Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/153504
Robo de U$S 9.000.000 a firma de caudales en Paraguay

Apresaron en Ituzaingó al financista de la banda narco que asaltó a Prosegur

CORRIENTES (Por Marcelo Burchiski. NORTE Corrientes) - La Gendarmería Nacional Argentina detuvo ayer en Ituzaingó a uno de los financistas del Primer Comando Capital, organización narcocriminal que en abril se atribuyó el ataque a una empresa de caudales de Ciudad del Este de donde sustrajeron una suma cercana a los US$9.000.000.

Se trata de Néstor Palma, de 43 años, quien está imputado en la causa de la Justicia Nacional del Paraguay acusado de haber asesinado a un efectivo de la Policía Nacional de ese país, y de la planificación del asalto en el que unos 30 hombres atacaron con explosivos la entidad financiera internacional de la ciudad fronteriza del norte paraguayo. 

robo.jpgNéstor Ariel Palma había sido encausado en Paraguay por supuestas operaciones de lavado de activos en una concesionaria.

El operativo en el que apresaron a Palma fue concretado por efectivos de los escuadrones 47 y 50 de la Gendarmería Nacional, tras un trabajo de inteligencia de las unidades que operan en Misiones y Corrientes. La fuerza de seguridad había recibido una comunicación de la Policía Nacional del Paraguay en el que se solicitaba la colaboración para atraparlo después que se detectó que el ciudadano argentino, naturalizado paraguayo, sindicado como un integrante de segunda línea de la megabanda que atacó la financiera hace dos meses, había abandonado ese país e ingresó a la Argentina.

La aprehensión se llevó a cabo cuando Palma intentaba alojarse en una hostería de Ituzaingó, desde donde planificaba ocultarse al saberse perseguido. Había llegado allí luego de haber estado oculto en la zona. Según trascendió, permaneció en territorio argentino desde mediados de abril cuando ingresó en forma clandestina para viajar a la provincia de Buenos Aires.

Durante las primeras semanas de mayo, Palma habría estado en la provincia de Buenos Aires, donde los grupos de inteligencia de la Gendarmería lo detectaron, pero aguardaron a que se presenten las condiciones propicias para atraparlo. Existía la sospecha que había otra célula de la banda internacional que podría contactarse con el prófugo.

En ese contexto, el sospechoso emprendió viaje hacia el Nordeste argentino en un periplo que culminó en la ciudad de Posadas, Misiones, donde permaneció oculto en un barrio periférico.

Durante los últimos días de mayo circuló la información de que había salido con destino a Corrientes, con la clara intención de permanecer en una zona poco poblada, para planificar su vuelta a tierra guaraní. En esos días todas las fuerzas de seguridad de la provincia fueron alertadas de su presencia en la provincia, por lo que se intensificaron los controles en las vías de tránsito terrestre.

Operativo en una hostería

La operación tuvo su tramo final a partir del 13 de junio cuando los pesquisas confirmaron que el fugitivo se había desplazado a territorio correntino. Durante la mañana de ayer los efectivos que prestan servicios en los Escuadrones 47 de Ituzaingó y 50 de Posadas fueron informados por los equipos de inteligencia de la Ciudad de Buenos Aires que Néstor Ariel Palma había ingresado a territorio correntino y que se dirigía hacia un hospedaje de la localidad de Ituzaingó.

Eran las 11 cuando los gendarmes cercaron el predio de una hostería ubicada en la esquina de las calles Tranquera y Buenos Aires de la localidad distante a 210 kilómetros al norte de la capital correntina.

“Entró en la hostería con una valija y pidió un lugar para alojarse, dijo que tenía un amigo alojado en el lugar”, contó un testigo. 

robo2.jpgEl ataque a la firma fue con explosivos y armas largas ocurrido durante abril pasado.

Alertan desde la vecina orilla

La investigación para dar con el paradero de Néstor Airel Palma se activó en nuestro país cuando las autoridades de Paraguay alertaron que había cruzado la frontera, “evitando dolosamente los controles migratorios existentes”.

En el pedido de colaboración internacional, la Jefatura del Grupo Integrado de Investigación de la Policía Nacional del Paraguay informó que el evadido es sindicado como uno de los principales integrantes del grupo criminal que atacó la entidad financiera en Ciudad del Este el pasado 24 de abril, cuando al menos 30 individuos asediaron con granadas, bazucas y metrallas el edificio donde una firma de caudales guardaba el dinero de sus clientes.

Aclaraban que urgía su detención porque “es una pieza clave para la prosecución de la investigación sobre homicidio y robo agravado por la muerte de un agente policial y posterior robo de la empresa de caudales Prosegur SA Paraguay”.

Los datos que lo relacionaron con el hecho habían sido obtenidos por cruces de llamadas y por evidencia obtenida en un allanamiento a una vivienda en la que residía en Ciudad del Este. En consecuencia, quedó comprobado que había puesto a disposición del Primer Comando Capital una suma de dinero millonaria para concretar el golpe en el que sustrajeron aproximadamente nueve millones de dólares de la sucursal paraguaya de la multinacional.

Según el Ministerio de Seguridad de la Nación en los últimos años había trabajado como mano derecha de Jarvis Chinenes Pavaõ, conocido como “El Barón de la droga”, narcotraficante brasileño que operaba en Paraguay y Brasil.