Temas de hoy: Alberto Fernández asunción presidencial Transporte público Jorge Capitanich Roxette
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/186310

“Necesitamos volver a hablar del VIH”

El jefe del programa de ITS, VIH y hepatitis virales Juan Carlos Quintana asegura que contrariamente a lo que se cree, aún hay mitos que se reciclan, y por eso plantea hacerles frente con comunicación estratégica. 

La reciente actualización del Boletín sobre VIH, Sida y enfermedades de transmisión sexual (ETS) reveló que hay 5.800 contagios de VIH por año en el país, el 98% por no usar preservativo. Además se evidencia que aumentaron en forma sostenida los casos de sífilis.

vih.jpg
Las pruebas exprés son 100% confiables en el Chaco las respaldan acuerdos con Salud Pública (Epidemiología y Laboratorios) y con el Colegio de Bioquímicos. Foto de Germán Pomar.

El jefe del programa de control Provincial de ITS, VIH y hepatitis virales aporta datos provinciales que demuestran una misma dirección: “Tenemos unos 140 a 150 nuevos diagnósticos anuales en los últimos tres a cuatro años; cuando de 2011 a 2013 eran unos 90 a 110”. Por otra parte señala que si bien hubo un ligero incremento en varones se mantiene la relación 2 – 1 de varones y mujeres en los nuevos contagios. 

Mientras se contabilizan 786 personas con atención en el programa HIV en la provincia, Juan Carlos Quintana aclara que es una cantidad con altibajos: “Algunas están en plena actividad, otras se alejan periódicamente”.

Volver al preservativo

Una particularidad que se advierte en los datos nacionales es que el 98% de los 5.800 nuevos casos por año de personas infectadas con VIH fue por mantener relaciones sexuales sin protección, lo que demostraría una deuda con el uso del preservativo.

Quintana agrega un componente: la percepción en las generaciones más jóvenes consideran que el sida o portar el virus es un problema que se percibe como de otra época. “Los centennial o millennial lo ven como realidades alejadas, típicas de la década del 80 y del 90; o peor: como si ocurrieran en otros países como Estados Unidos”, analiza. De ahí que con firmeza plantea: “Tenemos que volver a hablar de las enfermedades de transmisión sexual en todos los espacios, necesitamos volver a poner en agenda al VIH”.  

Más detecciones

Por otra parte el médico señala que aumentó la cantidad de detecciones en testeos, gracias al aporte voluntario y a que cada vez más médicos lo recomiendan en la consulta.

quintana.jpg
“Antes de 2015 teníamos una actividad intensa y sostenida, con muchos más recursos, se trabajó muy bien”, asegura Juan Carlos Quintana. Foto de Miguel Ángel Romero.

En septiembre NORTE contactó a Mariano Galeano de la Fundación Travesti Trans Chaco, que se dedica a la prevención y detección de portadores del virus. Hace dos años que él, junto con otros jóvenes integrantes, realizan testeos exprés en la vía pública. Las pruebas duran unos pocos minutos y van acompañadas de campañas de uso del preservativo en acontecimientos públicos de gran convocatoria.

En 2018, desde principios de mayo hasta diciembre, las pruebas permitieron detectar 24 casos, mientras que hasta la primera semana de septiembre ya eran 17 los resultados que dieron positivo.

Los elementos para las muestras (reactivos) y la folletería que distribuyen proviene de AHF -de la sigla en inglés AIDS Healthcare Foundation-, una entidad internacional dedicada a la temática. Otra parte de los recursos se traduce en capacitación y formación para entrevisas pre y post diagnóstico.

Idas y vueltas

Hace dos meses otra organización, la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos (Rajap), denunció la falta de reactivos para estudios de seguimiento y medicamentos antirretrovirales, producto de los recortes presupuestarios en Salud Pública de la Nación.

Quintana, con varias gestiones trabajando en la temática, reconoce que este año hubo más demoras que en anteriores, especialmente porque se trataba de insumos importados: “Siempre hubo demoras, pero en general se proveyó, en los cuatro años no hubo faltantes”. No obstante sostiene que ese equilibrio es mérito de la gestión local, debido a la degradación del Ministerio a Secretaría a la desintegración de planes y programas que venían funcionando hasta 2015. “La dirección nacional se quedó con lo mínimo indispensable y en la promoción de la Salud se produjeron  varias debilidades, las acciones del programa Remediar mermaron y para imprimir folletería había que descargarlos de la página web de la Nación”, describe.

El médico se esperanza con volver a la metodología de trabajo anterior a 2015: “Teníamos una actividad intensa y sostenida, con muchos más recursos desde folletería y preservativos hasta fondos para capacitación y proyectos  como el sífilis congénita; se trabajó muy bien”, ejemplifica.

 

Metas locales y mundiales

La Organización Mundial de la Salud resumió en tres metas los esfuerzos por reducir la transmisión del virus de inmunodeficiencia adquirida: lograr que el 90% de las personas portadoras conozca su diagnóstico, que el 90% de esos nuevos diagnósticos se adviertan tempranamente y que el 90% de ellas reciba tratamiento.

“Es una meta ambiciosa; no llegaremos con ese porcentaje de testeos a 2020, pero seguimos trabajando para la detección de casos todo el año”, dicen los voluntarios de las oenegés que toman tests exprés.

“Trabajamos siguiendo las mismas metas en el Chaco; en la medida que avancemos tenemos que lograr que la carga viral sea indetectable; eso es clave para la vida de las personas que conviven con el HIV”, destaca el médico del área en el Perrando.

 

La importancia de seguir usando preservativo 

La falta de uso de preservativo es una deuda pendiente. Si bien la epidemia de VIH se mantiene estable, en Argentina la sífilis está en aumento, registrando una tasa de 126 casos por cada 100.000 habitantes en la población entre 15 y 24 años, cuando lo esperable sería que fuera de 10 cada 100 mil habitantes. 

“Es un alerta porque se trata de otra enfermedad que se transmite por las mismas vías que el VIH pero mucho más fácil, entonces, si no se trabaja fuerte en el uso del preservativo, en unos años podemos volver a tener un aumento de los nuevos casos de VIH también”, señala la directora de Sida, ETS, Hepatitis y TBC, Claudia Rodríguez, a Página12.

La población que desconoce que vive con el virus se estima en 17%, tres puntos menos que el informe pasado. Si bien cada año se baja un poco el porcentaje de personas que desconocen que viven con el virus, es necesario aumentar el testeo.

Otro dato del nuevo Boletín es que el 23% de los nuevos diagnósticos fueron tardíos, esto es, con personas que presentaban enfermedades asociadas o sida. La prevalencia en la población en general es de 0,4%; pero si se piensa en poblaciones específicas el grupo más vulnerable son las mujeres trans, con una prevalencia del 34%; los hombres que tienen sexo con hombres, un 15%, y los usuarios de drogas inyectables, un 7%.