Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/150797
Miguel Angel Fernández
Por: Miguel Angel Fernández

El viento fresco de la Pascua debe influir en el conflicto político que afecta la gobernabilidad chaqueña

Estas líneas se redactaron antes del conocimiento de las presentaciones formales ante el Tribunal Electoral de las candidaturas de los frentes que competirán primero en las primarias del 4 de junio y en la elección de los 16 diputados provinciales que se renuevan con mandato por cuatro años. No obstante, estaba reafirmada la decisión del gobernador como presidente del PJ de que la propuesta sea, fundamentalmente, expresión de la primera mitad de su gestión que será sometida a un plebiscito por parte de la ciudadanía chaqueña con proyecciones para el gran año electoral que será 2019 en el plano provincial y nacional. (Es probable que ajustes de última hora no ratifiquen todas las determinaciones que maduraban al comenzar la tarde y a las que nos referiremos).

La propuesta oficial

El oficialismo optó por promover a integrantes del gabinete como los ministros y una secretaria. Gustavo Ferrer, titular de Industria, fue una sorpresa, Liliana Spoljaric responde a la presencia de Sáenz Peña y a su intensa y ardua labor como secretaria de Empleo y, como una sorpresa política mayor, el retorno a la Legislatura del ministro de Gobierno y presidente del Nepar, Juan J. Bergia, fue una de las decisiones más pensadas de Peppo. Ojo, que si se trata de un hombre clave que se mueve en todo el frente político, en las buenas y en las malas, que retorne al recinto que ya presidió entre 2007 y 2009, revela una operación ambiciosa, sin desvalorizar a quien postulaba Bergia para una banca, al joven abogado Mirko Nicolich de Villa Ángela, vocal de Vivienda y que estaría para responsabilidades mayores. La incorporación de Juan M. Pedrini al cabo de su actual mandato como diputado nacional también apunta a una representación política más fuerte, en tanto las de Nadia García, que responde al equipo más próximo al gobernador y Enrique Paredes, que tiene el respaldo de las 62 Organizaciones pertenecen a la misma estrategia, en tanto Andrea Charole llegará desde la presidencia del Instituto del Aborigen donde la ley no permite su reelección antes de fin de año. Existen otros detalles y matices completando la cobertura de las diez bancas que arriesga el oficialismo y que, obviamente, confía en retener en comicios que no habilitan el exitismo de nadie.

Dibujo Miguel.jpg

Ningún intendente será candidato y el propio ejemplo de Capitanich lo dice todo: se dejó el armado en manos de la conducción de Peppo y no lo apremiaron con exigencias de nombres irreemplazables en las ambiciones de siempre.

El armado de Cambiemos

La alianza compuesta por la UCR, el PRO y otros partidos reflejó la puja de espacios entre las líneas internas del radicalismo, pero Convergencia Social retuvo la lapicera de Rozas (probablemente en el exterior) y el primer lugar para la reelección del presidente del bloque, Carim Peche, fue inamovible para el forcejeo, sobre todo con Aída Ayala, que exhibiendo alguna encuesta pedía que Leandro Zdero encabezara la lista pero el delegado de la Anses quedó segundo y en el tercer lugar apareció la sorpresa de Susana Batalla, de Barranqueras, apoyada por Alicia Azula (Somos Parte). Convergencia puso un candidato apuntalado por Rozas y muy activo, el exconcejal Alejandro Aradas, en el quinto lugar Roy Nikisch buscará otros cuatro años en la banca, el sexto queda para la exdiputada Carmen Brito del sector de Ayala, el séptimo para la reelección de Mariana Salom de Villa Ángela y el octavo se reservaba para el PRO, aunque con problemas internos y, en especial, una prima de la esposa de Macri haciéndole sombra a la conducción del diputado Obeid. Si se le asignaba el noveno lugar para Alicia Terada, adlátere de Elisa Carrió, se comentaba que desde la Coalición Cívica-ARI ella espera la movida de la ronda nacional para buscar una reelección junto a la virtual nominación que ya acredita Aída Ayala.

¿Qué fuerza tiene la pascua?

Estos hombres y estas damas a los que su vocación política encomienda una representación institucional que debe ejercerse con suma responsabilidad, juran todos por la constitución y se invoca también a los santos evangelios. La cristiandad chaqueña, en los cuadros católicos mayoritarios y en todas las numerosas iglesias evangélicas, celebró anoche el advenimiento de una nueva pascua, que reconoce un episodio histórico que cambió el rumbo de la humanidad desde hace más de dos mil años.

Esa pascua renueva su fuerza transformadora y llama a remover las piedras de un país con graves complicaciones sociales, como aquellas del santo sepulcro abiertas por la resurrección. Abrir horizontes de esperanza para el empoderamiento político implica en esta coyuntura bregar por contener las divisiones que se profundizan, los enfrentamientos que se renuevan motorizados por el descontento de la recesión y del vigor inflacionario que no cede y advertir que rectificar el rumbo es una oportunidad peticionada, sin que nadie pretenda tirar un bombazo institucional como el de Donald Trump en Afganistán que mantiene al mundo en vilo.

