Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/151975

Brasil se quedó con el oro en el Circuito Sudamericano de beach vóley

La dupla brasileña conformada por Rebecca y Ana Patricia triunfó por set 2 a 0 ante las “guerreras” Ana Gallay y Georgina Klug, quienes tuvieron una destacada participación. En tanto, la dupla paraguaya integrada por Gabriela Filippo y Erika Mongelos, se quedaron con el tercer puesto.

Un importante público acompañó en el Polideportivo Jaime Zapata de Resistencia el clásico y la gran final del Circuito Sudamericano de beach vóley que se desarrolló durante el viernes, sábado y domingo. 

Los seguidores del vóley siguieron punto a punto el clásico entre Argentina y Brasil, cuyo partido quedó en manos del equipo carioca. Las “guerreras” tuvieron un gran desempeño en el certamen ya que al igual que sus rivales llegaron invictas a la final. Después de perder el primer set no pudieron reponerse en el segundo y terminaron cayendo por 22-20. Sin embargo, esto no le impedirá a la dupla argentina asegurarse un lugar en el Mundial de Austria.

beach.jpg
Gentileza: Rochy De Paoli.
beach4.jpg
Gentileza: Rochy De Paoli.
beach3.jpg
Gentileza: Rochy De Paoli.
beach2.jpg
Gentileza: Rochy De Paoli.

Luego llegó el turno de las premiaciones. Con la medalla de bronce se quedó la dupla paraguaya integrada por Gabriela Filippo y Erika Mongelos, jóvenes promesas del vóley de playa sudamericano. La medalla de oro se quedó en manos de la dupla brasileña conformada por Rebecca y Ana Patricia. La de plata fue para el equipo argentino integrado por Ana Gallay y Georgina Klug mientras que la medalla de bronce fue para el equipo de Paraguay, conformado por Gabriela Filippo y Erika Mongelos, jóvenes promesas del vóley de playa sudamericano

El certamen contó con entrada libre y gratuita y fue organizado por la Federación Argentina de Vóleibol (FeVA) conjuntamente con su par de Chaco (Fechavo) y el Gobierno de la provincia a través del Instituto del Deporte Chaqueño (IDCh).

El esfuerzo de más de 80 personas dependiente del equipo del IDCh que trabajaron para acondicionar la cancha debido a las intensas lluvias que azotaron la ciudad hizo posible que el certamen fuera calificado como un éxito por parte de los medios nacionales que transmitieron las semifinales y la gran final.