Temas de hoy: Hidrovía Colectivos Moto remís Siniestro vial Facundo Campazzo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/104322

Pymes complicadas luchan por sostener empleo y esperan recuperar ventas

A pesar de la caída de la actividad, la suba de precios y costos generales, las pymes comerciales resisten el actual período de retracción esperando que la culminación de las paritarias salariales deje un mejor terreno para la recuperación a partir del segundo trimestre del año.

Mientras las grandes cadenas comerciales comienzan a reducir costos operativos desprendiéndose de personal temporario, las pymes comerciales de Chaco y Corrientes sostienen sus planteles también a la expectativa del impacto que podrán tener las mismas paritarias mercantiles, que podrán consolidar ese fin de mes aumentos de entre el 20 y el 30 %, además del esfuerzo del anticipo a cuenta que los gremios negocian en este momento con las centrales empresarias nacionales.

El movimiento comercial de Resistencia se redujo 33 % en enero y lo mismo en febrero. Ahora esperan que se terminen negociaciones salariales para recuperar el movimiento que mejoró en marzo con las ventas de tarjetas en cuotas sin intereses.

En Corrientes como en Resistencia y las cuatro localidades del Chaco, beneficiadas con las últimas promociones de ventas en cuotas sin interés con tarjetas de crédito, se logró frenar en marzo la paralización del movimiento vivida desde la finalización de las fiestas de fin de año, que aunque buenas, tampoco cubrieron expectativas previas.

“Los dos primeros meses del año las ventas cayeron un 33 % sobre el año pasado”, graficó ayer Alfredo González, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Resistencia y responsable del Instituto de Informes Comerciales de esta entidad, que administra la base de datos de las ventas a crédito del comercio local.

“Las ventas dejaron de caer en marzo por las ventas con tarjetas. También se calmaron un poco los precios, pero la masa salarial es la misma y por más que se mantengan los precios las pocas ventas van a perdurar hasta que no se recompongan los salarios”, agregó el dirigente empresario confirmando noticias de despidos en algunas cadenas de electrodomésticos con sucursales locales.

“Las pymes están aguantando y esperando una recuperación. Si esto perdura no solo no se va a recuperar el nivel de demanda de empleo comercial, sino que es probable que algunas pymes no puedan sostener sus niveles actuales de ocupación”, agregó.

Expectativa nacional de recomposición

El panorama no parece muy diferente en las principales economías regionales y centros de consumo del país donde las empresas, en general, esperan que se ordene la economía para seguir en movimiento.

Un informe sobre la situación del sector realizado por Paula Urien para el diario porteño La Nación señala que la expectativa y la incertidumbre fueron el resultado de un encuentro organizado por la consultora de Bernardo Hidalgo, donde se congregaron una docena de gerentes de RR.HH. de compañías de primer nivel nacionales y multinacionales. “Las empresas grandes son muy visibles y se cuidan mucho a la hora de tomar decisiones que afecten a su personal. No es lo mismo con las chicas, que tienen menos espalda y que son una parte grande del mercado laboral”, dijo Daniel Maggi, director de RR.HH. de LAN.

“El problema cambiario y la restricción externa son difíciles para las empresas más pequeñas, cuyo poder de negociación es significativamente más limitado que en las grandes empresas”, agrega Matías Balacin, de la Fundación Observatorio Pyme (FOP).

La posibilidad de que la baja de la actividad comercial represente un problema para el empleo formal y elconsumo fue relativizada la semana pasada por el jefe de gabinete de ministros Jorge Capitanich, al afirmar que por lo menos hasta enero ‘no se verificaron sobresaltos en materia de desempleo’ y que ‘las expectativas respecto del incremento de trabajadores a corto plazo son más favorables que hace un año’.

En la habitual conferencia que brinda en Casa de Gobierno, indicó que ‘se mantuvo la misma cantidad de puestos de trabajo, la proporción de empresas que demandaron personal es la misma que hace un año atrás, y el porcentaje de trabajadores despedidos total es similar a enero 2013, e inferior‘ respecto del mismo mes de ‘2009, 2011 y 2012’.

Aunque la reducción de las ventas comerciales no presenta un periodo extenso en tres meses de actividad, la devaluación y el aumento de precios en preludio de una negociación paritaria, suman angustia a la gestión de las pymes comerciales, por lejos, las mayores empleadoras del país.

Según el Ministerio de Industria, las 592.000 pymes que existen en el país son responsables del 45% de las ventas totales. Datos a la fecha del Ministerio de Trabajo confirman que hay 4.038.590 asalariados registrados en pymes sobre un total de 8.800.000 trabajadores registrados en todo el país.

Las grandes achican

Aunque no se tienen datos locales de presentaciones de pedidos de Procedimientos Preventivos de Crisis, en el Chaco se supo que grandes cadenas de comercialización minorista de electrodomésticos comenzaron a despedir personal.

Distintas fuentes estiman que se comunicaron la semana pasada unos 200 despidos en firmas locales, que desde hoy comenzarán a cancelar haberes de los prescindidos.

Los telegramas y avisos marcan la característica singular de que estas empresas reducen estructuras de administración y no de venta, con lo cual se infiere una visión de pronta recuperación de la actividad ante la que no se quiere perder la fuerza de venta capacitada en los productos y condiciones de cada empresa.