Temas de hoy: LAB Secheep Bono de fin de año Actividad industrial La Final del Siglo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/1036

Dramático pedido de auxilio para detener las muertes aborígenes por desnutrición

Delegados de las comunidades toba, wichí y mocoví de distintas localidades de la provincia hicieron ayer un dramático pedido de auxilio para que se tomen los recaudos necesarios que eviten los fallecimientos de aborígenes por desnutrición.

El llamamiento fue realizado en la explanada de la Casa de Gobierno. Hasta allí llegaron al mediodía unos 60 delegados de los pueblos originarios, acompañados por las autoridades del Instituto del Aborigen del Chaco, para exigir la renuncia del ministro de Salud, Ricardo Mayol. En una nota dirigida al gobernador Roy Nikisch, solicitaron la dimisión del funcionario, a quien señalaron como responsable político de la ola de muertes de aborígenes por falta de alimentación adecuada y atención sanitaria.

Nunca más
“Nunca más un indígena con hambre, nunca más un indígena con desnutrición. No nos acostumbramos a la exclusión y al racismo que nos quieren callar la voz de denuncia”, señala la nota que dejaron los delegados aborígenes en Casa de Gobierno. El escrito estaba dirigido al gobernador Roy Nikisch, a quien solicitaron la renuncia del ministro Mayol.
“Este funcionario es el principal responsable de los fallecimientos de los hermanos indígenas”, acusaron los delegados aborígenes, y recordaron el caso de Mabel Pino Fernández, que fue internada en el Hospital Perrando “traída por particulares, ante la inacción del Estado, con cuadro de tuberculosis, y que fuera dada de alta sin un seguimiento médico adecuado para evitar el deceso, situación corroborada por testimonio de los familiares directos”.
“Esta situación de abandono total y atento al colapso sanitario y alimentario en que se encuentran las comunidades indígenas en diferentes puntos de la provincia, con el agregado de las declaraciones poco serias, infantiles e irresponsables del ministro Mayol, que demuestran una total falta de conciencia, y desconocimiento total de la situación”, añade el escrito.

Emergencia sanitaria
Los delegados también solicitaron al gobernador Nikisch que declare la emergencia sanitaria y alimentaria “para frenar cualquier flagelo expansivo que comprometa la vida de los indígenas y de la población en general”.
En ese sentido, el presidente del Instituto del Aborigen Chaqueño (Idach), Orlando Charole, dijo ayer que existe el peligro que, si no se controla en forma adecuada, algunas enfermedades como la tuberculosis se extiendan más allá de las comunidades aborígenes. Por otra parte, sostuvo que “la responsabilidad por los cuadros de desnutrición y el hambre no pertenece a un determinado partido, sino que es responsabilidad de todos”.

Derecho a la vida
“Venimos a reclamar el derecho a la vida, que es un regalo de Dios. La vida no pertenece al Estado, ni a un grupo étnico. El derecho a la vida va más allá de lo que establece el ordenamiento jurídico”, dijo Charole en un encendido discurso que pronunció frente a la sede del Ejecutivo, ante los delegados que llegaron desde distintas localidades del interior.
El titular del Idach cuestionó al Ejecutivo provincial por la forma en que respondió al reclamo de auxilio de los pueblos originarios. “No hizo nada para revertir la dramática situación de los hermanos aborígenes”, acusó, a la vez que reclamó “una decisión política valiente” del gobernador Nikisch, para que pida la renuncia al titular del Ministerio de Salud.
“Respetamos al doctor Mayol como persona y como médico, pero como funcionario tiene que renunciar al cargo, porque tiene responsabilidades directas en lo que está pasando con la desnutrición aborigen”, sostuvo Charole.
“Aquellos hombres que no están preparados para cumplir con su tarea de funcionarios, tienen que renunciar”, añadió.
La manifestación de los pueblos originarios coincidió con la marcha que hicieron los profesionales y técnicos de la salud pública, también hasta la Casa de Gobierno, para reclamar el destrabe de las bonificaciones. La ocasión sirvió para que dirigentes de la Asociación de Profesionales, Técnicos y Jerarquizados de la Salud expresaran su solidaridad al reclamo de los delegados aborígenes.

En tribunales
Los delegados aborígenes y las autoridades del Idach marcharon ayer hacia los tribunales de la avenida 9 de Julio para interiorizarse de la marcha de las investigaciones por el crimen de la adolescente Natalia Flores, de la etnia toba, que fue asesinada en el barrio Cacique Pelayo de Fontana. Allí fueron recibidos por funcionarios que ofrecieron detalles de la causa.