¿Cómo intercambiar saludos y aspiraciones de esta renovada Pascua si solo nos quedamos en el gesto, en la gentileza, sin asumir riesgos de participación cuando esta provincia navega a la deriva de su carencia presupuestaria y ha lanzado un SOS de financiamiento del déficit de arrastre, surgido del alto costo de las canillas nacionales cerradas del 2016, que si no se logra estabilizar el equilibrio fiscal tendrá que soportar un efecto multiplicador recesivo, cuyo impacto puede erosionar la convivencia entre todos los chaqueños? La polémica sobre ese escollo instalado en la Legislatura está agotada como si para los campeones de una intransigencia caprichosa la paz social de esta provincia no importara, perseverando en los intereses contrapuestos, con ejercicio de una mala memoria donde nadie es culpable de nada y la responsabilidad fiscal atañe solo al ministro de Economía de turno.

Bajo el imperio de una gran incertidumbre, seguir echando leña al fuego puede terminar siendo riesgoso si desde las estructuras básicas del Estado (Ejecutivo, Judicial y la propia Legislatura) las representaciones institucionales y las voces sindicales, hartas de argumentos que desconocen la realidad del agravamiento de todos los frentes sociales del país, salen a querellar sin medias tintas a los irreductibles especuladores con días peores para sacar alguna tajada de votos.

Los partidos políticos han perdido la calle hace mucho tiempo y no podrán contener manifestaciones adversas, mientras no se comprometan, por ejemplo, a interpretar la cabal realidad de esta provincia, con sus fortalezas y sus debilidades, en un contexto donde acechan el éxodo del interior hacia la capital, la inseguridad, el avance de las adicciones a las drogas, la crisis educativa y el desguace de las familias que es, a la postre, la peor de las derrotas desgarradoras de este tiempo.

La gran piedra a remover es la dimensión del Estado, cuya gravitación es providencial para enormes sectores y paga casi 1.900 millones de pesos mensuales solamente en sueldos de activos y pasivos.

El endeudamiento nacional es enorme para hacer frente a un déficit fiscal del que hablarán el martes el presidente, con su estilo, y todos los gobernadores con la mochila de necesidades del país real, de ese escenario donde a la gente desvela que cada día sea más complicado subsistir y a nadie obsesiona competir a capa y espada por los espacios de poder. Por ambiciones, por privilegios y hasta por ostentaciones de prosperidad sin pudor, donde no hay compromiso de Pascua que valga ni lo detenga.

Escucharon a Capitanich en Entre Ríos y Buenos Aires

Jorge Capitanich aceptó invitaciones para retomar su militancia en actos partidarios justicialistas en Entre Ríos y Buenos Aires, dos provincias gravitantes. Se lo escuchó en Gualeguaychú donde el intendente de Resistencia resaltó un trípode de “militancia, convicción y compromiso”. En Avellaneda estuvo después afirmando, entre otras cosas, “vamos a volver a estar al frente del Estado argentino para administrar los recursos en favor de las grandes mayorías.” Otro capítulo de su gira lo llevó a Florencio Varela con este resumen: “Junto a compañeros militantes de esa gran zona bonaerense repasamos los derechos sociales, económicos y políticos adquiridos en estos últimos doce años. Hay un intenso nivel de militancia política que está en contra de este proyecto liderado por Macri y que quiere unir sus voluntades para poner el freno y ganar de un modo contundente las elecciones de este 2017. Necesitamos la unidad de la oposición política, construir con solidaridad un proyecto que permita ganarle las elecciones legislativas al macrismo y construir una nueva alternativa, para que el año 2019 nos encuentre sólidos y organizados. Vamos a volver, mejores”.

Se postergaría de nuevo el acto en La Fidelidad

El gobernador Peppo confirmará en su incursión del martes por la Casa Rosada, ante una convocatoria presidencial sobre el gasto público, si se mantiene en pie el interés del presidente Macri de asistir al acto de transferencia de la expropiada estancia “La Fidelidad” por parte de la provincia del Chaco a la administración de Parques Nacionales. El acto del miércoles 19 podría postergarse también por las lluvias que afectaron a los caminos de acceso al esperado y relevante parque nacional “El Impenetrable”. De esa confirmación dependerá la presencia del ministro Bergman, de directores de Parques y otras autoridades.

¿Reproche de Aída Ayala al frente Chaco Merece Más?

Hubo mucha gente, demasiada, interesada en fotografiarse en el acto de firma entre Rogelio Frigerio y Oscar Peppo del acuerdo para construir el sistema de agua corriente de Las Breñas que debe abastecerse —como es obvio— por parte del segundo acueducto del interior, sobre el cual el gobernador hizo una intimación al Enhosa para que empiece a mover fondos hacia la UTE constructora. Pero alguien escuchó que la secretaria de Municipios, Aída Ayala, le deslizó un reproche político a Peppo, en su condición de presidente del justicialismo. Le habría dicho que lamentaba el pase al frente Chaco Merece Más del partido municipal de Jacinto Sampayo, que la venía acompañando. Al parecer, Peppo habría adjudicado el pase a coincidencias del veterano dirigente municipal con Capitanich y Gustavo Martínez, pero el mismo lo recibió después bendiciendo la incorporación.