Temas de hoy: Fonplata GIRSU Cámara Nacional Electoral Boleta corta Paro de colectivos
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/102675
Un proyecto socioambiental contra la deforestación

Voloj: “El Chaco tiene mucho potencial para un gran programa nacional e internacional”

El exdirector de Cambio Global en la Fundación de Recursos Naturales de Argentina (FARN) Bernardo Voloj explicó que la concepción actual de las áreas protegidas implica desarrollar un mecanismo de reducción de emisiones, la deforestación y degradación. 

Una vez en marcha la iniciativa propone compensar económicamente a habitantes y trabajadores de actividades relacionadas con las áreas boscosas para promover que los árboles sigan en pie.

La importancia de los bosques ante el fenómeno del cambio global de temperatura y los mecanismos actuales para preservarlos, son el tema central del estudio.

Así Voloj explica que “se financia a los propietarios de tierras con árboles, no solo por el carbono que almacenan, sino por los beneficios que presentan en biodiversidad, turismo, actividades sustentables, etcétera”.

Además sostiene que, bien trabajado, el proceso de protección de áreas boscosas genera y permite mejorar la regularización catastral y resolver conflictos de vieja data entre criollos y comunidades originarias por la falta de planificación.

Las contras

Respecto de su investigación, el autor asegura que trabajó “fuertemente en la implementación de salvaguardas socio ambientales”, un aspecto que comprende “el acceso a la información, la participación efectiva de todos los interesados, reglas de mercado claro, la no generación de promesas de imposible cumplimiento”.

“Así como en nuestra provincia hay numerosas ventajas competitivas e institucionales por sobre otras, existe también conflictividad interna: litigios judiciales, conflictos entre etnias y criollos y existe debilidad en la tenencia de la tierra que generan muchos puntos oscuros para garantizar un trabajo sostenible”.

Las ventajas

Para Voloj es alentador observar que las comunidades originarias de la provincia tengan ideas claras sobre los tipos de mecanismos que consideran oportunos para generar un manejo sostenible de los bosques.

De las alternativas destaca que “hay mucho apoyo para la idea de utilizar los ingresos de REDD para financiar actividades productivas dirigidas por la comunidad y mucho menos entusiasmo para los sistemas de distribución basados en los pagos individuales”.

En consecuencia plantea continuar trabajando denodadamente para establecer cuál es el sitio más apto para iniciar un programa REDD en el Chaco. “Nuestra provincia tiene mucho potencial y puede servir como un gran programa internacional y nacional”, sostiene.

En lo legislativo resultaría ideal avanzar en una ley específica de ley de servicios eco sistémico que permita bajar el concepto de REDD, poder aplicarlo y establecer el marco de acción del programa con un criterio claro, autoridades responsables y financiamiento, entre otros aspectos.

También asegura que es necesario mejorar la efectividad de cumplimiento de la ley de bosques nativos. “En el Chaco, la Ley de Bosques se cumple bien, pero con algunas dificultades”, recuerda.