Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/152158
A días del comienzo del juicio por tentativa de femicidio

Luciana Romero: “La condena que le den a Cazal me servirá para ver a donde me escapo”

Un caso emblemático en el Chaco el de Luciana Romero, sobreviviente a 14 puñaladas, que después de ser ventilado por NORTE, llegó al prestigioso programa televisivo Cámara del Crimen. Faltan menos de tres semanas para su expareja Germán Cazal Ortiz comience a ser juzgado por tentativa de femicidio y cinco cargos más.

En medio de la expectativa del debate oral y público que se desarrollará en la Cámara Primera de Resistencia, la víctima, dice que si su agresor es condenado ese tiempo lo usará para organizar su escape a otro lugar porque cuando salga en libertad, “me buscará para matarme”.

LUCIANA.jpg copyLuciana Romero, su caso repercutió en todo el país. Sobrevivió a 14 puñaladas.  

Así, Luciana afronta la etapa más dura de su vida y tiene decidido -según dice- no quedarse en el Chaco: “Igual será bueno que pase el juicio para saber qué tiempo tengo, antes de que salga a buscarme él”, dijo sobre la persona con la que convivió nueve años y tiene una hija. Luciana, dijo que sus días los pasa “nerviosa, esperando que es lo que pasará, y aguardo que una vez que lo condenen veré que hago”, dijo a NORTE, la mujer que se repuso a un feroz ataque de su expareja. Pero sigue con temor: “Creo que él de acá a diez años, va a salir, y me buscará de nuevo, entonces pienso que lo que voy a conseguir es tiempo para resolver a donde me escapo”.

El intento de femicidio se produjo el 1º de julio de 2016, y en estas páginas se difundió el tremendo suceso, después se diseminó en todos los medios nacionales y hasta Luciana y su abogado, fueron invitados al programa Cámara del Crimen que se emite por TN.

“Queremos una condena justa”

El abogado querellante Pablo Vianello ha tenido por delante un complejo caso que investigó el fiscal Héctor Valdivia. En NORTE se expresó conforme con la etapa de instrucción y espera el arranque del juicio para el 5 de junio a las 9 en la Cámara Primera en lo Criminal, en avenida San Martín 66. “Estamos tranquilos porque sabemos de la fecha del comienzo del juicio, pero más allá de una prisión preventiva que se fijó a Cazal, teníamos incertidumbre porque la tranquilidad de Luciana pasa por saber que la historia se cierre y como querellante queremos una condena lo más justa posible”.

Las acusaciones

Vianello recordó que el remisero tendrá que responder ante el tribunal presidido por Glenda Vidarte, por los delitos de “supuesto homicidio calificado en grado de tentativa”, tres causas por “amenazas”, que incluyen a los padres y amigos de la víctima y “lesiones”, en perjuicio de su exmujer. “Hay un cúmulo de cuestiones que fueron de menor a mayor que termina con las 14 puñaladas a Luciana, que no murió porque a Cazal se le rompió el cuchillo”. 

VIANELLO1.jpg copyEl abogado Pablo Vianello se expresó conforme con la investigación. Pide una dura condena, a días del comienzo del juicio.

Luego insistió: “La etapa de instrucción fue impecable en base a todos los testimonios, pruebas que se pudieron colectar, todos los delitos en concurso real y consideramos que habrá una dura pena, según entendemos”. “Creo que el piso para la condena debe ser de 25 años, pero a medida que avanzamos nos damos cuenta que podría ampliarse”, remarcó el abogado de la superviviente.

Un caso emblemático

Por otro lado, entiende que el caso Romero “es emblemático para lo que se refiere a violencia de género, lastimosamente emblemático, pero todo pasó porque el primer paso del sistema de justicia falló”, se refirió al ataque que consumó Cazal, pese a todas las denuncias radicadas por Luciana que no logró obtener el botón antipánico, ya que horas antes su expareja la apuñaló, cuando iba con su padre en auto y fue embestido por el acusado con el remis que tenía a su cargo. La tremenda escena ocurrió en cercanías al hospital Julio C. Perrando, y el crimen no se cometió porque Agustín, padre de la joven de 27 años, luchó contra el agresor. Y también porque los peatones lo redujeron.

Vianello aboga para que las mujeres sean escuchadas en las comisarías y lugares donde acuden a radicar denuncias. “Luciana tenía cinco denuncias previas al hecho, y Cazal tenía pedido de captura y el expediente estaba literalmente en un cajón, él andaba manejando un remis y Luciana debía esconderse”.

Hizo el reconocimiento a la fiscal de investigaciones Daniela Meiriño, porque fue “la que tomó en serio la cuestión de Luciana y la que ordenó la entrega del botón” y después el caso se encaminó con la detención del hombre que en 17 días estará en el banquillo.