Temas de hoy: abuso sexual LAB 18 - 19 River Campeón de América Perrando Corre Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/131341
Le costó a la provincia coincidir con el Ejecutivo nacional

Cómo se comportó el Chaco en las elecciones presidenciales

Desde la vuelta de la democracia en 1983 hasta la actualidad, los presidentes electos no siempre coincidieron con los colores políticos de los gobernadores del Chaco. Hasta la reforma de la Constitución Nacional en 1994, los mandatos presidenciales duraban seis años, mientras que desde ese año se modificó a cuatro.

En 1983, la fórmula radical Raúl Alfonsín – Víctor Martínez se impuso con 7,7 millones de votos (51%), por sobre la del peronismo que proponía a Ítalo Luder y al chaqueño Deolindo Felipe Bittel como vice. Éstos cosecharon casi 6 millones de sufragios (40%).

Ese año en Chaco, y aun con un candidato autóctono en el PJ, la UCR sacó 791 mil votos (56%), sobre casi 562 mil (40%) del peronismo.

Sin embargo, en una apretada elección para gobernador, se coronaba la fórmula Florencio Tenev – Alberto Torresagasti del justicialismo con más de 156 mil votos. Terminó muy cerca la UCR con 152 mil, que proponía a Luis León y a Héctor Salom como vicegobernador.

Cuatro años después, aún seguía Alfonsín como presidente pero las urnas chaqueñas volvían a elegir los jefes del Ejecutivo provincial. Nuevamente ganó el peronismo por 14 mil votos con Danilo Baroni y Emilio Carrara, por sobre la dupla Luis León – Ángel Rozas del radicalismo.

Alfonsín e Italo Luder, en una foto de octubre de 1983. (Archivo Clarín)
Luis León fue candidato a gobernador por la UCR en 1983, pero no resultó victorioso.
En una apretada elección para gobernador, se coronaba Florencio Tenev del justicialismo con más de 156 mil votos.
 

La era menemista

Terminaba Alfonsín su mandato en 1989, en pleno ejercicio de Baroni. Carlos Menem (47%), junto a Eduardo Duhalde, se quedaban con la presidencia de la Nación al ganarle a la fórmula oficialista Eduardo Angeloz - Juan Casella (32%) por 2,5 millones de votos de diferencia.

Esa vez el Chaco optó por Menem con casi 204 mil votos (52%), mientras que la UCR se llevó 148 mil sufragios provinciales.

Carlos Menem (PJ) y Eduardo Angeloz (UCR) se enfrentaron por la presidencia en 1989. Foto: Mendozapost.

Ya con Menem en el poder, en 1991 el Chaco eligió una alternativa al bipartidismo con la llegada de Acción Chaqueña. Rolado Tauguinas y Luis Varisco se impusieron estrechamente con casi 148 mil votos. El PJ había sacado sólo 1.470 votos menos con la fórmula Jorge Morales - Julio Sotelo. Recién tercero terminó la UCR con la dupla Livio Lataza Lanteri – Luis Szabo, quienes llegaron a los 86 mil sufragios.

Rolando Tauguinas y Jorge Varisco ganaron la gobernación en 1991.
Jorge Morales (PJ), Livio Lataza Lanteri (UCR) y el dirigente de Acción Chaqueña, José Ruiz Palacios en 1991.

Con una Constitución modificada, tanto a nivel nacional como provincial, se iba a poner en marcha en las elecciones de 1995.

Carlos Menem era reelecto con casi el 50% de los votos, acompañado en la fórmula por Carlos Ruckauf. Esos 8,6 millones de sufragios se contrastaron con los casi 5,1 millones que se llevaron José Bordón - Carlos “Chacho” Álvarez del Frente País Solidario (Frepaso), de base peronista en contra de Menem. Recién llegaba tercero el radicalismo con Horacio Massaccesi, con casi 3 millones de votos y un exiguo 17%.

En esa elección, el Chaco se inclinó por Menem, con el 42% de los votos, la UCR se llevó casi un 23%, y recién tercero Frepaso sólo 50 mil votos (12%).

Ese año también sentó un antecedente electoral en Chaco. En la elecciones para gobernador, aún seguía dando sus últimos respiros de poder Acción Chaqueña.

El peronismo proponía a Florencio Tenev y Roberto Bracone; la UCR, Ángel Rozas – Miguel Pibernus; y Acción Chaqueña, José Ruiz Palacios – Elda Pértile. Como el PJ sacó 180 mil votos (43%) y el radicalismo 145 mil (35%), debían enfrentarse nuevamente en un balotaje histórico. Acción Chaqueña no tuvo la fuerza necesaria para pelear con el 20% de los votos.

En el balotaje se impuso Rozas, con 205 mil votos (50,8%), sobre los 198 mil de Tenev (49,1%).

Afiche de campaña de Bordón en 1995.
Rozas (UCR) y Tenev (PJ) en 1995.
Afiche de Carlos Menem en la campaña de 1995.
 

