Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Lorena Saucedo Elecciones Chaco 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/101952

Alerta de accidentes para 2015 en Europa

El caso Pomar se trató de la desaparición de una familia argentina que inició un viaje el sábado 14 de noviembre de 2009 desde la localidad de José Mármol rumbo a Pergamino (Provincia de Buenos Aires) y nunca arribaron a destino.

La familia estaba compuesta por Fernando Pomar, su esposa Gabriela Viagrán, sus hijas Candelaria y Pilar. Estuvieron desaparecidos 24 días. El caso conmovió al país y ocupó a los principales diarios y noticieros hasta que sus restos fueron ha llados el martes 8 de diciembre de 2009.

El caso de la familia Pomar, “perdida” durante 24 días pese a estar su auto volcado a la vera de la ruta, pudo ser sólo una anécdota de haber existido el sistema que será obligatorio en Europa en 2015.

Las acusaciones más graves se hicieron a la policía y las autoridades porque luego del accidente, algún miembro de la familia podría haber quedado vivo durante algunas horas y si los hubieran encontrado a tiempo quizá alguno se hubiese salvado, pero la mala investigación del caso hizo que después de más de 20 días los encontraran en avanzado estado de descomposición. De haber existido el sistema que ahora se ensaya en Europa los Pomar habrían tenido una oportunidad.

LLAMADA SALVADORA

Lo que pudo salvar a los Pomar es un sistema de alerta de accidentes denominado Ecall y mediante su uso el conductor que acaba de sufrir un accidente escuchará una voz amiga que sabe dónde se encuentra y le anunciará la movilización de los servicios de rescate necesarios.

Aún sin comunicación con las víctimas los sensores inteligentes “saben” que el vehículo tuvo un siniestro. El sistema equipará los vehículos producidos en la UE a partir del 1 de octubre de 2015. Cuando esté operativo, los sensores del eCall, de manera similar al accionamiento de los airbags, reconocerán que se ha producido un accidente y realizará una llamada automática al 112, al tiempo que envía un MSD (conjunto mínimo de datos) como posición del vehículo y sentido de la marcha, el tipo de vehículo, etc.

La red de telefonía móvil dará prioridad a la llamada y la enviará al centro de operaciones. El operador verá en su pantalla un mapa con la situación del accidente y podrá hablar con los ocupantes del vehículo.

Se estima que los tiempos de llegada de los servicios de emergencia se reducirán en las zonas rurales en un 50% y en las zonas urbanas en un 40%, además de mejorar la información acerca de las características del accidente.

Asimismo, las autoridades de tráfico podrán adoptar rápidamente las medidas necesarias para informar a otros usuarios de que se ha producido un accidente y para despejar la vía y restablecer la circulación lo antes posible, reduciendo la posibilidad de nuevos accidentes y la congestión causada por los mismos ocupantes del vehículo para recabar más información sobre el accidente.