Temas de hoy: Evo Morales Copa Libertadores Boleta larga A.A. Se hizo viral
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/101500

La Fidelidad

La Estancia La Fidelidad, o ex Bunge y Born como se la conoce localmente, es un enorme pulmón verde situado en el centro de la región chaqueña, ubicado a ambas márgenes del río Bermejo, abarcando el territorio de las provincias de Chaco y Formosa.

De aproximadamente 250.000 hectáreas, unas 140.000 de las cuales se encuentran en el Chaco y un poco más de 100.000 en Formosa  es  una gigantesca reserva de biodiversidad que une las cuencas del Bermejito y del Bermejo, con una muestra representativa de todos los tipos de bosques, sábanas, pastizales y humedales de este interfluvio. No solo no existe en la región otra propiedad de esta dimensión, sino que se trata del bosque nativo más grande de la Argentina, un sitio estratégico en materia de biodiversidad.

Una comida con lugareños y el refrescante baño en el río Bermejo.

El 62 por ciento de la ecorregión del gran Chaco Americano está dentro de la Argentina y, de esa superficie, sólo el 3,2 está dentro de algún tipo de área natural protegida.

La Fidelidad está en un estado de conservación envidiable, baluarte inestimable para la preservación de la biodiversidad chaqueña. En sus bosques, esteros, lagunas y albardones con selvas alberga una riquísima biodiversidad que incluye entre su fauna a varias especies amenazadas de extinción como el Tatú Carreta (Priodontes Maximus), el Yurumí (Myrmecophaga tridactyla), el Chancho Quimilero (Parachoerus wagneri), el Tapir (Tapirus Terrestris) y el Yaguareté (Panthera Onca), todas ellas reconocidas por el Chaco como Monumentos Naturales Provinciales.

Tras la  violenta y misteriosa muerte de su propietario instalando un sinfín de hipótesis y conjeturas sobre las razones del asesinato, espontáneamente un grupo de ONG, organismos oficiales, personas públicas y anónimas y medios de prensa, se vieron involucrados en una serie de sucesos y gestiones que tuvieron como objetivo principal poner el alerta sobre el futuro de esta porción casi virgen de nuestros bosques nativos.

Desde un comienzo, este tema causó preocupación no solo a las organizaciones no gubernamentales pioneras en temas de conservación, sino también a numerosos actores políticos, destinatarios directos de los reclamos, y de la comunidad en general, principal termómetro de las cuestiones sociales pero a la vez aliado incondicional para lograr objetivos de esta índole.

Según Mariano Ezcurra, el lugar donde se pretende crear el parque nacional ya fue objeto de relevamientos 15 o 20 años atrás. En ese entonces ya se constató que esa enorme “mancha verde” que era la estancia La Fidelidad poseía una extraordinaria densidad y biodiversidad.

Un momento de relax en la canoa en la que navegó el río.

En 2011, cuando fue asesinado su propietario, “la idea de crear un parque nacional cobró vigor” y comenzaron las gestiones  interesando al gobierno provincial hasta que, a fines de ese mismo año, el parlamento chaqueño aprobó, por unanimidad,  la ley que declara de utilidad pública y sujeta a expropiación las tierras de La Fidelidad y a la vez la creación de un fideicomiso que “abre la participación de los ciudadanos para reunir los fondos para pagar esa adquisición” resalta Mariano Ezcurra.

El esfuerzo que esto supone es casi titánico, de allí que gestos como el de Juana Viale, que tuvo inmediata y gran repercusión, aportan y suman para hacer realidad el primer parque nacional gestado por suscripción popular.