Temas de hoy: Cáncer de mamas Octubre Rosa Energía Eólica Caso Yanina Sequeira Mauricio Macri
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/102174
Aumento de costos hace sombra en el buen pronóstico para el primer trimestre

La inversión inmobiliaria espera mejor escenario por la mejor rentabilidad agrícola y el refugio de capital

Con mejor perspectiva de rentabilidad y mejor producción del sector primario provincial, y exponiendo resultados de la inversión en ladrillos, la actividad de la construcción vinculada al desarrollo de edificios de departamentos y el mercado inmobiliario espera recuperar niveles de actividad en 2014.

La compra de departamentos desde el pozo de construcción ha demostrado con solvencia ser la opción predilecta del ahorrista local, con desarrollos que captaron en los últimos años la rentabilidad de todos los sectores de la economía local.
Sin embargo, la inestabilidad política del año electoral que pasó, la sucesión de dos sequías con malas campañas agrícolas, la pérdida de competitividad de esas producciones respecto de sus costos dolarizados y aun el incremento de los costos de la construcción marcaron los dos últimos años de la actividad, que añoraba el nivel de negocios y ganancias de hace diez años.
Con un mercado cada vez más competitivo con la aparición de más empresas y también nuevas exigencias reglamentarias e impositivas, las empresas debieron ajustar sus procesos y superar crecientes obstáculos en la gestión, que aun amenazan el futuro de la actividad, como juzgan algunos de sus referentes locales (ver: Se desalienta la inversión). 
Sin embargo, las mejores condiciones para la actividad primaria surgidas luego del aumento del dólar oficial y un efecto en los precios finales de los inmuebles, que se adelanta insignificante o nulo, marcan un panorama positivo tanto para la construcción como para la operación inmobiliaria propiamente dicha, donde además se espera una probable reactivación de la venta de unidades usadas.

“Creo que esta devaluación del peso no tendría en principio que impactar en los valores de los inmuebles, porque no tenemos aumento de sueldos”, opina constructor y corredor inmobiliario Rubén Sinat para anotar que los precios de los materiales de la construcción ya se habían ajustado desde 2013 y considerando además que la “temporada baja” inmobiliaria de enero y febrero contribuye a la estabilidad de los valores con pocas operaciones y demanda.
“La gente que compró inmuebles hasta enero está mucho más tranquila de la que no compró porque su plata está cuidada”, grafica Sinat para destacar el blindaje del inmueble al valor de la inversión y el hecho de que se continúa la construcción de los proyectos en marcha en toda la ciudad.

La sombra de los costos

Para el corredor Emilio Caravaca Pazos, aunque el aumento del dólar no tuvo un impacto instantáneo en las operaciones locales pesificadas desde ha tiempo, las ventas de unidades desde el pozo de construcción podrán verse afectadas por el aumento del precio de los materiales.
El empresario coincide en que hay clientes en determinados niveles de precios y que un aumento considerable de los costos de la construcción podrá volver a sumar oportunidades de venta a propietarios de unidades usadas que esperan desde hace tiempo una oferta con precios congelados.
“Seguro que la gente se va a refugiar en los inmuebles porque sabe que lo peor es quedarse con los pesos o los dólares en la mano. Creo que hoy está equiparada la oferta y la demanda pero siempre hay interesados en hacer la inversión, aunque hoy por hoy algunos vendedores piensan si les convienen vender.

Premiar al inversor

Las empresas dedicadas a los desarrollos inmobiliarios también señalan la necesidad de revisar los temas impositivos, laborales y municipales pendientes que pueden volver a dar un impulso al sector.
“Hemos tenido varias charlas con buen ánimo de resolver temas en todos los niveles”, anota Sinat relevando los encuentros promovidos desde las entidades empresarias con la provincia y la municipalidad. “Impositivamente hay varios temas por resolver y generar expectativas para un sector que mueve mucho, en el que muchos inversores han dejado mucho en Resistencia y hay que premiarlos en vez de castigarlos porque además se trata de inversores locales que históricamente llevaron ahorros a otras ciudades”, anota el empresario.

Constructores y corredores inmobiliarios, como Rubén Sinat y Emilio Caravaca Pazos, esperan la recuperación de la actividad en 2014. Coinciden en reclamar reglas claras para premiar a los que invierten.

 

Ricardo Andrade

“Se desalienta la inversión local y la 
construcción de edificios está en terapia intensiva”

Con más de 35 edificios levantados en los últimos diez años, el arquitecto Ricardo Andrade siente hoy que el desarrollo de edificios de propiedad horizontal está tocando un techo y considera la actividad “en terapia intensiva”.
La suma de la presión tributaria nacional y local sobre la figura de los fideicomisos, las renovadas exigencias municipales y exasperantes demoras en la aprobación de los proyectos y las obras, la suba de costos y hasta el aumento del dólar suman argumentos al empresario para confirmar el virtual retiro de la actividad en la capital del Chaco, buscando nuevos proyectos regionales, como los que su empresa protagoniza en Posadas.

“No se puede contra el avance impositivo nacional, provincial y municipal. Se desalienta la inversión local”, acusa el arquitecto Ricardo Andrade.

“Hace más de un año y medio que no inicio ningún proyecto, no tenemos ningún problema de flujos, vamos terminando y entregando lo que hicimos y no hacemos más obras en Resistencia”, confirmó nuevamente a Economía y Negocios de NORTE, planteando que la trayectoria del estudio y la empresa --que conduce junto con su hijo Horacio-- no permite hacer asumir riesgos y mayores costos a la cartera de clientes e inversores que los acompaña.
“Lamentablemente sabemos que no sólo nosotros estamos desalentados, muchos otros desarrollistas están parando proyectos porque realmente todo viene en contra para que se siga construyendo. Se cambian las reglas se suma presión impositiva y el pago adelantado de impuestos, tanto desde AFIP, la ATP y la Municipalidad”, señala, marcando también que, ante la suma de problemas, los ahorros de muchas personas ya se canalizaron a otras inversiones.
“No se puede trabajar. Como pasó con las canchas de pádel, el boom de los edificios va a ser igual. Los edificios están en terapia intensiva y estamos descorazonados con el desaliento a la inversión local porque realmente nos podemos perder una gran oportunidad”, sentenció.


Actividad consolidada

En la encuesta cualitativa del sector de la construcción elaborada por el Indec, se expone la visión de una actividad consolidada tanto desde las empresas concentradas en la obra pública, como en la inversión privada.
Las expectativas para el primer trimestre de 2014 confirman en general un clima de estabilidad respecto del nivel de actividad esperado. 
En tanto los contratistas de la obra pública esperan en un 43,8% que el nivel de actividad no cambie, el 24,9% señala expectativas de aumento, sumando un 68% de opinión positiva contra un 31,3% que opina que la actividad disminuirá en los tres primeros meses de 2014 . 
Los constructores vinculados con la actividad privada, donde el 65% de las respuestas a la consulta del Indec aseguró que el nivel de actividad se mantendrá sin cambios entre enero y marzo, período en el que el 15% sostiene que aumentará, sumando un 80% de visión favorable, mientras que sólo el 20% estima que la actividad disminuirá.