en algún nuevo proyecto?

Estoy escribiendo mi tercera novela pero aún está muy verde, pero tendrá misterio, amor y mucho humor. Hora de venderse.

¿Por qué tienen que leer “Hoy tú no te casas”?

Porque a veces no caben medias tintas y hay cosas que tienen que ser blancas o negras. Porque todos merecemos ser felices. Porque todos merecemos encontrarnos a nosotros mismos. Porque no deberíamos pensar tanto en el qué dirán, si no en el qué siento. Porque todos deberíamos tener amistades que nos acompañen en nuestras locuras, que nos ayuden a romper el molde, que nos saquen del camino y nos lleven por senderos en los que solos no nos atreveríamos ni a mirar. Porque la vida es breve y hemos de aprovecharla. Porque tenemos que salir de nuestra zona de confort, aunque sólo sea para ver qué hay fuera... (y tal vez nos sorprendamos). Porque si damos, recibiremos. Por todo esto y mucho más, recomiendo que lean “Tú hoy no te casas”.

¿Qué sueño le queda a María José por cumplir?

Me queda el más importante: ser como el Chimuelo, una persona que lo único que quiere es disfrutar de la vida sin importarle nada más. ¡Pura vida!