Temas de hoy: Elecciones municipales Peregrinación Juvenil a Itatí Elecciones 2019 Sin transporte nocturno Cambio Climático
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/117163

¿Qué hacer si el auto se queda en la ruta?

Uno se preparó a conciencia para el viaje de vacaciones y si bien el riesgo de sufrir un percance en la ruta es mucho menor cuando se han tomado las medidas necesarias tanto en el aspecto mecánico para el vehículo como en la forma de conducir, siempre es necesario considerar qué hacer en caso de que se presente una avería, sobre todo cómo advertir a los demás. 

La pinchadura de un neumático es el caso menos grave, la presión de aire dentro del neumático disminuye gradualmente, por lo que se tiene tiempo para llevar el vehículo a una zona segura.

Una parada imprevista en la ruta siempre es complicada. Si ocurre, llame al concesionario del peaje, coloque los elementos de seguridad y pida a sus acompañantes que se alejen del vehículo.

Se deben tomar medidas inmediatas para evitar un accidente, ya que al disminuir la presión del neumático baja también la velocidad del vehículo, por lo cual se recomienda disminuir la velocidad muy gradualmente, encender las balizas y con toda precaución realizar la maniobra de orillarse y detenerse en un lugar seguro para cambiar el neumático, evitando acelerar o frenar de manera brusca el vehículo.

Revisar la rueda de auxilio antes de salir evita que este problema menor se vuelva un drama. Un caso extremo es que el neumático se reviente, en ese caso es recomendable sujetar firmemente el volante y tratar de guiar de manera gradual el vehículo hacia un lugar seguro y al mismo tiempo detenerse lentamente evitando entrar en pánico y pisar el pedal del freno a fondo. Una vez detenido el vehículo y agradecer a quien le que le haya rezado durante el susto realizar el cambio de neumático.

Manera correcta de colocar las advertencias en una autopista o autovía.

FALLA MECÁNICA

Algunos elementos del vehículo están sometidos a grandes esfuerzos y vibraciones, los cuales pueden llegar a fatigarse, tanto que en cualquier momento podrían sufrir una rotura o desperfecto. Hay que estar alerta ya que pueden ser desde tornillos de sujeción del caño de escape hasta algunos elementos vitales del vehículo cómo rótulas o parrillas.

Generalmente son problemas por falta de mantenimiento y descuido que hacen que el vehículo quede imposibilitado de moverse por lo que hay que procurar ocupar el mínimo posible de la calzada dejando una distancia de visibilidad suficiente en ambos sentidos, encendiendo las balizas y colocando de manera cuidadosa los dispositivos de advertencia reglamentarios.

Esta operación debe realizarse con toda la precaución posible y si se viaja acompañado es recomendable que un pasajero baje y comience a alertar a los demás conductores mientras se instalan las advertencias.

Manera correcta de colocar las advertencias en una ruta de doble mano.

UBICACIÓN DE LAS BALIZAS

La Ley Nacional de Transito exige que se lleve un juego de balizas triángulo como mínimo en cada vehículo. Sin embargo no todos las colocan bien, la urgencia por solucionar el problema hace que las señales se coloquen demasiado cerca del auto.

Si la ruta es de un solo sentido, el triángulo de advertencia debe estar como mínimo 30 metros hacia atrás del lugar en el que se encuentra el vehículo, ubicándolo en el centro del carril que se está ocupando. Colocar otro aproximadamente a 90 mts del lado derecho del carril ayudará a canalizar el tránsito.

Si la ruta es doble mano, es necesario colocar además de los triángulos otro dispositivo a 30 metros hacia adelante en el centro de carril que ocupa el vehículo. Si por alguna razón no se pudo dejar el vehículo en la banquina hay que colocar un dispositivo adicional atrás del mismo a no menos de tres metros y a una distancia tal que indique la parte del carril o carriles que se ocupa.

En caso de detenerse en una curva se deberán colocar los dispositivos de advertencia donde inicia la curva. De no contar con triángulos de señalización se puede utilizar una lata de aceite, un trapo unido a un palo, alguna prenda de vestir unida a una piedra o cualquier elemento que sirva para captar la atención de otros conductores.

Si la posición donde queda detenido el vehículo es precaria y tiene acompañantes con usted, lo mejor es que ayuden haciendo señas a los demás conductores para advertirles sobre las balizas y el vehículo más adelante.

Manera correcta de colocar las advertencias en una zona con curvas.

 

Emergencias, ¿qué hacer?

Además de las paradas imprevistas hay situaciones complicadas o de emergencia para las que debemos estar preparados casi de manera automática. Una de ellas es la observación de los puentes peatonales en la ruta. La presencia de personas en un puente directamente sobre el camino no es una buena señal y siempre es mejor prevenir.

Si se trata de una autopista lo mejor es cambiar de carril a ultimo momento, si se trata de un camino de doble mano demás está decir que la maniobra debe estar sujeta a un mínimo margen de seguridad. Si sucede un ataque y algún objeto impacta con el parabrisas o el techo no hay que detener la marcha de inmediato.

Lo mismo si de repente se desinfla un neumático. Si se ve obligado a parar por una emergencia llame al concesionario del Peaje informando de la situación y avance lentamente si es posible. Si muerde la banquina no intente volver a la cinta asfáltica de inmediato.

Siga la línea que toma el vehículo desacelerando y cuando se sienta seguro retome el camino. Mentalícese que ante un golpe en el parabrisas o el frente, (pájaros, neumáticos de camiones rotos, maderas) lo importante es no mover el volante ni clavar los frenos.

En lo posible evite tomar mate caliente mientras conduce y si no puede evitarlo que el acompañante le alcance el mate con la mano derecha y hágalo participar de la conducción para que lo haga cuando no esté pasando otro vehículo o cruzando alguno de frente.