Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/153530
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

Alas rotas

El agricultor, envuelto en una encrucijada por el futuro de sus hijos y de sus nietos que vivían en la ciudad, resolvió ir al campo a encontrar una respuesta a los problemas que tenía. Allí le llamó la atención un grupo de aves que, a punto de migrar, levantaron vuelo, dieron un círculo y partieron hacia el norte. Pero, en el suelo, quedó un ave pequeña que no pudo volar. El hombre se acercó y pudo ver que tenía el ala rota, y por lo tanto, no pudo surcar el cielo siguiendo a su bandada.

La enseñanza es clara -dijo el veterano agricultor-. “Así, muchos quedan excluidos, por estar quebrados, presos por la droga, el alcohol, y por la falta de incentivos”.

Hay una preocupación constante que aún no logra impactar de lleno en la clase política, y es el rol de los jóvenes chaqueños que no trabajan ni estudian, pero peor aún, de una creciente franja que está expuesta a los dramas que trae el consumo en exceso de alcohol y se suman las drogas.

¿Y por qué? ¿No será que las faltas de expectativas en cuanto a las posibilidades ciertas de progreso a las cuales toda persona anhela y tiene derecho, se han visto truncadas, y usa el escapismo para “ser feliz” en ese submundo?

La violencia y los delitos que se observan en una ciudad como Sáenz Peña, como botón de muestra, es suficiente para graficar lo que pasa en el interior del Chaco. 

DIBUJ.jpg

Son pocos los que acceden a puestos de trabajo, y el principal demandante de mano de obra como es el comercio, ve que las ventas han caído y bajo la fuerte presión del propio Estado impuestos, altas tasas para créditos bancarios, alto costo laboral y obligaciones previsionales—no pueden generar más vacantes.

Entonces, el circulo se va cerrando y expulsando gente que no encuentra trabajo y bajo la mentira de la seguridad social, las asignaciones, becas y otros beneficios, se fomenta este “status quo” de una franja que podría ser laboralmente activa.

Así, entonces, se aplaude al político que le asegura continuidad de “beneficios” que son pan para hoy, hambre para mañana, y no se atreven a innovar, a cambiar, a volver a las fuentes de que el pan se ganaba con el sudor de la frente.

Hay culpas compartidas en todo esto, tanto de la clase política a la cual le encanta esta suerte de “esclavitud”, y de la propia sociedad que más allá de aceptar las prebendas, no debe torcer el rumbo de su pensamiento ni mucho menos del voto.

Y del Estado, que debe garantizar Educación, Salud, Trabajo, Seguridad, en un país que le dá de comer al mundo a partir de su producción primaria, pero que cada dia tiene más chicos pobres que concurren a los comedores infantiles.

De una buena vez, tendremos que entender que no es ocultando la realidad que las cosas cambiarán. Por lo contrario, la ingresa en la agonía y la condena al fracaso absoluto. Contra ello habrá que luchar.

El motor

Si el motor del empleo, como es la construcción, se ve afectado por la falta de reactivación de la economía, el comercio y los servicios que sienten el peso de la crisis, entonces se mira al Estado como único generador de beneficios económicos, en un confuso marco de situación.

Confuso porque no se entiende por qué razón o porque se ha cambiado el orden de prioridades que, la venta de algunos alimentos indispensables retroceden en las ventas y crecen las de equipos de teléfonos celulares de media y alta gama.

Es tan alto el ahogo impositivo y previsional “que ya no sabemos que hacer por mantener el pequeño plantel de empleados que tenemos, y no queremos achicarnos pero la situación nos empuja eso”, comento un reconocido comerciante del rubro tiendas de esta ciudad.

Y si algo faltaba, es la constante amenaza de juicios laborales a los que se ven sometidos los comerciantes y hasta casas de familia, como una piedra más en el zapato.

Las Pymes, merecen un toque de atención de parte de los legisladores nacionales chaqueños y de los precandidatos, sobre todo los que tienen el mismo color político que el presidente Mauricio Macri.

Política: el PJ en busca de la unidad

El justicialismo saenzpeñense se reunió ayer en ATSA, convocados por el gobernador Domingo Peppo. La idea, fue hablar de dos desafíos: uno el que se viene para las próximas elecciones legislativas para diputados provinciales, con un fuerte llamado a la unidad y en la búsqueda de consensos para pelear los votos a la dupla que Sáenz Peña hicieron Carim Peche y Bruno Cipolini.

El segundo objetivo, es trazar línea fina para lo que se viene de cara al 2019 con elecciones municipales en las que Sáenz Peña, juega un rol preponderante y que registra como el ultimo intendente justicialista a Juan Carlos Diaz en el periodo 1989-1991.

Es decir que hace 26 años que el pueblo de Sáenz Peña votó a otras opciones electorales y relegando al peronismo a ser oposición local. Peppo, acompañado de Horacio Rey y de otros funcionarios y legisladores, bajaron línea a la dirigencia saenzpeñense para que dejen de lado las rispideces, y se pongan a trabajar para la lista del Frente Chaco Merece Más en la cual la empresaria local Liliana Spoljaric está en segundo lugar de la lista de candidatos a legisladores provinciales.

Por la CGT

Un grupo de dirigentes de distintas agrupaciones sindicales avanzan en el objetivo de reflotar y normalizar la seccional Sáenz Peña de la Confederación General del Trabajo y para ello trabajan en distintos frentes manteniendo contactos con referentes de todo el arco gremial, ya que según manifestaron la intención es “recuperar el espacio perdido y devolver el protagonismo a una de las columnas principales de la sociedad como el movimiento obrero”.

En la noche del jueves, Hugo Aguado, secretario general del Centro de Empleados de Comercio ofició de anfitrión en la sede central de los mercantiles y asado mediante, fueron analizando junto a otros dirigentes del sector sindical la actualidad y el rol de la dirigencia local en la situación de los trabajadores.

Del cónclave participaron además René Elizondo (Madereros), Rafael Vallejos y Atilio Avalos (Municipales), Osmar Ramos (Sanidad), Miguel Rojas (Panaderos) y otros dirigentes.

La idea es normalizar la central obrera a nivel local ya que desde la década de los 90 cuando estaban a frente Armando Bernardis y posteriormente el  bancario Omar González (fallecido) “el movimiento obrero no se encuentra organizado en la ciudad.