Temas de hoy: abuso sexual LAB 18 - 19 River Campeón de América Perrando Corre Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/120719

La memoria periodística de aquel 24 de marzo

En el mediodía de aquel 24 de marzo de 1976 el jefe de Ia Guarnición Militar Resistencia, el entonces coronel Oscar José Zucconi, junto con un numeroso grupo de efectivos militares, llegó a Ia Casa de Gobierno del Chaco y se hizo cargo de ella desplazando al gobernador democrático elegido por el pueblo, el escribano Deolindo Bittel, que en ese entonces también era Ia máxima autoridad del Partido Justicialista a nivel nacional y permanecía en Buenos Aires.

Se consumaba también en el Chaco el nuevo golpe militar que derrocaba a un gobierno legítimo y que esta vez no sería como los anteriores; con el paso de los días se convertirla en Ia más sangrienta represión en la que morirían y desaparecerían cerca de 30.000 argentinos.

Horas antes, un comando militar había consumado el secuestro de Ia edición de NORTE, con su planta ubicada en ese entonces en la calle Pirómano al 359 (hoy calle Don Bosco). Después se ordenó Ia modificación de Ia tapa del diario que se encontraba impreso desde hacía escasos minutos. En ese tiempo esta publicación hacia sus 16 páginas con el viejo sistema del plomo para luego imprimirlas por el sistema offset, todo un adelanto. Sus directivos y personal periodístico más los trabajadores gráficos, sabedores de que esa madruga se daría el golpe, esperaron los acontecimientos para dar Ia noticia a sus lectores. Lo cierto es que en la tapa de esa edición, en grandes caracteres decía: “Gobierno Militar‘” y se daban algunos detalles de lo que había pasado, sobre todo a nivel nacional, con Ia salida en helicóptero de Ia entonces presidenta María Estela Martínez de Perón.

De hecho se implantó la censura, actuando como delegado el vicecomodoro Guillermo Hunicken que acudiría varias veces a nuestra casa.

Ese fue el comienzo de una persecución contra NORTE que tendría un nuevo episodio apenas unos días después, el 1 de julio, cuando se publicó en Ia página de los avisos fúnebres Ia convocatoria a una misa en sufragio del alma de Juan Domingo Perón, fallecido ese día de 1974, siendo los convocantes los principales dirigentes del partido Justicialista. Ese día el diario fue clausurado por 24 horas y al día siguiente fue detenido el director Miguel Ángel Fernández, al reabrirse repentinamente una causa por una publicación realizada un año antes ante Ia amenaza de una agrupación subversiva.

Esta verdadera guerra contra el periodismo independiente culminó cuando el 19 de abril de 1977 el gobierno de Ia provincia del Chaco, a cargo del gobernador de facto general Antonio Facundo Serrano, decretó Ia intervención judicial del diario y ordenó Ias detenciones de directivos, con el argumento de: “hostigamiento y prédica antichaqueña y con ribetes subversivos”. Se nombró director interventor al oficial de Inteligencia del Ejército, Edmundo Ramírez.

Esos hechos fueron jalonados por muchos más que fueron mostrando a Ia población Ia verdadera intención de este despotismo armado que contó con Ia colaboración de algunos civiles y que tuvo luctuosos episodios que quedaron en Ia historia para siempre, como lo fue Ia masacre de Margarita Belén el deI 13 de diciembre de ese mismo año (1976), donde fueron fusilados más de 20 jóvenes militantes que se hallaban atestando Ia sede de Ia Brigada de Investigaciones, hoy Casa de Ia Memoria, convertida en un centro clandestino de detención y de tortura y Ia Alcaidía Policial de Villa Barberán y Ia cárcel federal U 7 de Villa Libertad.

Partidos políticos y sindicatos clausurados e impedidos de realizar su actividad, universidades intervenidas y colegios secundarios rigurosamente vigilados, prensa silenciada o intervenida además de detenciones diarias y destinos inciertos de los apresados y allanamientos de domicilios, eran moneda corriente, todo tapado con un barniz de restaurar el orden perdido y reconstruir Ia Nación.

Ahora cuando han pasado 39 años de aquel aciago 24 de marzo y todo se ha clarificado, es bueno tener memoria para ratificar aquello que se dijo el día que Ia Justicia condenó a los responsables de esta tragedia, los integrantes de Ia Junta Militar: “Nunca más”.