Temas de hoy: Federal A Octubre Rosa Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/104021

Hormigón celular: aporte tecnológico al plantel de industria chaqueña

Recorrer una planta de ladrillo de hormigón celular ubicada en la ruta 11 con tecnología de punta importada de China y que además sea la más grande de su tipo en Suramérica es parte de un sueño que los chaqueños creyeron difícil de concretar.

Pero desde hace unos años las cosas cambiaron en la provincia, a punto tal que esa empresa abrirá sus puertas hoy y en poco tiempo más crecerá tanto que producirá paneles que acortarán los tiempos de construcción en forma considerable. 

La última etapa para fabricar este insumo que terminará reemplazando en poco tiempo a los tradicionales.

La fábrica es de capitales chaqueños que comenzaron a trabajar desde la primera misión de empresarios locales a China en poco menos de tres años lograron que este emprendimiento se concrete.
Fueron necesarios más de 60 millones de pesos que en un 40 por ciento fueron financiados por el Banco Nación, un aliado, como también lo es el Nuevo Banco del Chaco para los emprendedores de la provincia. 
Al escuchar hablar al presidente de la Compañía Hormigón Celular, Miguel Warnier, se puede inferir que no fue nada fácil y que aún queda un camino largo por transitar hasta que puedan desplegar todo su potencial.
En tal sentido, Warnier informó que trabajaran un tiempo más para ajustar todos los detalles pero cuando lleguen al 100 por ciento de su capacidad podrán colocar en el mercado por año 150.000 metros cúbicos de este ladrillo de hormigón celular.

Industria pesada

Para darse una idea del tamaño de esta planta se podría comprar con la capacidad que tienen una fábrica del mismo producto ubicada en Entre Ríos: 65.000 metros. En tanto, la demanda interna es de 100.000 metros cúbicos por año.
Hace poco tiempo el ministro de Industria y Trabajo de la Provincia, Sebastián Lifton, determinó que “esta será la fábrica más grande de su tipo y desde aquí se abastecerá la demanda de gran parte del mercado interno del país; además se exportará a países limítrofes entre ellos Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay”.
‘En su máxima capacidad esta planta va a producir 150 mil metros cúbicos de hormigón, y considerando que actualmente la demanda nacional insatisfecha de este insumo ronda los 100 mil metros cúbicos año, desde el Chaco se va a abastecer a todo el país y además se contará con un remanente para exportación que permitirá la captación de divisas‘, apreció. 
“Este es un gran paso para la provincia en materia industrial; de esta manera el Chaco avanza también en lo que respecta a industrias pesadas, lo que significa un gran impacto no solamente en términos económicos, sino también de empleo”, destacó.
Si bien haber logrado tanto en tan poco tiempo parece una proeza, esta primera planta es solo el comienzo porque los socios de la empresa chaqueña tienen los planes para montar otra línea de producción que fabrique paneles que “permitirán construir una casa en un día”.

Fabricación de ladrillo

El ladrillo que se comercializará bajo la marca Airblock se produce con arena, cal, cemento y un agente expansor en base de aluminio, que permite ofrecer varias ventajas como su gran poder de aislación.
El proceso arranca con la mezcla de los materiales, etapa que es controlada por computadoras diseñadas por los fabricantes chinos especialmente para esta planta que se instaló en la provincia.
Luego de una primera curación el material es cortado con máquinas que tienen una precisión asombrosa. Finalmente ingresa a los hornos de donde, después de unas horas, saldrá el producto de alta calidad terminado.
Tratar de comparar este proceso con la fabricación tradicional resulta imposible dado que el trabajo artesanal y contaminante forma parte de la historia ante las ventajas que ofrece la automatización.

