Temas de hoy: LAB Secheep Bono de fin de año Actividad industrial La Final del Siglo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/10560

75.974 personas trabajan en el campo chaqueño

Es la única actividad que iguala al empleo público. Aunque el 50 % no está registrado, los puestos formales duplican a los del comercio y los servicios.
La expansión de la frontera agrícola y el crecimiento de la industria agroalimentaria cambió el mapa del empleo en el país y del Chaco en particular en los últimos cinco años.
El contraste de los resultados de un estudio realizado por el consultor Juan Llach ( difundido parcialmente este fin de semana por el diario La Nación ) con los datos del empleo chaqueño, confirma un crecimiento notable de la ocupación en el sector, que a pesar de un alto porcentaje de empleo en negro, da trabajo hoy al 20,49 % de la población económicamente activa (PEA) de la provincia, calculada en 370.688 personas.

Según el estudio de Llach, unas 75.974 personas residen o trabajan en establecimientos agropecuarios en el Chaco, a cargo de unos 13.683 productores. De ser real la ponderación de un 50 % de empleo en negro que se adjudica al campo chaqueño, unos 37.987 trabajadores están registrados hoy.
Para tener una idea del impacto laboral de la actividad, basta recordar que el sector del comercio y los servicios tiene declarados unos 16.878 puestos formales. A este sector también se asigna un muy alto porcentaje de empleo en negro ( 47 % ), pero con todo los puestos registrados en el Comercio, representan hoy menos de la mitad ( 44,43%) de los empleos en blanco en el campo.
Las casi 76.000 personas que viven o trabajan en el campo chaqueño, constituyen una fuerza laboral que sólo se puede comparar en la provincia con la del sector público, donde se estima que trabajan unos 75.000 agentes, entre los nacionales, provinciales, y municipales.
Hasta el 2007 el total del empleo registrado en el sector privado, alcanzaba unos 53.754 puestos (31,4 % de la PEA). Si se toman estos datos como actuales, se puede inferir que hoy el 70 % del empleo registrado en la provincia del Chaco, está generado en el sector agropecuario.
Impacto Nacional
Los números actualizados del impacto laboral de la actividad agropecuaria indican que se ocupan allí 36 personas de cada 100 con trabajo. Además, por cada puesto directo se generan otros cinco indirectos en la cadena agroindustrial.
Este impacto explica que casi 13 millones de habitantes del país viven en localizaciones predominantemente agropecuarias o en centros urbanos donde el principal ingreso es la actividad agroindustrial.
La vida económica de estas ciudades se moviliza en gran parte por la producción rural, porque brindan servicios directos como repuestos, combustibles y alimentos o porque el campo demanda profesionales diversos como constructores, médicos o educadores, entre otros.
“Cada vez más localidades de la Argentina dependen del sector agroindustrial. Surgen nuevos centros como Bandera, en Santiago del Estero, o Charata, en el Chaco, al mismo tiempo que se fortalecen ciudades intermedias o grandes de la pampa húmeda, desde Rosario o Bahía Blanca hasta Río Cuarto, Venado Tuerto o Pergamino.`, explicó Llach a La Nación.
El estudio ponderó que hay siete cadenas que concentran casi el 80 por ciento del empleo rural: frutas y verduras, carnes, textiles, aceites y subproductos, producción y exportación de granos, cuero y lácteos.

Pequeños productores

Según estudio el estudio Los Pequeños productores en la República Argentina realizado por la Dirección de Desarrollo Agropecuario (DDA) y loa datos del Proyecto de Desarrollo de Pequeños Productores Agropecuarios (Proinder), los pequeños productores representan el 66% de las explotaciones agropecuarias y aportan cerca del 20% del valor total de la producción.
El Censo Nacional Agropecuario realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en 2002, estimó que en las explotaciones agropecuarias residen 1.233.589 personas. Las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Misiones y Santa Fe concentran la mayor cantidad de establecimientos. En el Chaco se contabilizan 13.683 productores.

Trabajo en negro

En todo el país, uno de los grandes problemas que todavía persisten es la cantidad de trabajadores en negro que tiene esta actividad. Datos del Ministerio de Trabajo de la Nación, estiman que en el campo, el trabajo en negro alcanza a un 50 por ciento, especialmente en las regiones del nordeste y noroeste..
El régimen nacional de trabajo agrario estableció que desde el primero de diciembre del año último, el sueldo de un peón general es de $ 1080 y el de un ayudante especializado alcanza los $ 1108.
Por otra parte, el campo repite el problema de la falta de mano de obra que exponen otros sectores económicos. Un informe publicado por el Indec, establece que el 56% de los productores declara que existe escasez de mano de obra agropecuaria.
Sobre un total de 8200 explotaciones agropecuarias, el 32% manifestó, en 2004, haber buscado personal para incorporar al proceso productivo, y entre las 2572 demandantes, el 25% tuvo dificultades para satisfacer la demanda.
El 52% de la demanda insatisfecha responde a tareas calificadas, mientras que el 45% a labores transitorias. La actividad que más sufre la escasez de trabajadores es la ganadería.
La consultora Manpower, con un sector especializado en las búsquedas laborales para el sector rural señala que mientras que, en 2003, la cantidad de contratados por su intermedio fueron 6351, en 2007 los trabajadores llegaron a 18.821. Es decir, en cinco años se triplicó la cantidad de personas ubicadas por esa empresa.
‘El año último esta unidad de negocios representó el 20 por ciento de la facturación total de Manpower‘, precisó a La Nación Jorge Rossin, gerente nacional de la Unidad de Negocios Rural.
La firma contrata personal para desarrollar distintas tareas: cosecha, limpieza, mantenimiento de maquinarias, tareas de planta, clasificación y selección de semillas, plantación, poda, entre otras actividades.
“El sector agropecuario está constantemente demandando puestos de trabajo y esto requiere una tarea de consultoría especializada`, ponderó para el mimo diario Federico Pike, responsable del área de Recursos Humanos del sitio Agrositio.com
La Facultad de Agronomía, la Universidad de San Andrés, y la Fundación Agronegocios y Alimentos también realizaron un informe sobre la evolución de las cadenas agroindustriales.
El crecimiento sostenido en las actividades agrícolas tiene un gran impacto en la generación de empleos. Se estima que, para 2013, se sumarían entre 300 mil y 430 mil puesto de trabajos. Si a ellos se agregan los empleos indirectos, las cifras se incrementarían a 450 y 645 mil puestos adicionales.