Temas de hoy: LAB ARA San Juan Bono de fin de año Actividad industrial La Final del Siglo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/104630

Manual de buenas prácticas, trabajos de mejoramientos y claves en la sinergia de la rotación con pacú

Las arroceras San Carlos y Cancha Larga fueron escenario de un día de campo en la zona de Las Palmas. Las inclemencias del tiempo no pudieron frenar el interés del sector arrocero por conocer las novedades, con representantes del Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Paraguay.

La apertura estuvo a cargo de las autoridades presentes, entre ellos Luis Basterra, presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación, quien luego de las palabras de bienvenida destacó la importancia de la unión de diversos sectores como INTA, facultad, técnicos, investigadores que llevan a cabo y abarcan diversos aspectos del sistema productivo. A su vez destacó la importancia de generar valor en origen, felicitando a los emprendedores por llevar adelante la cadena productiva completa.

En la jornada arrocera se presentó el Manual de Buenas Prácticas Agrícolas del Establecimiento, el cual fue elaborado luego de cuatro años de monitoreo y recolección de datos.

Para comenzar la jornada se presentó el Manual de Buenas Prácticas Agrícolas del establecimiento, el cual fue elaborado luego de cuatro años de monitoreo y recolección de datos, los cuales testimonian la bondad de las prácticas desarrolladas en los sucesivos ciclos del cultivo.

El manual contiene información acerca de labranzas, maquinaria, criterios que se consideran para la fertilización y el control de plagas; también se mencionan las bases objeto del mejoramiento genético del arroz. Además, incluye claves, metodologías y sinergias de la rotación arroz-pacú. Finalmente da a conocer cómo se realizan los protocolos de monitoreo y control y menciona los indicadores ambientales que certifican la bondad de las prácticas.

Trabajo del INTA

Se presentó el trabajo de mejoramiento en arroz del INTA a través de sus representantes: los ingenieros Antonio Livore, Juan Moulin y Miguel Pachecoy, quienes explicaron sus líneas de investigación, por un lado en nutrición evaluando urea granulada y de liberación lenta, y por otro la línea que incluye el monitoreo de enfermedades de variedades presentes en el ensayo regional (de variedades). Agregaron que se está trabajando con una selección de 15 materiales de ciclo largo y 22 de ciclo corto, con resultados prometedores.

A su vez el semillero Pilagá, a cargo de los ingenieros Juan Carlos López y Pablo Spada, dio a conocer que en su trabajo de mejoramiento evalúan el comportamiento de 20 cultivares y líneas promisorias en diferentes regiones productoras, comparándolas con los actualmente recomendados para el cultivo, buscando su regionalización y futura recomendación como variedad a las diferentes zonas.

Diez claves de la sinergia

Se presentaron 10 claves de la sinergia de la rotación arroz-pacú, a cargo de los ingenieros agrónomos Héctor Currie y Laura Reggi. De esta innovación ya se lograron los primeros resultados con un ciclo completo de 18 meses de producción de pacú y luego siembra de arroz pre-germinado, obteniendo como producto arroz orgánico con un rendimiento promedio de 8 tn/ha. Como sinergias se mencionaron calidad de agua, su control permanente y rutinario, sustentabilidad del sistema productivo-energético-laboral, balance de nutrientes, duplicidad de actividades en una sola estructura, alimentos sanos y productividad, entre otros.

En la provincia del Chaco disminuyó el área de siembra del arroz. Mientras Corrientes se mantiene en el liderazgo a nivel nacional, se abre un interrogante acerca del futuro del cultivo en suelo chaqueño.

Finalmente como resultado de cuatro años de monitoreo se expusieron una serie de controversias acerca de la producción arrocera, las cuales han sido esclarecidas a través de las mediciones y el seguimiento de los indicadores ambientales. Recordemos que este sitio ha sido establecido como Observatorio Ambiental Chaco, que funciona como una herramienta generadora de datos.

Estos datos georeferenciados probaron el estado de los recursos implicados en el sistema productivo. Luego a través de su monitoreo y seguimiento es posible visualizar el efecto de cada práctica de manejo realizada. De esta manera surgen líneas de trabajo ya probadas y con resultados sostenibles en este agroecosistema, que pueden ser traspoladas por productores de diversas regiones.

El soporte tecnológico del sistema productivo orientado a una producción sustentable es certificado con el monitoreo de estas variables (indicadores ambientales) determinadas a campo. A su vez, uno de los principales objetos del observatorio es poder transferir y comunicar las experiencias adquiridas en este proceso.

Las visitas guiadas a las instituciones funcionan como nexo con la comunidad y, a su vez, en el caso de las escuelas, permite que los chicos se planteen nuevas inquietudes y metas ampliando su horizonte y funcionan como un estímulo para su formación.

Acompañaron la jornada Luis Carné, vicepresidente nacional del Senasa; Sandra Ronco, directora del Senasa Región Chaco - Formosa; Miguel Tiji, ministro de la Producción del Chaco y Pablo Baluk, subsecretario de Agricultura. También se contó con la presencia de Walter Fint, presidente de la Asociación de Productores de Arroz de Formosa y Eduardo Meichtry, presidente de la Asociación de Productores de Arroz del Chaco.

Cuatro años de monitoreo, cuatro muestreos por ciclo, con análisis en suelo, agua y sedimentos son las pruebas de la inocuidad del proceso productivo que se reflejan en el resultado de alimentos sanos: arroz-pacú.