Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/153550
Finalmente en la licitación sucedió lo que tanto se temía

Transporte Chaco-Corrientes: empresa denuncia maniobra en favor de un grupo con banca política

Un recurso presentado ante la Nación advierte que se pretende beneficiar a empresas que no participaron de la convocatoria para que ingresen en un nuevo llamado y se queden con el negocio.

La empresa Puerto Tirol SRL presentó un recurso de nulidad ante el Comité Evaluador de las ofertas del concurso público realizado por la Secretaría de Gestión de Transporte de la Nación, para la concesión del servicio de transporte de pasajeros urbano e interurbano Chaco-Corrientes. Además, la compañía chaqueña envió una carta documento al presidente Mauricio Macri, donde denunció “maniobras administrativas” para sacarla de la licitación “por la ventana” e intenciones de “beneficiar a un grupo económico amigo del gobierno correntino, que ni siguiera se presentó” en la convocatoria.
En un documento de casi 50 carillas al que NORTE accedió, la empresa chaqueña solicitó la nulidad del acta dada por el Comité Evaluador, de fecha 7 de junio de este año, y declarar admisibles las ofertas presentadas, procediendo a la apertura de los Sobres B ya presentados el 9 de junio.
Pablo Ermácora, apoderado y socio gerente de la compañía de transporte, con el patrocino de una abogada, requirió “que se decrete la nulidad del acta del Comité Evaluador de fecha 07/06/2017 que declaró inadmisibles las ofertas presentadas por la empresa Puerto Tirol SRL”.
Este mes, la Secretaría de Transporte nacional adjudicó la Línea 902 con cabecera en Resistencia a la empresa Ataco Norte SACI, la única de las cinco que presentaron ofertas en sortear sin objeciones los requerimientos formales del Sobre A. Fue así como al abrir la propuesta económica (Sobre B), se resolvió declarar desierta la licitación para la Línea 904, con cabecera en la ciudad de Corrientes, y hacer una nueva convocatoria.

chaco-corrientes.jpg
La empresa chaqueña Puerto Tirol, cuyas ofertas fueron declaradas inadmisibles en la licitación del servicio Chaco-Corrientes, advirtió en una carta documento enviada al presidente Macri maniobras para beneficiar a un grupo económico “amigo del gobierno correntino”.


Para la Línea 902 habían presentado propuestas las empresas Puerto Tirol S.R.L., Ataco Norte S.A.C.I., Empresa de Transporte Automotor Combinado de Entre Ríos (Etacer) y El Cometa S.R.L. En tanto, para la Línea 904 las ofertas presentadas pertenecen a las tres primeras compañías mencionadas más Don Antonio SRL.

Sombras y dudas
Entre las irregularidades producidas, Puerto Tirol cuestiona la firma de uno de los integrantes del Comité Evaluador. Se trata de Roberto Domeqc, quien al momento de rubricar el acta que finalmente declaró la inadmisibilidad de las ofertas había dejado su cargo en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).
A la vez, recusa a los demás integrantes del Comité por conocer esa situación y de todas formas haber avanzado en disposiciones determinantes para el proceso, reservándose además la empresa reclamante el derecho de iniciar acciones penales por incumplimiento de los deberes de funcionario público.
Menciona otro de los fundamentos ofrecidos por la empresa que los resultados le fueron comunicados en días y horarios inhábiles y, llamativamente, el mismo día en que el presidente Mauricio Macri había visitado la ciudad de Corrientes y se había reunido con el gobernador Ricardo Colombi y con el electo intendente de la ciudad, Eduardo Tassano.
“No son simples desprolijidades. Este comportamiento refleja una clara decisión de excluir a la empresa Puerto Tirol que, a estar por noticias periodísticas, junto a Ataco eran las empresas con más posibilidades de ser adjudicatarias, para beneficiar a otras empresas que no se presentaron en el proceso licitatorio”, marca uno de los párrafos del documento.
Apunta luego que una medida cautelar presentada con el espíritu de frenar el proceso fue tenida en cuenta al principio, pero luego desechada cuando el Comité Evaluador se reunió y avanzó en definiciones sobre las ofertas presentadas, coronando el procedimiento con el acta del 7 de junio pasado.

Puntos objetados y respuestas
Según el dictamen del Comité Evaluador, Puerto Tirol no agregó a los “Antecedentes” un plano de los recorridos que cumple. Sin embargo, desde la empresa señalaron que fue presentada la certificación que emite la CNRT al efecto, detallando todos los servicios, con sus números de líneas y recorridos.
Otra exigencia fue la declaración jurada de cumplimiento infraestructura mínima. Aquí, Puerto Tirol fue observada porque no presentó el plano. En su descargo, la empresa afirma que “no hace falta presentar planos”, sino que “basta con una declaración jurada”. “Todo el resto se debe acreditar una vez adjudicado el servicio, y hay plazos hasta 90 días para hacer adecuaciones a los inmuebles”, acota. Es decir, la objeción no era válida.
En cuanto a la documentación, se presume que el Informe Técnico objeta que estaría en trámite de inscripción la prórroga del contrato social de Puerto Tirol, por 50 años. “El trámite fue concluido y comunicado, para mantener actualizada nuestra oferta. Esto tampoco es un argumento, ya que el pliego prevé que pueden participar empresas o agrupaciones en formación, debiendo concluir el trámite de inscripción luego de adjudicado el servicio”, señalaron.
Se objeta también a Ermácora el haber firmado la documentación como apoderado, no obstante su carácter de socio gerente. En ese punto, aclararon que el poder le fue otorgado por la empresa y no por el padre (fallecido) del empresario socio.
En definitiva, los puntos en los que se fundó la decisión parecen más un intento desesperado de encontrar falencias a como dé lugar, a fin de dejar caer una parte de la licitación, que un estudio serio y justo de la propuesta efectuada por la empresa chaqueña.

La carta documento al presidente

“A poco de andar, notamos la falta de transparencia y la apelación a viejas prácticas oscuras de la administración de lo público”. La frase está incluida en una carta documento dirigida al presidente de la Nación, Mauricio Macri, enviada desde el Chaco por el empresario del transporte automotor de pasajeros Pablo Ermácora, titular de Puerto Tirol SRL.
El objeto de la misiva fue hacer notar al primer mandatario “maniobras administrativas” que sacaron a la compañía chaqueña de la licitación pública por el servicio interprovincial Chaco-Corrientes “sin siquiera un solo argumento válido para tan drástica determinación”. Y para advertir que tal acción no pretende “adjudicar a un mejor oferente, sino declarar desierta la licitación y ajustar el pliego para beneficiar a un grupo económico amigo del gobierno correntino, que ni siquiera se presentó en el concurso”.
“Nos sentimos manoseados y defraudados por funcionarios, que vuelven a ponernos a la defensiva en cuanto a intereses económicos se trata, y hacen regir la ley de la selva donde los más fuertes no sólo tienen más recursos que los más débiles, sino que también tienen acceso a los escritorios más grandes y a los recursos más oscuros”, concluye la carta firmada por el empresario chaqueño, no antes de pedir la intervención personal de Macri y una respuesta antes de dar por caído el proceso licitatorio.