Temas de hoy: Hidrovía Colectivos Moto remís Siniestro vial Facundo Campazzo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/115244

El pequeño gran Audi bate récores de ventas

Audi A1, “The big next Audi” o el próximo gran Audi. Juego de palabras, y verdad absoluta. Presentado en 2011, lleva -nada menos- 500.000 unidades producidas y vendidas en todo el mundo. Hasta la aparición de este modelo, lo más chico y “humilde” de Audi era el A3, primo hermano del Volkswagen Golf.

Una nota firmada por Jose Manuel Ortega de Automotiva da cuenta que a esta altura, el publico está acostumbrado a ver un Audi pequeño, aunque verdaderamente se trató de una gran apuesta de la marca de los anillos, presentando un inédito producto, que además, implicaba un desafío importante: conservar en tamaño y precio contenidos lo que la marca ofrece en sus productos más exclusivos.

Y de hecho, A1 presenta un equipamiento (sobre todo en seguridad) muy alto, como el de sus hermanos mayores. El A1 se vende en el viejo continente, en la -levemente- renovada versión 2014 con pequeños cambios estéticos.

Alli se ofrece en una gama entre los USD 26.000 y USD 46.000. Motores nafteros 1.2 TFSI de 82 CV, 1.4 TFSI de 122 CV y 140 CV y los diesel 1.6 TDI de 90 y 105 CV y 2.0 TDI de 143 CV (USD 31.000). Y el espectacular S1, que abandonó el motor 1.4 TFSI de 185 CV y adoptó el 2.0 TFSI de 231 CV.
El interior de los A1 guarda relación con el equipamiento de cada modelo. Sin embargo los materiales y la calidad de ensamblado es digna de los mejores exponentes de la marca.
El pequeño 1.4 turbocargado de cuatro cilindros y 140 CV es una de las opciones que ofrece el A1 cuya gama de motorizaciones va desde el 1,2 al 2.0 de 231 caballos.

El diseño del A1 está basado en las tendencias ya de sobra conocidas de Audi (parrilla singleframe, deportividad y diseño generalmente conservador), aunque tiene señas de identidad que hacen recordar al buque insignia de la marca de los aros, el A8.

En cuanto a equipamiento, es abundante, contando conRegulación de Amortiguadores, Seteo de Modos de Conducción, Start&Stop, Audi Parking System Plus, Audi Hill Assist, Suspension Deportiva S, Controles electrónicos de Estabilidad y Tracción, múltiples Airbags y bastante más.

En Argentina, con el distorsionador Impuesto a los autos de alta gama, las versiones de Audi A1 (y del resto de los importados) se han reducido, y las que hoy se comercializan son: 1.2 TFSI de 86 CV (solo 3 puertas), 1.4 TFSI de 122 CV y el S-line con el 1.4 TSFI de 185 CV (S-tronic).
El A1 también se ofrece en versión “Quattro” de doble tracción cuyos modelos compiten en el campeonato mundial de Rally Cross de la FIA.
De cara al 2015, la marca de los cuatro anillos actualizó toda la gama del A1 en carrocerías de tres y cinco puertas (A1 Sportback) para mantenerlo al día. Entre otras cosas, estrena nuevos motores tricilíndricos, más eficientes.

El A1 se presentó por primera vez bajo un modelo conceptual en el Salón del Automóvil de Tokio de 2007 como el Audi A1 Metroproject Quattro. Con sus medidas de 3,95 metros de largo, 1,74 metros de ancho y 1,42 metros de altura.

Está basado en la plataforma que montan los nuevos Ibiza y Polo, uno de los atributos que le permite conseguir un coeficiente aerodinámico de 0,32 con ruedas de 15 pulgadas en la versión básica (Atraction). Con una economía absolutamente distorsionada (la Argentina), los importados han disminuido drásticamente su participación.

Pero en el resto del mundo, Audi vende cada vez mejor, y prueba de ello es la excelente performance del A1, que alcanzó la cifra de 500.000 unidades (no se vende en Estados Unidos). El pequeño modelo, lanzado para rivalizar con Mini y Alfa Romeo MiTo entre otros, ha resultado otro gran acierto Audi. A pesar de no ser el de mayor volumen (de acuerdo al mercado, A4, A6 o Q5 están entre los “best sellers”), ha resultado determinante en cuanto a participación de mercado.
Audi logró con el A1 sintetizar la filosofía de la marca en producir autos de alto nivel técnico y mecánico pero poniéndolo al alcance de una mayor cantidad de compradores. El éxito queda demostrado por la cantidad de unidades vendidas hasta el presente.

EL MODELO E-TRON

El e-tron de Audi A1 es un vehículo exitoso e hibrido de muy buenas ventas con una tecnología de accionamiento innovador. Viene equipado con un potente motor eléctrico de cero emisiones de conducción en la ciudad. Además posee un motor de combustión interna a bordo que se recarga la batería en circunstancias excepcionales.

El A1 e-tron es muy ágil gracias a los 75 kW (102 CV) de potencia máxima de su motor eléctrico. El motor eléctrico envía su potencia a las ruedas delanteras a través de una transmisión de una sola velocidad.

La palanca es de selector retráctil ubicada en la consola del túnel central y utiliza para elegir entre “directa”, “reversa” y “neutral” y fue tomada desde el primer Audi e-tron. El motor eléctrico síncrono está montado transversalmente en la parte delantera del coche.

Su posición baja de montaje tiene un efecto positivo sobre el centro de gravedad del vehículo. Tiene una potencia contínua de 45 kW (61 CV), con una potencia pico de 75 kW (102 CV) disponible en exigencias cortas. 150 Nm (110,63 libras-pie) de par motor está disponible continuamente, y el par máximo es de 240 Nm (177,01 libras-pie).

La electrónica de potencia está montada en el compartimento del motor por encima del motor eléctrico. Los componentes más importantes son la de inversor controlada por impulsos, que sirve como el controlador entre el motor eléctrico y la batería; el convertidor de DC, que conecta la red domiciliaria con el sistema eléctrico de 14 voltios; una unidad de interruptor para proteger los componentes de alta tensión; y el módulo de carga.

La toma para el enchufe de carga estándar se encuentra detrás de los anillos en la parrilla. Una batería completamente descargada se puede recargar en aproximadamente tres horas desde la red de 380 voltios. Una pantalla inmediatamente adyacente a la conexión de enchufe muestra el estado de carga actual y el tiempo de carga restante.