Nuevo producto para 
nuevas demandas

El presidente la Compañía Hormigón Celular y la directora de ésta, Ana María Tauguinas, resaltaron que este producto permitirá generar un gran ahorro en la etapa de la construcción pero también se podrá observar los beneficios cuando esos ambientes sean usados. Esto se debe a que ofrece una aislación térmica superior a la que se conoce usando los sistemas tradicionales. 
“Su encastre machimbrado permite levantar paredes a plomo y perfectamente alineadas, requiriendo menor espesor de mezcla y como consecuencia se reduce el tiempo de secado, esto significa: ahorro en costos, mano de obra y tiempo. Esto significa un importante ahorro en revoques, mano de obra y tiempos de construcción en muros interiores como exteriores”, detallaron los directivos de la firma. 
“Su ligereza facilita su maniobrabilidad, reduciendo costos de logística por movimientos de materiales. Airblock es un producto ecológico, fácilmente triturable y reutilizable, reduciendo niveles de desperdicios y los costos vinculados. Sus dimensiones, facilidad de corte y aplicación, junto con el prescindible uso de revoque grueso, agilizan considerablemente los tiempos de obra. Tan sólo 8 ladrillos cubren 1 metro cuadrado de pared”, reflejaron. 
“Tiene una gran capacidad de aislamiento y absorción acústica, gracias a la porosidad de su estructura las ondas sonoras se amortiguan a través de su paso sucesivo por las celdas de aire, mejorando la calidad de vida. Presenta la cualidad de ser un material con propiedades de aislamiento térmico muy superiores a los ofrecidos por materiales sustitutos”, señalaron al destacar los atributos.
“Soportan muy bien el peso y se puede construir sin la necesidad de usar vigas como si ocurre con el ladrillo tradicional, se reduce también los costos de revoque y no usa la vieja mezcla para adherirse”, resaltaron.
“Con 8 ladrillos se construye un metro cuadrado de pared, lleva solo 6 kilos de mezcla adhesiva, mientras que si se usan ladrillos huecos la cantidad de materiales se eleva notablemente”, explicaron.
“También en tiempo el ahorro es notable porque en solo 24 minutos se pueda construir un metro cuadrado cuando el tiempo requerido para una pared doble, es decir 30 centímetros es de más de 4 horas”, relataron. 
Otra ventaja que resaltaron es “que ofrece una altísima durabilidad, gracias a su proceso de producción y su composición mineral. El resultado: un producto estable e inalterable a través del tiempo. Además de ser un producto impermeable, por su estructura celular soluciona definitivamente el problema de la humedad”.

 

La mujer gana espacio en la industria 

Carolina Sosa, la operaría que fabrica el ladrillo de hormigón celular.

La apertura de la planta de Compañía de Hormigón Celular no solo que demostrará que el sector fabril puede seguir creciendo sino también que la mujer puede ocupar puestos que antes solo estaban reservados para los hombres.
Resulta que en la planta que fabricará el ladrillo Airblock trabaja Carolina Sosa, una joven chaqueña de 30 años que ingresó en la empresa y al poco tiempo ya estaba moviendo las grandes máquinas.
Sus compañeros reconocen que ella aprendió más rápido el uso de los modernos controles que manejan las máquinas encargadas de trasladar el producto desde que sale de la mezcladora hasta que se almacena en el depósito. 
Ella asegura que no pensaba que podría trabajar en una industria, pero ahora cree que las mujeres pueden ocupar más espacios en la industria chaqueña y en trabajos donde se requiere un esfuerzo físico.

Made in China

En poco tiempo los chinos lograron acaparar mercados que eran impensados y que la maquinaria pesada que usa la Compañía de Hormigón Celelular para producir los nuevos ladrillos se fabrique en el gigante asiático es un claro ejemplo de ello.
Además la firma china, Changzhou Success Building Material Machinery, envió a ingenieros que dirigieron el ensamble y la puesta en producción de la planta, además de la capacitación de los trabajadores. Para estos enviados es un orgullo poder trabajar en el Chaco.
Gu Xian Yang es uno de los técnicos asiáticos que vinieron al Chaco para instalar la maquinaria en los plazos que fueron acordados cuando se firmó el acuerdo entre las dos empresas para armar la planta.
Yang es un técnico, formado en universidades chinas, con mucha experiencia y trabajó en Brasil, Indonesia e India, el otro gigante asiático que crece descomunalmente.
Durante la breve entrevista que mantuvo con NORTE agradeció el trato que recibió de los chaqueños. “Son gente muy amable y ofrecen una gran hospitalidad”, señaló.
Un dato a destacar es que en la página web de la firma china se puede leer: “Hemos exportado una gran cantidad de productos a los países de los mercados internacionales y en el extranjero o regiones, como Brasil, Argentina, Jordania, Kuwait , Israel, Mongolia, India, Bangladesh, Birmania, Indonesia, Tailandia, Malasia, Ghana y Pakistán, y así sucesivamente.

Nuestra empresa siempre se adhieren al principio de que con calidad de producto más servicio satisfactorio de post- venta más ciencia más innovación técnica es igual al éxito

El Chaco industrial Continúa creciendo

El presidente de la Unión Industrial del Chaco, Andrés Irigoyen, sostuvo que la apertura de la planta de Compañía de Hormigón Celular significará la concreción de una idea que se gestó hace casi tres años. 
Recordó que los empresarios chaqueños vieron esta posibilidad cuando se concretó la primera reunión de negocios con sus pares chinos, un viaje que fue clave para el sector fabril de la provincia.
Además indicó que a partir de ahora la firma chaqueña será representante en la región de la fabricante asiática, es decir que además los empresarios podrán ofrecer una fábrica llave en mano. 
Finalmente destacó que es una de las inversiones industriales más importantes y permitirá demostrar que el sector industrial seguirá creciendo para generar más puestos de empleo genuinos.

