Temas de hoy: Usurpaciones Peregrinación Juvenil a Itatí Elecciones 2019 Sin transporte nocturno Cambio Climático
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/114888

Peugeot vuelve a los Scooters

En la década del 50 Peugeot ya tenía una buena reputación como fabricante de automóviles y también como fabricante de motos. Donde no era tan conocido era por su faceta como fabricante de scooters, pero sí, los tenía en su gama, los curiosos S 55 y S 57, de líneas rechonchas y bonachonas, muy carrozados, que disponían de un compartimento de carga sobre la rueda delantera. 

Pero no fueron un éxito de ventas… Sesenta años más tarde, en Peugeot –con la colaboración de Sym– revive esos scooters con el Django de corte retro que evoca claramente a aquellos S 50, aunque, por suerte, con tecnología moderna.

Un scooter de estética retro pero equipado con lo más avanzado y con la calidad de una marca como Peugeot. Conocida más por sus autos, Peugeot tiene una larga tradición en las dos ruedas.

El nuevo Peugeot Django 125 (también disponible en 50 cc, 2 y 4 tiempos y en 150 cc bajo pedido) es un scooter de estética retro muy elegante y personal que no sólo estará disponible en cuatro versiones, sino que cualquiera de ellas podrá ser equipada y personalizada a través de un configurador vía web.

Su carrocería es completamente de material plástico, de redondeadas formas que, en directo, no le proporcionan un tamaño tan grande como el que parece tener en las fotos. Visto de cerca se aprecia la alta calidad de fabricación.

La versión Allure de la Django tiene el asiento para dos personas, baúl para cascos y una inconfundible estética retro hasta en sus colores.

Se han aplicado gran cantidad de materiales, con piezas cromadas y elementos en terminación de aluminio gloss mate muy delicadas, que ayudan a elevar la calidad general del scooter. La instrumentación, es de corte retro, con una esfera para el velocímetro en cuyo centro, de forma superpuesta, se ha colocado una pantalla LCD.

El puesto de mandos es muy cómodo y espacioso, gracias a la plataforma plana con espacio de sobra para los pies e incluso alguna bolsa que se puede sujetar en el gancho oculto que lo acompaña y, también, a un acogedor asiento colocado a sólo 770 mm del suelo.

La Django Sport con motor de 125 cc se caracteriza por los números visibles en la carrocería, las llantas de aluminio y el asiento monoplaza. Está disponible en dos colores: gris y un llamativo azul Francia. Además cuenta con frenada integral (SBC) de serie.

En cuanto al motor denominado Sym, es un monocilíndrico 4T refrigerado por aire de 10,2 CV –4V, SOHC, carburador– con recubrimiento cerámico del cilindro. Este motor tiene las prestaciones suficientes para moverse sin problemas: sale bastante rápido de los semáforos, acelera con progresividad y, pese a que su recuperación no es muy explosiva, en 40 y 60 km/h se siente muy a gusto, aunque es capaz de superar los 80 km/h.

Otro argumento interesante es que, aun siendo una versión carburada, el fabricante anuncia un consumo de 2,9 litros. Para frenar, la versión básica, la Heritage, equipa un doble disco de 200 mm con pinzas de dos pistones, mientras que las otras versiones montan un disco de 200 mm delante y otro de 190 mm detrás con sistema SBC de frenada combinada.

En posición de manejo el scooter de Peugeot muestra lo necesario para mantenerse informado del estado del motor y las ayudas a la conducción. También aquí se ve el esmero en el diseño para no salirse de la línea “años 60”.

La frenada es potente y dosificable en ambos ejes, gracias al SBC, apta para todos los públicos.