Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Lorena Saucedo Elecciones Chaco 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/148720
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz
El sudoeste concentrará el desmote  

Con un Chaco en crisis, Santiago del Estero subió al podio del Algodón

La provincia de Santiago del Estero pasó en la presente campaña a ser, por primera vez, la principal productora de algodón del país. No obstante, la mayoría de los lotes implantados en esa provincia están vinculados a productores chaqueños que a paso firme fueron desplazándose desde lo que fue el Domo Central Agrícola: Sáenz Peña y localidades vecinas. Hoy, en ese ex domo reina el minifundio, cuestión que merece un análisis aparte.

 

NORTE RURAL estuvo en la zona de Gancedo y General Pinedo, ocasión en la que pudo recoger el testimonio de productores, acopiadores y desmotadores de la zona, que esperan mejores condiciones en los precios del textil.

En medio de una fuerte crisis del sector textil, el algodón chaqueño que cedió el podio a Santiago del Estero, enfrenta el desafío de mantener en vigencia el servicio de desmote.

aaa.jpg
El negocio algodonero hoy también suma a su valor agregado a la fibrilla para la comercialización en el mercado.

Chaco sembró 115.000 hectáreas y Santiago del Estero 140.000 hectáreas. A nivel país, la última campaña 2015 – 2016 tuvo para cosechar  400.000 hectáreas de las cuales se obtuvo como rinde final 190.000 toneladas de fibra.

EL ROL DE LA INDUSTRIA

  Es evidente que la industria, el principal consumidor de fibra argentina, debería hacer mucho para incentivar la producción. Han caído Pampero y TN&Platex y Textil Santana enfrenta serios inconvenientes, entre otras industrias del sector, como Alpargatas que viene reduciendo personal y su planta de Sáenz Peña estaría a un paso de vendérsela a otra firma.

  La siembra de algodón, en tanto, enfrentó diversas realidades según la zona de la provincia que se tome. Lo positivo, es que la humedad en el suelo ayuda al desarrollo de los lotes implantados. Y también, vale recordar, que uno de sus enemigos como cultivo, el girasol, al final y pese a las grandes expectativas, terminó su cosecha con rindes muy debajo de lo normal, por lo que hay productores que miran otra vez hacia el textil.

El terreno de la improvisación

  Entre los algodoneros de la región de Gancedo y General Pinedo, preocupa el actual parque de maquinarias para poder avanzar en la próxima cosecha en tiempo: hay datos que hablan de una notable disminución de las cosechadoras. Pero también hay datos precisos de que provincias como Santiago del Estero y Santa Fe van ganado terreno lo cual no sería lo más importante, sino que el desplazamiento de los lotes de siembra va marcando que no sólo el picudo es el problema sino que hay aristas que deben ser corregidas.

  El algodón, viene soportando diversos vaivenes no solo del clima sino también de las condiciones políticas y del mercado mundial. Es que todo aparato productivo algodonero desmantelado en la década del noventa, al borde de la quiebra -con cierre de reconocidas e históricas metalúrgicas en el ex domo central agrícola como fue Sáenz Peña-  llevó a la carencia de cosechadoras en esta provincia como en toda la región algodonera, con ventas de las mismas a Brasil y otras fueron a parar a los galpones.

  Los técnicos y empresarios de la región hablan de que hubo improvisación y la ausencia de políticas de Estado nacional para el algodón, que han permitido que, por ejemplo, el Picudo encuentre un buen cóctel para su reproducción. Pero no toda la culpa la tiene esta superplaga, sino que también hay que hablar de estadísticas, de conocimientos, de tecnología y de integración.

Los ingenieros agrónomos  piden cambiar el paradigma

  Los integrantes del Consejo Profesional de Ingenieros Agrónomos del Chaco, consideran que en la provincia se cuenta con los recursos necesarios para poder crear un mercado que llegue al resto del país. “Somos autocríticos admitiendo que  los problemas del algodón no se resolvieron en zona algodonera” señalaron.

A la par, quisieron sacar de la mesa de discusión el hecho de que el picudo  es el principal problema del algodón y pretendemos cambiar el paradigma sabiendo la diversidad de conflictos que enfrenta el sector y la cadena, pretendemos capturar mayores márgenes de rentabilidad creando estrategias e innovando en las ideas para que la cadena algodonera pueda tener mayor rentabilidad.

  Por otro lado es necesario contar con más variedad de semillas, mayor disponibilidad de semillas para  siembra con diferentes ciclos para que la variabilidad climática y  la condición genética de la semilla no nos produzca en algún momento consecuencias que resulten negativas para el rendimiento final.

Pocas cosechadoras y obsoletas

  El gran dilema entre la capacidad de siembra y de cosecha que tienen los productores de algodón en la región, con epicentro en la provincia del Chaco, vuelve a ponerse sobre el tapete a partir de un informe que da cuenta que en el país solo existen 950 cosechadoras,  y que un alto porcentaje de las mismas requieren de urgentes reparaciones.

Chaco tiene una alta capacidad de producción del textil, que puede pensarse en un gran recupero de la superficie sembrada décadas atrás, pero se puso en duda la capacidad de siembra y de cosecha.

Existen 950 cosechadoras de algodón en el país. “Es una conjugación de temas que debe ser analizado a fondo”, indicaron los productores  y técnicos consultados por NORTE RURAL.

En el 2011, se publicó un informe del Procalgon, en el marco de un plan piloto Convenio del ex Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación con el INTA, que hizo un relevamiento del parque de cosechadoras en el país. En ese entonces había 962, y en este 2016 habría 950, es decir, doce menos.

En esa ocasión, se realizó un relevamiento del número y características de equipos cosechadores de algodón (número de surcos, ancho de plataforma, modelo, capacidad de cosecha), existentes en Argentina.

La provincia del Chaco posee la mayor cantidad de cosechadoras con sistema de recolección picker (64%); le siguen Santiago del Estero (25%), Santa Fe (5%), Formosa (3%) y Salta (3%). También Chaco posee el mayor número de equipos con sistema stripper (53%); le siguen Santiago del Estero (8%), Formosa (7%), Santa Fe (6%), Entre Ríos (1%). El restante 25%, se ignora su radicación, pues la misma no fue informada.

El parque total de cosechadoras asciende a 962; 578 (60%) de ellas sistema stripper y 384 (40%) sistema picker. A pesar del ser el primero un sistema relativamente nuevo en Argentina ya se observa su predominio.