Alianza estratégica

Para poder comercializar este producto en el mercado local la Compañía de Hormigón Celular firmó un acuerdo con la forma Klaukol para que esta última ofrezca a sus clientes un adhesivo para el ladrillo de hormigón celular. 
El Mercado argentino al día de hoy tiene una demanda insatisfecha de alrededor de 100.000 Mt3. “Pensamos que podemos alcanzar esa meta en el 2014 y mientras tanto desarrollaremos los tres mercados antes mencionado 
Hemos logrado una alianza estratégica con la Empresa Parex Klaukol número uno del mercado en morteros y revestimientos o revoques, garantizando de esta modo la calidad de los productos complementarios para nuestra línea de productos” comentó Warnier.


Ventajas Tecnológicas

Hormigón Celular Curado en Autoclave (HCCA) o aireado es un material de construcción muy liviano, destinado a la obra gruesa. 
El HCCA es un producto 100% mineral, se produce a partir de arena de sílice, cal, cemento, agua y un agente expansor en base a aluminio, el cual determina la expansión de la masa por la formación de millones de burbujas de aire uniformemente distribuidas en la mezcla. Por sus características técnicas, el producto presenta grandes ventajas respectos a sus sustitutos existentes en el mercado.

  • Liviano pero a la vez resistente y sólido, de buen comportamiento estructural ante la acción sísmica.
  • Construcción limpia y seca;
  • Menores tiempos de ejecución y menos mano de obra;
  • Menores costos de construcción y aumento de la productividad;
  • Excelente aislamiento térmico;
  • Resistente al fuego y a la humedad;
  • Aislamiento acústico superior a la construcción tradicional;
  • Material muy durable
  • Puede llegar a pesar hasta la cuarta parte de un concreto convencional
  • Un obrero utiliza menor mortero de unión colocando unidades de concreto celular que cualquier otro sistema
  • Puede ser aserrado, acanalado o cortado usando herramientas para madera blanda
    Hasta 4 veces más aislante del sonido (insonoro);
  • Hasta 6 veces más aislante térmico;
  • Tiene una vejez igual al concreto normal;
  • Llega a fundir a 1100ºC mientras el concreto normal funde a partir de 600ºC.

 

Autoclave, la herramienta para romper el paradigma industrial

Para poder fabricar el ladrillo de hormigón celular curado en autoclave la empresa chaqueña cuenta con seis enormes autoclaves que permiten la curación del producto para que adquiera propiedades únicas como su fortalece y gran capacidad de aislación.
Una autoclave es un recipiente de presión metálico de paredes gruesas con un cierre hermético que permite trabajar a alta presión para realizar una reacción industrial, en este caso una cocción.
Funcionan permitiendo la entrada o generación de vapor de agua pero restringiendo su salida, hasta obtener una gran presión interna, lo cual provoca que el vapor alcance temperaturas altas.

Hasta la mezcla para producir el ladrillo es controlada por computadoras.

En el caso de Airblock la mezcla se cura durante varias horas en las autoclaves hasta lograr conseguir el producto que luego saldrá a un mercado que necesita contar con estos nuevos materiales.
En el país hay pocas fábricas que cuentan con este tipo de hornos y en su mayoría funcionan con una tecnología inferior a la que cuenta la firma local que adquirió equipamiento único en su tipo.
Incluso hoy la otra fábrica del país de ladrillo de hormigón celular cuenta con este instrumental y tiene la mitad de la capacidad que la chaqueña y además está parada, con lo que hoy la provincia podría transformarse en la única proveedora del ladrillo.
Pero el hecho de que en la provincia se instalen las autoclaves se abre la puerta hacia la industria pesada dado que a partir de la inauguración de esta fábrica el sector fabril contará con esta herramienta que tiene infinitas posibilidades.
Por ejemplo, en la industria alimentaria se utilizan para la esterilización de conservas y alimentos enlatados cuyas características requieren un tratamiento por encima de los 100 grados centígrados. También sirve para tratar la madera para construcciones en exterior y así protegerla de parásitos. A su vez el vulcanizado de los neumáticos se realiza en este tipo de hornos.

El curado del hormigón

El hormigón celular curado en autoclave es una mezcla de aglomerantes, áridos finamente molidos y agua más el agregado de un agente expansor que genera por reacción química millones de burbujas de aire, dosificados automáticamente en un riguroso proceso industrial y sometidos a un curado a alta presión en autoclaves de vapor de agua lo cual garantiza que se produzcan las reacciones químicas necesarias para la estabilización dimensional del material, confiriéndole además las propiedades termomecánicas que lo caracterizan.
El curado en autoclave otorga las condiciones de temperatura y humedad necesarias para que reaccionen químicamente los compuestos mencionados y se formen los cristales que conforman la matriz resistente.
La estructura celular otorga al hormigón sus propiedades higrotérmicas, y la formación del gel de tobermorita (garantizada por el curado en autoclaves) da origen a la resistencia mecánica del material y a su estabilidad dimensional.

También te puede interesar