Temas de hoy: Usurpaciones Peregrinación Juvenil a Itatí Elecciones 2019 Sin transporte nocturno Cambio Climático
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/127331

¿Un Windows a prueba de piratas?

El título es contradictorio, si algo hizo famoso al sistema operativo más utilizado en el mundo es su relativa ‘facilidad’ para ser hackeado lo que compromete la seguridad de todo lo que se haga en la computadora que lo utiliza, sobre todo a nivel corporativo.

Por Ricardo Ambrosig

Desde inofensivos mails a verdaderos ataques profesionales hechos mediante sofisticadas técnicas, Windows nunca fue la primera opción para su uso en sistemas gubernamentales ante la sospecha (casi una certeza) de que tenía más de una puerta trasera por donde un espía que supiese lo que buscaba podía acceder sin ser notado.

Si bien Windows es un sistema operativo vulnerable no hay que temer ni caer presa de la paranoia. Los hackers del Siglo XXI buscan datos industriales millonarios antes que la caja de ahorro de alguien.

No existe nada que no pueda ser hackeado de un modo u otro, y mucho menos una versión de Windows, pero eso es exactamente lo que está predicando la compañía israelí Morphisec. Semejante declaración implica tener acceso al código fuente, lo que a su vez hace sospechar de una intervención gubernamental.

Microsoft entregó su código fuente a algunos gobiernos ‘amigos’ para que se ocupen con seguridad de controlar lo que sucede con sus sistemas pero bajo riguroso secreto de Estado.

Cuando algún ‘experto’ en seguridad informática sale a hablar sobre un producto o un proyecto que será ‘imposible de hackear’, la comunidad sonríe.

El experto de turno es Dudu Mimran, cofundador de la compañía israelí Morphisec. Mimran es además CTO (abreviatura en inglés de director de tecnología, chief technology officer) en los laboratorios de innovación de Deutsche Telekom en Israel. También es CSO (chief sustainability officer, antiguo director de responsabilidad social corporativa) del Centro de Investigación de Ciberseguridad en la Universidad Ben-Gurion, por lo que sus credenciales parecen estar en orden.

El blog de Dudu Mimram cofundador de la compañía israelí Morphisec que anunció la producción de un Windows imposible de hackear.

Lo que sorprende es que Mimran haya anunciado el desarrollo de una versión muchísimo más segura de las que circulan hoy en el mercado. Se supone (y es una gran suposición) que por cuestiones de seguridad nacional, algunos gobiernos tienen acceso al código fuente, un privilegio que les permite comprobar la ausencia de puertas traseras.

El proyecto comenzó en la Universidad Ben-Gurion con el objetivo de crear una variante de Windows apta para uso militar, pero los responsables llegaron a la conclusión de que existe un potencial comercial enorme.

Morphisec ya recibió 1.5 millones de dólares provenientes de un fondo de inversión, lo que debería ser suficiente para sacar a este build del laboratorio y convertirlo en una plataforma estable.

Por ahora, Microsoft no hizo ningún comentario al respecto, pero en los foros de expertos se dice que solo es un globo inflado para lograr vender la modificación a cuanta más gente se pueda.

Por ahora no hay sistema operativo ciento por ciento seguro en tanto las máquinas estén conectadas y dependan de redes e Internet y sigue estando vigente aquel dicho de comienzos de los 90, “la única máquina segura es la máquina apagada”.