Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/152162

Valioso compromiso en la prevención de adicciones

Distintos indicadores confirman que los problemas relacionados con el consumo de drogas en niños y jóvenes son una lamentable realidad en nuestra sociedad; y por eso todas las acciones de prevención serán siempre bienvenidas ya que este tipo de respuestas son las más apropiadas para abordar una cuestión tan compleja, como son las adicciones, en esta etapa de la vida de las personas.

En ese sentido, merece destacarse el Cuarto Seminario sobre Prevención de Adicciones que, a instancias del Arzobispado de Resistencia, se llevó a cabo ayer en el salón de la Reforma de la Facultad de Ingeniería de la UNNE, en el Campus Resistencia, y que contó con la disertación del doctor Raúl Cayre, destacado especialista en la temática. Esta capacitación estuvo destinada a docentes y al personal de escuelas secundarias, pero contó también con la participación de representantes de organizaciones que trabajan en la prevención de las adicciones. Debe resaltarse, por otra parte, que el encuentro se enmarcó en las políticas de responsabilidad social que lleva adelante la Universidad Nacional del Nordeste y que en esta oportunidad se resumió en el lema “Hacia un compromiso compartido en la Prevención de Adicciones”, que sintetiza muy bien el espíritu del programa del Arzobispado de Resistencia, que está a cargo del doctor César H. Dellamea.

Es que, en rigor, se trata de una problemática que necesariamente debe ser abordada en forma colaborativa por distintas instituciones y sectores de la comunidad y por ese motivo debe admitirse que la decisión de trabajar este tema con directivos, docentes y personal de los colegios secundarios fue un gran acierto porque la escuela, junto con la familia, son los mejores ámbitos donde la prevención brinda sus mejores frutos. Por otra parte, son cada vez más los especialistas que aconsejan adoptar medidas de prevención en las edades más tempranas, ya que advierten que es en alrededor de los 13 años cuando se producen las primeras experimentaciones con drogas de fácil acceso como el tabaco, el alcohol y también el paco y la marihuana, aunque se han presentados casos en niños de hasta 8 años que son víctimas de estos flagelos. Un dato a tener muy en cuenta es el revelado por el doctor Dellamea que advirtió que en la actualidad uno de los problemas más serios son las llamadas drogas de diseño, que son producidas en laboratorios, y confirmó que en el Chaco se presentaron casos relacionados con estos estupefacientes con consecuencias muy graves. Según las estadísticas oficiales, el segundo factor de riesgo de muerte en los adolescentes de 15 a 19 años lo constituyen las drogas, de manera que en este preocupante escenario, es importante que se repitan este tipo de encuentros de Prevención de Adicciones que en esta oportunidad se concretó gracias al esfuerzo compartido del Arzobispado de Resistencia y la UNNE. Como se dijo, el espacio escolar y el entorno familiar son los mejores ámbitos para actuar de manera anticipada a la conducta de consumo, promoviendo y alentando una serie de hábitos saludables entre los chicos.

Tanto o más importante es el compromiso que puedan asumir, en forma colaborativa, los padres, docentes, directivos, el personal administrativo de las escuelas y los propios alumnos para tejer una red de contención que sirva para hacer frente al grave problema de la adicción al consumo de drogas en edades tempranas. A su vez, la ciudadanía chaqueña, en su conjunto, debe tomar conciencia de los efectos que produce el empleo de estas sustancias que son altamente nocivas para la salud en niños y adolescentes, así como las enormes repercusiones que tiene en el seno de la sociedad el inicio temprano en las adicciones.