Temas de hoy: Presupuesto 2020 Donald Trump Lionel Messi gabinete provincial Caso Lorena Romero
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/120965

Agua, ese tesoro: para paliar la escasez, más innovación

La innovación y el análisis de datos pueden ser las llaves para paliar la escasez de agua que sufrirá el planeta en los próximos años. Más todavía: serán la herramienta para acelerar la cobertura mundial de saneamiento y la lucha contra la pobreza. 

Por Laura Rocha

Plataformas digitales con información certera sobre acceso al agua, nuevos métodos para sanear agua contaminada y cooperación entre los sectores sociales son algunos de los mecanismos que pueden permitir encontrar las soluciones.

En la Argentina es necesario poner manos a la obra: hay cinco millones de personas que no tienen acceso al agua segura, a lo que se le suma otro millón que debe caminar por lo menos 10 kilómetros para conseguirla.

Éstas son las principales conclusiones que dejó la cuarta edición del Congreso Mundial del Agua, que se hizo en Villa Mercedes. “La innovación es muy importante, pero necesitamos algo más: la convergencia entre la innovación tecnológica y social, no hacerla sólo para aquellos que pueden pagarla”, explica apasionadamente Alfredo Zolezzi Garretón, un diseñador industrial chileno.

El Congreso Mundial del Agua se realizó del 20 al 22 de marzo en Villa Mercedes, San Luis.

 

Zolezzi Garretón inventó un método para potabilizar agua contaminada convirtiéndola en plasma, el cuarto estado de la materia. “Toda la capacidad que se utilizó para llevar al hombre a la Luna hoy está 120 veces en un iPhone. ¿Cómo es posible que no hayamos crecido de igual manera para resolver problemas sociales?”, se pregunta este inventor que no vende la patente de su invento porque quiere que se le garantice la producción a escala para que cada familia que lo necesita cuente con su propio equipo potabilizador.

Zolezzi conduce el Centro de Innovación Avanzada en Viña del Mar, formado con tecnología que era de la Nasa y que el gobierno de Estados Unidos. le cedió. Zolezzi se propuso hacer un centro avanzado de innovación dedicado a buscar solución a los problemas humanitarios.

l Plasma Water Sanitation System es uno de los inventos. Es un tubo de vidrio conectado a unos electrodos que adentro tiene otro tubo más pequeño por el cual pasa el agua contaminada. Cuando lo prenden, el tubo se pone de un color violeta intenso, el agua se acelera a gran velocidad, produce un vacío y una descarga eléctrica hace que el líquido se convierta en plasma, y en él mueren al instante todas las bacterias y virus, antes de salir otra vez como agua del tubo.

La iniciativa, impulsada por la Fundación Avina, puede purificar 35 litros de agua en unos minutos, pero Zolezzi necesita que le aseguren que los más pobres podrán acceder a ella. Aunque hay algunos prototipos funcionando en Chile, el inventor pretende que este purificador se fabrique a escala y que cada casa que lo necesite tenga uno. Según los cálculos, cuando se consiga el precio de esta tecnología podría rondar los 160 dólares.

Con la mirada puesta en el saneamiento y en las precarias condiciones de vida de las personas con menores recursos, se unieron tres oenegés: Fundación Energizar, Práctica Sustentable y Manos Sustentables, convocados por el estudio de arquitectura Intile-Rogers, para generar lo que llaman ‘plug-ins sociales’: módulos que se anexan a las casillas de Un Techo para agregar servicios, siempre con la intención de usar y difundir el uso de energías renovables.

Milo Lockett intervino el logo del encuentro de este año y la obra fue donada a la Municipalidad de Villa Mercedes.

Las casas que construye Un Techo son un monoambiente y no incluyen baño. Aquí se mostró una posibilidad para obtener la ducha. Tiene un colector solar en el techo que permite calentar unos 60 litros de agua a 45 grados, lo que posibilita que se pueda bañar una persona sin necesidad de tener conexiones de electricidad ni gas envasado.

Mediante el uso de este colector se pueden lograr entre una y tres descargas diarias dependiendo de la estación del año, la temperatura y la nubosidad de ese día. El emprendimiento también busca patrocinadores y donaciones de material para reciclar.

Por caso, para el colector solar usan varios rollos de cinta de teflón, 140 botellas de soda de dos litros y de gaseosa de litro y medio, varios metros de caños, mangueras y conexiones, papel de aluminio, telgopor, pintura negra, aislantes térmicos y tanques de agua de 60 litros o más. “Lo más importante de destacar es que hay cuatro actores que se unieron en busca de una solución. Que con la acción y la colaboración, es posible”, dijo Andrés Rogers, del estudio de arquitectura que presentó su propuesta en el congreso.

La falta de conexión a agua segura y el saneamiento es una realidad que incluso el último censo reveló en el país. Sin embargo, no hay una geolocalización de estos problemas. Ni siquiera se conoce si se trata de escuelas, hospitales o comunidades enteras.

Así nació el Mapa del Agua (mapadelagua.org). “Ahora, por medio de esta herramienta virtual, se podrá relevar y sistematizar la condición de las comunidades que se encuentran en situación de vulnerabilidad hídrica. Con esta plataforma también se podrán identificar los requerimientos técnico-económicos para la implementación de proyectos de acceso al agua segura”, indicó Gonzalo del Castillo, del Movimiento Agua y Juventud, que hoy trabaja en ocho comunidades rurales en el norte argentino junto a instituciones públicas y privadas.

“La plataforma virtual permitirá visualizar los avances de todos los proyectos desarrollados o en curso por el movimiento, como también cantidad de escuelas con o sin acceso al agua, cantidad de alumnos y familias beneficiarias, tecnologías y materiales utilizados (molinos, cañerías, tanques, etcétera)”, agregó Del Castillo, e indicó que será una herramienta a donde podrán sumarse también otros proyectos e información para completar el verdadero mapa de la Argentina.

El diagnóstico del estrés hídrico que sufre el país y el mundo entero existe; también hay muchas propuestas y soluciones disponibles. Falta la acción.

(Fuente: La Nación)