Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/153557
Sostienen que están cansados de la inseguridad

Vecinos del barrio Ginés Benítez piden que el intendente gestione el ingreso de Gendarmería

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Luego de un nuevo asesinato por presunto ajuste de cuentas entre jóvenes del Barrio Ginés Benítez, los vecinos piden que el intendente Gerardo Cipolini arbitre los medios para que efectivos de Gendarmería Nacional ingresen a realizar controles en ese sector de la ciudad, habida cuenta de los hechos de violencia que se registran de manera continua.

“Que venga Gendarmería antes que sea demasiado tarde”, advirtieron Nancy y Jorge, dos vecinos del barrio que por temor a represalias pidieron reserva de identidad.
En el marco de la emergencia en materia de seguridad “queremos que el intendente le pida al señor presidente Macri que le permita que los gendarmes entren al barrio porque a la policía ya no les hacen caso”, dijeron.

gines.jpgVecinos del barrio Ginés Benítez volvieron insistir en el pedido al intendente Gerardo Cipolini para que gestione el ingreso de Gendarmería para colaborar con la seguridad en la zona.

Desde hace tiempo los vecinos de ese sector, considerado uno de los puntos de mayor conflicto con la ley y donde se observa la incidencia de distintos tipos de delitos que van desde contravenciones hasta los más extremos como el ocurrido días atrás con Mariano Luciano Herrera, el joven asesinado hace algunos días, y muchos otros jóvenes cuyas vidas fueron sesgadas en distintas circunstancias y por diversidad de factores.
Para llegar a ese resultado convergen varios factores que van desde la problemática relacionada con cuestiones sociales hasta el ingreso y proliferación de otros flagelos que, lamentablemente, son moneda corriente en la sociedad actual como la droga que tiene un alto impacto en el consumo de este tipo de sustancias que actúan como potenciador de las situaciones de violencia que se registran.
Estas situaciones, no son propiedad exclusiva de este barrio sino que también se perciben claramente en otros considerados como zonas rojas en materia delictiva. Los contrastes e zonas donde conviven una mayoría de ciudadanos comunes que buscan progresar mediante el trabajo y esfuerzo diario y otros sectores con menores posibilidades de acceso a cubrir sus necesidades básicas muchas veces son fuentes de conflicto que disparan el delito y la violencia.

La situación
“La verdad es que la situación en muchos sectores del barrio no da para más” dijeron a NORTE vecinos que por temor a represalias no quisieron revelar sus identidades por lo que “solicitamos al intendente Gerardo Cipolini que en el marco de la emergencia en materia de seguridad que está en vigencia peticione ante las autoridades de Gendarmería Nacional para colaborar a mejorar la seguridad de nuestro barrio”.
“No puede ser que en el marco de una situación de emergencia en materia de seguridad como la que vive la ciudad, tengamos la colaboración de una fuerza federal como Gendarmería Nacional para realizar controles vehiculares junto a los inspectores de tránsito, cuando la verdadera función a cumplir por la misma para este tipo de casos debería ser estar en las zonas más calientes”, sostuvieron.
Es de ahí que “surge la necesidad de peticionar al intendente que el como jefe de la ciudad gestione el ingreso a la fuerza a los barrios, ya que el mismo presentó el pedido de emergencia que fue aprobado y se encuentra en vigencia hasta el 8 de septiembre”.

Seguridad amenazada y menores
“Aquí desde hace tiempo nosotros somos rehenes de grupo de menores que todos los días hacen de las suyas”, apuntó Francisco otro vecino del barrio añadiendo “resulta imposible en determinado horario estar afuera, y de noche ni hablar, vivimos siendo rehenes de estos sujetos”.
El vecino recordó que “durante las madrugadas es común escuchar corridas por las propiedades de los vecinos, y disparos, nosotros que tenemos que levantarnos a trabajar al otro día no podemos descansar y encima estos sujetos se llevan todo lo que encuentran a su paso del patio de las viviendas perjudicando el patrimonio de los vecinos”.
Los vecinos recalcan que la problemática que viven con la seguridad en la zona periódicamente se convierte en un verdadero polvorín y tienen en el medio la participación de menores.
“Son un grupito de unos 15 jovencitos de corta edad que tienen en velo a la zona y ponen en jaque la seguridad de los vecinos del barrio y también de quienes por alguna cuestión ingresan al mismo”, acotaron. Reiteraron que “el pedido por Gendarmería que realizamos obedece a que ante esta situación la policía se ve desbordada, ya que no le hacen caso y para colmo como son menores van delinquen y a los pocos minutos son restituidos a sus padres y están de vuelta en la calle por su condición y siguen en la misma”, concluyeron.