Temas de hoy: Cierre de listas Siete fórmulas Ministerio de Seguridad Leer en la ciudad Jorge Luis Borges
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/116431

El parque nacional El Impenetrable debiera llamarse Natalio Roldán

Este escrito tiene la exclusiva intención de hacer un aporte clarificador e histórico sobre los orígenes antiguos y arcaicos de esa gran extensión de territorio llamado estancia La Fidelidad y que ahora por ley pasó a ser Parque Nacional El Impenetrable.

Por Luis Albornoz

Se puede afirmar que sus orígenes tienen lugar durante la presidencia de Domingo F. Sarmiento. El sanjuanino apoyó la creación de la compañía de navegación a vapor del río Bermejo impulsada por Natalio Roldán, un visionario y entusiasta emprendedor.

Las tierras que compraron los hermanos Luis y Manuel Roseo originalmente pertenecieron a Roldán, que murió sin recuperarlas.

Roldán quiso hacer del Bermejo una vía navegable para unir comercialmente a Bolivia con Buenos Aires e integrar ese inmenso territorio de Chaco y Salta a la colonización. Roldán logró durante quince años hacer repetidos viajes por los ríos Bermejo, Paraguay y Paraná hasta Buenos Aires, y regresó con su barco cargado hasta Fortín Rivadavia, en Salta.

La particularidad de la corriente del Bermejo, que era constante, fue una dificultad. Roldán llegó a lugares de poca profundidad, con gran cantidad de sedimentos y troncos arrastrados por el agua los que hacían difícil la navegación.

Entonces concibió la idea de construir canales y diques en sus nacientes -al norte de Rivadaviapara aprovechar la gran cantidad de agua de esos bañados y esteros. Después de cinco años de trabajo donde se ocuparon hasta dos mil indios con palas, machetes, hachas, carretillas y con explosivos de dinamita, logró terminar esta colosal obra y el Bermejo aumentó su caudal.

Con el tiempo las grandes lluvias en la alta cuenca destruyeron todo lo construido y las aguas se volcaron hacia el Teuco. Roldán vio impotente cómo su ilusión y empresa se esfumaban, durante quince años sus barcos fueron varados en el río y tapados por la arena, uno a uno fue perdiendo sus preciados barcos: el Gobernador Leguizamón, el Congreso Argentino, el General Viamonte y El Orán.

Sin recursos, Natalio y su hermano Rufino quedaron a vivir en Fortín Rivadavia con un pequeño almacén subsistiendo en la pobreza. Allí en 1885 los encontró un integrante de la expedición Victorica, el auditor de Guerra Ángel J. Carranza.

Sin que Natalio lo hubiera pedido, el gobierno de Salta lo indemnizó con cien leguas de campo en la margen norte del Bermejo, que autorizó la Cámara de Diputados de la provincia, y que años después fue aprobada y escriturada por el Congreso de la Nación; más precisamente el 13 de marzo de 1890.

En 1884 el general Benjamín Victorica condujo una campaña militar para que los indígenas del Chaco vivieran al otro lado del río Bermejo.

Eran tierras ubicadas en la provincia de Salta, todo era Territorio Nacional y todavía no estaban definidas las fronteras provinciales. Con sus 100 leguas de campo, dueño de tanta tierra no tenía dónde vivir y debió hipotecar su propiedad el campo en cien mil pesos por un año.

Pero la casa prestamista se negó a devolverle la escritura. Después de muchos años se quedó con el campo, que vendió a la empresa Bunge y Born. Los abogados y amigos de Natalio eran Leandro Alem y Aristóbulo del Valle, ellos tomaron la defensa de la causa, pero la muerte los sorprendió a ambos cuando estaban a punto de ganar el juicio.

Las cien leguas de campo escrituradas a Natalio Roldán son las 250.000 hectáreas de la estancia La Fidelidad que hoy pasó a formar el Parque Nacional El impenetrable. Natalio era tío del gran poeta y orador parlamentario Belisario Roldán.

Durante el tiempo que duró su empresa naviera recibió las felicitaciones y elogios de Bartolomé Mitre, Sarmiento y Vélez Sarsfield. La llegada de sus barcos se convirtió en un acontecimiento social en el puerto de Buenos Aires y en su vejez cuando aún creía que iba a recuperar sus tierras, concibió y desarrolló un proyecto social y progresista para convertirlas en un gran emprendimiento agrícolaganadero, distribuyendo el campo entre colonos e inmigrantes.

Natalio murió en 1910. Bunge y Born vendió la inmensa superficie de campo a finales de la década del 70 a los hermanos Luis y Manuel Roseo. Por eso, con justo fundamento, se puede afirmar que este flamante parque nacional del Chaco debería llamarse: Natalio Roldán.

Aureliano Huergo, Natalio Roldán, Emilio Mitre, Bartolomé Mitre y Julio de Vedia.

 

Explorador y empresario

Natalio Roldán nació en Arrecifes, Buenos Aires, en 1840 y falleció en la Colonia Rivadavia, en 1910. Los registros históricos lo reconocen como explorador y empresario naval argentino. Hacia 1862 se había establecido en el Paraguay, donde se dedicó a explorar la región chaqueña central,  al producirse la guerra de ese país se trasladó al este de Salta, dedicándose a la explotación forestal. El expedicionario realizó varios recorridos por el río Bermejo y llegó hasta la laguna La Cangayé, centro de concentración de los indígenas tobas y wichís.

 

El autor

Luis Albornoz ejerció la docencia por muchos años en escuelas de la zona oeste del departamento Güemes, específicamente en lo que hoy se conoce como El Impenetrable. Es escritor e  investigador de la historia del Chaco. Escribió dos libros: Allá en el norte del Chaco, una obra que busca rescatar el esfuerzo, la entrega y el compromiso de docentes que como él trabajaron en la misma región de la provincia; su segundo libro es Timucho y Piquirina, una historia de amor entre una joven pareja indígena, en el mismo escenario, en tiempos remotos.