Temas de hoy: Fonplata GIRSU Cámara Nacional Electoral Boleta corta Paro de colectivos
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/101579

Corrientes no puede perder una nueva oportunidad con Yacyretá

El abogado correntino Luis Acosta Mur, promotor de foros regionales que promueven definiciones de fondo sobre obras de infraestructura pendientes para el desarrollo del NEA como el gasoducto y el segundo puente entre Chaco y Corrientes, plantea en este artículo la coyuntura presentada por el vencimiento, el próximo 29 de marzo, del Tratado Binacional por la represa de Yacyretá y también del polémico ANEXO ‘C’ del Capítulo XVII sobre el reajuste del precio del GigavatioWatt/hora año, el que se había fijado en aquella fecha a 2.998 dólares el gigavatio.

Por Luis Acosta Mur

“Cuando se reformó por una Nota Reversal de los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países en el año 1994, unos meses después que el expresidente Menem dijera  “que Yacyretá era un monumento a la corrupción” ...esa fue una fuerte y oculta estrategia del expresidente para obligar a la República del Paraguay a aceptar una propuesta ‘muy leonina’, pero que en definitiva favorecía ampliamente a la parte argentina, pero el Gobierno argentino no se preocupó en hacer un seguimiento y en consecuencia no sabía que la Cámara de Diputados del Paraguay, después de aprobar con escaso quórum, a los 2 años la totalidad del “Congreso Paraguayo rechaza ‘in límine y de ipso facto, deja sin efecto todo lo actuado en la Nota Reversal De 1994...” volviendo a adquirir valor para ellos todo lo escrito y determinado en el tratado firmado en 1973.

Pero, como es de costumbre a la parte argentina le fue indiferente y siguió manejándose como si nada hubiese pasado porque esa era la visión imperante, en nuestro país, en la “Segunda Década Infame” del centralismo menemista, neoliberal y unitario de Buenos Aires”... Esta historia es larga de contar, como también va ser largo el relato de lo que de aquí en adelante va a suceder con el “Reclamo de los hermanos paraguayos”.

Lo único concreto que se puede decir es que los correntinos vamos a seguir perdiendo oportunidades, porque desde el año 2002, en que los hermanos misioneros se apoderaron del manejo de la represa y siguieron tirando manteca al techo, pero para el lado misionero, nuestra provincia va a seguir siendo nuevamente postergada y ni pensar lo que va a ocurrir, si la República del Paraguay recurre a La Haya y esta corte internacional posiblemente les termine dando la razón, adónde van a ir a parar nuestros reclamos.

O sea la provincia de Corrientes nuevamente postergada, ya que: a) la urgente defensa costera, en el Km. 1277 de la Ruta 12, donde el agua del perilago ya se encuentra a escasos 20 metros, de la cinta asfáltica, la que no sé por cuanto tiempo le puede servir de contención y también hay que destacar que el mencionado perilago se encuentra a trece metros por sobre el nivel de la Ciudad de Ituzaingó y la cabecera de la Laguna del Iberá, la que se encuentra a escasos kms. de allí; b) La necesaria Polderización de las Islas de Apipé Grande y Apipé Chico, las que ya fueron arrasadas como consecuencia de la improvisación; c) La concreción de las obras complementarias a la toma de riego, como ya se construyeron del lado Paraguayo, para el desarrollo de nuestra cuenca arrocera.

Las aberraciones Jurídicas e Institucionales, como las aquí en parte detalladas precedentemente, sólo se pueden dar por una absoluta falta de control a las sucesivas administraciones de la Entidad Binacional, porque cabe destacar que cuando se firmó el Tratado de Yacyretá, el presupuesto original era de 1.750.000.000 (Si leyó bien un mil setecientos cincuenta millones de dólares) y hoy según los hermanos paraguayos el costo de la obra supera los 18.000.000.000 (dieciocho mil millones de dólares).