La alianza

El menemismo llega a su fin. En 1999 Menem, luego de dos mandatos consecutivos, se corre de la campaña de su ungido Duhalde y lo libra a la pelea de la presidencia. Lo acompañaba en la fórmula el cantante Ramón “Palito” Ortega.

En la vereda de en frente estaba la dupla Fernando De la Rúa y Carlos “Chacho” Álvarez en una alianza entre la UCR y el mencionado Frepaso.

Ganó el radical con más de 9 millones de votos (48,3%). El oficialismo se hizo de más de 7 millones (38%) pero quebró la continuidad.

Tercero quedó Domingo Cavallo de Acción por la República, que sacó casi un 10%  de los votos, aunque luego terminara en el equipo económico de electo presidente.

El Chaco en esa elección, se inclinó por De la Rúa con casi 250 mil votos (54%), sobre 175.541 (38%) del PJ y casi 23 mil (5%) del espacio de Cavallo.

Ayudó la elección gubernamental. Ángel Rozas y su vice eran reelectos con 291 mil votos (63%). El PJ chaqueño proponía por primera vez a Jorge Capitanich, secundado de Elda Pértile, pero obtuvieron sólo 165.139 sufragios (36%).

Ángel Rozas en 1999 lanzando la Ferichaco.
Menem y candidatos a presidente del 1999 en una celebración.
Duhalde, Capitanich y "Palito" Ortega en 1999.
 

La llegada del kirchnerismo

El 2003 fue un año especial para la política presidencial. Luego de la derrota de Duhalde, Menem vuelve a postularse para presidente. También Néstor Kirchner, en ese entonces gobernador de Santa Cruz.

La fórmula Carlos Menem – Juan Carlos Romero cosechó 4,7 millones de votos (24%), mientras que la de Néstor Kirchner – Daniel Scioli del Frente para la Victoria se llevó 4,3 millones (22%), lo que hacía necesario la realización del primer balotaje presidencial de la historia argentina. Finalmente Menem se bajó y a Kirchner le fue colocada la banda presidencial sin la realización del comicio.

Nuestra provincia volvió a optar por Menem con más de 172 mil votos (35%), por Kirchner sólo le confió su voto un 19% de la población chaqueña, unos 93.744.

En Chaco, la realidad fue distinta a la nacional nuevamente. Pibernus había renunciado a la vicegobernación y fue reemplazado por Roy Nikisch. Éste fue el candidato a gobernador por el radicalismo, acompañado de Eduardo Moro. El PJ volvía a proponer a Capitanich, pero esta vez secundado por Rafael González.

La UCR se hizo de 255.281 votos (53%), sobre los casi 196 mil (41%) del PJ, y Nikisch era el nuevo gobernador.

Capitanich en la votación de 2003.
Nikisch al ser electo gobernador.
Néstor Kirchner y Carlos Menem en 2003. Foto: Internet.

El 2007 significó la victoria de la continuidad del kirchnerismo. Ganó la fórmula Cristina Fernández de Kirchner – Julio Cobos con el 45% sobre la de Elisa Carrió - Rubén Giustiniani de Coalición Cívica, quienes llevaron un 23%.

El Chaco le aportó 244.723 a Cristina, y 104 mil fueron a Carrió.

La tercera fue la vencida para Capitanich, que ese año junto a Juan Carlos Bacileff Ivanoff ganaron la gobernación del Chaco por 1.176 votos a la fórmula Ángel Rozas – Carim Peche.

Capitanich en un discurso de campaña en 2007.
CFK en el lanzamiento de su candidatura en 2007.

En 2011 el kirchnerismo fue por otro mandato al poder. Cristina Fernández de Kirchner junto a Amado Boudou obtuvieron un contundente triunfo con 11,8 millones de votos (54%), sobre Hermes Binner del Frente Amplio Progresista, quienes se hicieron de 3,6 millones (16,8%).

En Chaco el FPV sacó un 65,24%.

En la disputa por la gobernación, Capitanich fue reelecto por más del 66% de los votos, sobre el 30% que supo obtener la fórmula Roy Nikisch – Juan Carlos Polini.

Daniel Scioli y CFK en 2011.

Una elección indescifrable

El año de elecciones en Chaco dejó a Domingo Peppo del oficialismo como gobernador con 55% de los votos, sobre Aída Ayala de la oposición que sacó un 42% de los votos.

En las presidenciales de este año, el Chaco le brindó poco más de un punto porcentual del 37% que sacó Daniel Scioli, candidato oficialista, en la primera vuelta.

Exactamente un 0,77% de los 34 puntos que obtuvo Mauricio Macri, postulante opositor a la presidencia eran de esta provincia.

Gran parte del Chaco ya optó por su candidato, lo que resta es ver qué deciden las grandes provincias.

Hoy se define: Scioli o Macri.