Esto lamentablemente es demostrable, ya que contamos con todo el material para hacerlo. A mi modesto entender esto se inicia cuando en el mes de marzo de 1990, ambos Directores Ejecutivos resuelven disolver, la Dirección de Fiscalización de Contrato. Este Organismo tenía a su cargo el control de todos los certificados de Obras que debía abonar la Entidad a la Contratista.

Esto motivó por mi parte una fuerte discusión con Sr. Director Ejecutivo Argentino de apellido Abraham y derivó que me echaran por primera vez de la Entidad Binacional. El argumento que sostenía el mismo era que si ya se le pagaba a la Consultora para que “controlara” los intereses de la Entidad, no hacía falta y se podía prescindir de dicho Organismo.

Intento privatista de Menem

Ante estas circunstancia y como en forma simultánea desde el mes de octubre del año 1989, me desempeñaba como asesor “ad-honorem”, con el rango de Ministro del Gobernador del Chaco Danilo Luis Baroni, es que se dio la oportunidad, en que el día 5 de mayo del año 1990, me volviera a encontrar en el Aeropuerto de Sáenz Peña con motivo de la Fiesta del Algodón con el ex presidentes Menem, quien al verme al lado del Sr. Gobernador, me preguntó qué estaba haciendo ahí y como andaba Yacyretá, a lo que yo le contesté que no sabía porque hacía dos meses que me había despedido el director Ejecutivo.

Me preguntó hasta cuándo me quedaba ahí, le respondí que mientras esté mi presidente yo me iba a quedar y es así que me invitó para el otro día a las siete a tomar un café en el hotel Gualok. Como resultado de la conversación fui reincorporado inmediatamente y ascendido.

Tratar de resumir en una nota, los casi seis años posteriores, me resulta imposible porque a los cambios de Directores Ejecutivos, tendría que sumarle cada desaguisado que en el funcionamiento de la Entidad se iban dando.

Cabe destacar que la designación del doctor Saúl Bouer, fue lo más acertado que pudo ocurrir en esa época, ya que a su capacidad de trabajo había que agregarle, su probada honestidad, la que lamentablemente no duró mucho, por cuanto luego de su reelección al ex presidente, se le ocurrió privatizar Yacyretá, a lo que el doctor Bouer se opuso renunciando indeclinablemente y fuimos muchos los que nos opusimos públicamente, ante tal medida.

Yo sabía que a partir de ahí mis días dentro de la Entidad estaban contados, ya que mi oficina se convirtió en el centro de la conspiración para luchar contra la tríada de Menen-Cavallo-Bastos.

Con la designación del licenciado Blanco, concuñado de Bastos, como nuevo director Ejecutivo volví a tener una fuerte discusión y fui echado por segunda vez. Por suerte no todo el esfuerzo fue en vano, por cuanto lo que ya habíamos armado con el secretario del entonces Diputado Nacional Fernando “Pino” Solanas, en la Cámara de Diputados de la Nación y que consistía en una “Comisión de Seguimiento de las Obras de Yacyretá”, la que se convirtió en la herramienta fundamental que impidió la privatización de Yacyretá. La misma estaba integrada por Fernando Pino Solanas, como presidente y como vocales las doctoras Elisa Carrió y Cristina Fernández de Kirchner; el ingeniero Mario Cafiero; el doctor Noel Breard y el senador Mario Lozada.

Conseguir el objetivo no fue fácil, pero conseguimos armar un circuito de información que terminaba siendo publicada por el único medio que nos daba cabida generosa y era el diario Página 12, para lo cual quiero destacar la tarea desplegada por el periodista Horacio Verbitsky.

La obsesión del expresidente Menem era entregar Yacyretá, al Grupo ENRON, asociado a un grupo chileno, el capital mayoritario lo tenía la Familia Bush, es por eso que cuando decimos que el esfuerzo no fue en vano, es porque en el año 2010 el Grupo ENRON, se fue a la quiebra y la pregunta del millón es que ante la actual crisis energética ¿qué sería del país hoy con la represa de Yacyretá en manos de una empresa quebrada?