Temas de hoy: Elecciones provinciales 2019 Liga Argentina de Básquet Ecuador Selección Argentina bienestar digital
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/184297

Los próximos pasos del INTA en el Chaco y Formosa

La directora regional, quien recientemente renovó en el cargo, desarrolla sus propuestas de gestión en las diversas actividades que propone la institución. Tanto puertas adentro como en la parte de extensión, investigación y desarrollo.

La propuesta de gestión para el Centro Regional Chaco - Formosa del INTA se enmarca en el Plan Estratégico Institucional (PEI) 2015-2030, formulado mediante un proceso del cual participé intensamente ya en el rol del Directora del Centro Regional Chaco - Formosa, desde fines de 2014. Concebido como una herramienta estratégica para las políticas públicas del Gobierno Nacional, el PEI define claramente los lineamientos de las actividades de la institución para un horizonte de 15 años, al año 2030. 

INTA5.jpg
En algodón, el INTA hace punta con las nuevas variedades genéticas presentadas hace poco tiempo.

Cabe destacar un pormenorizado análisis de las tendencias y oportunidades que enfrentara el Sector Agropecuario, Agroindustrial y Agroalimentario, en el período considerado, a partir de la dinámica propia de la oferta y la demanda de los productos agropecuarios, mayores exigencias de trazabilidad de los procesos y aumento de la demanda de alimentos certificados, la aparición de nuevos actores en el sector científico tecnológico mundial, tales como China e India, una mayor concientización sobre el cuidado del ambiente, complejización de los sistemas productivos (lo que conlleva a la necesaria profesionalización de la producción agropecuaria) y la necesaria internalización del enfoque de género y los cambios generacionales.

Asimismo, el INTA en su “mapa estratégico” sintetiza el denominado camino critico existente entre el potencial humano y social y la misión, visión, valores y principios de la institución, en la generación de los productos y servicios, mediante los procesos internos, definidos para cada componente en base a la estrategia del Instituto.

Para un horizonte más cercano, esto es al año 2020, se cuenta con el Plan de Mediano Plazo (PMP 2016-2020), el cual destaca algunas cuestiones prioritarias, tales como el Valor agregado y la calidad en los productos de origen agroalimentario y agroindustrial, la Sustentabilidad de los sistemas ganaderos, agrícolas y recursos naturales, la biodiversidad, el desarrollo territorial y la presencia internacional.

Plan regional

En paralelo, a nivel local, se trabajó en la redacción del Plan del Centro Regional Chaco - Formosa, 2016/2020, elaborado en el marco de un proceso participativo, interno y externo, en el cual se buscó definir una visión compartida respecto al “INTA que tenemos” y al “INTA que queremos” en las provincias de Chaco y Formosa. Se definieron los principales problemas en competitividad, sustentabilidad y equidad de la región, así como las oportunidades y nuevas demandas existentes a nivel global, nacional, regional, provincial y/o local.

A partir de ello, considerando las fortalezas institucionales, los actores involucrados y la estrategia de gestión para la administración de las capacidades y recursos, se clarificaron las responsabilidades institucionales a asumir, en términos de objetivos, líneas de acción, instrumentos y resultados esperados para los próximos años hasta el 2020.

Propuesta de gestión

Para el planteo de mi propuesta de gestión para la dirección del Centro Regional, considero sumamente relevante partir de la priorización de los problemas y oportunidades regionales que INTA debería resolver o catalizar, respectivamente, en ambas provincias, entre otras temáticas que seguramente irán apareciendo:

a) Bajos índices productivos en sistemas ganaderos extensivos;

b) Inadecuado manejo de los recursos naturales por escasa identificación y caracterización de potencialidades y limitantes, para desarrollar sistemas de producción y propuestas de manejo;

c) Disminución de la receptividad en áreas ganaderas extensivas por degradación de los pastizales naturales e invasión de especies arbustivas;

d) Sistemas productivos en general orientados a la producción primaria, debido a limitantes que impiden el desarrollo agroindustrial para promover el valor agregado (problemas en servicios críticos, políticas de promoción, etc.);

e) Disponibilidad de tecnología para estabilizar los sistemas productivos agrícolas - forestales regionales y

f) Demanda creciente de la cadena agroindustrial por nuevas tecnologías en algodón.

Actualmente, estos problemas y oportunidades serán atendidos mediante la participación de profesionales de este Centro Regional en unos 100 proyectos estructurales o disciplinarios, los cuales han sido recientemente aprobados por el Consejo Directivo de INTA.

En paralelo, hemos propuesto a la Dirección Nacional las siguientes Plataformas de Innovación Territorial (PITs):

-El Impenetrable: un potencial con presente de desarrollo inclusivo y sustentable.

-Desarrollo tecnológico sustentable del Este de la provincia del Chaco.

-Desarrollo y gestión de tecnologías sustentables para el fortalecimiento y competitividad de las principales cadenas agroalimentarias regionales del Este de Formosa y el departamento General San Martín, Chaco.

-Centro Formoseño

-Domo Central chaqueño.

Cabe señalar que otras dos plataformas se plantean en articulación con los Centros Regionales Salta - Jujuy y Tucumán - Santiago del Estero; Chaco Semiárido salteño - formoseño y Sudoeste del Chaco - Noreste de Santiago del Estero, respectivamente.

En investigación y desarrollo

A partir de la consolidación del perfil tecnológico de las Unidades, se pretende alcanzar el liderazgo institucional en temáticas relevantes para el sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial de la región. Nos aseguraremos además la necesaria articulación e interacción entre las Experimentales el Centro Regional, evitando la superposición y/o duplicación de actividades de investigación.

Se hace necesario en este esquema reforzar el rol del Coordinador del Área de Investigación de las Unidades. Y resulta imprescindible también asegurar la gestión dentro de los grupos de trabajo en investigación, mejorando la visión prospectiva de los mismos y la definición de escenarios futuros que optimicen la planificación. Hacia afuera, considero sumamente apropiado mejorar la integración entre instituciones dedicadas a la Ciencia y Tecnología, tanto en el plano nacional como provincial, tratando así de eficientizar la búsqueda y el uso de recursos.

Habrá que gestionar con celeridad la incorporación del ex IPAF Nea como área de investigación en Agricultura Familiar, bajo la dependencia actual del Centro Regional Chaco - Formosa.

En transferencia y extensión

La propuesta pretende para el próximo período de gestión enfatizar la Mejora de los Sistemas Productivos Predominantes, en campos de productores, a través de la difusión de tecnologías adaptadas al sistema y al ambiente, que mejoren el resultado de la empresa (Análisis técnico, económico, financiero y patrimonial).

Se trata de la red de difusión de tecnologías de los sistemas representativos de Chaco y Formosa, dentro de la cual hoy contamos con unos 70 productores demostradores, 30% de los cuales son ganaderos, 20% hortícolas, 32% mixtos, 12% agrícolas, 4% apícolas y 3% de porcinos.

Debería continuarse con la propuesta del Programa Cambio Rural, en el cual hoy trabajamos 42 grupos con 360 productores, 33 Promotores Asesores y 14 Agentes de Proyecto. Asimismo, es de suma relevancia asegurar la continuidad del Programa Pro-Huerta. En este Programa, mediante los Proyectos Especiales, a lo largo de este período se han formulado unas 101 propuestas, beneficiando a unas 2966 familias, esto es unas 11955 personas. Mientras, con 640 cisternas se logró mejorar la calidad de vida de 1154 familias.

Respecto a los insumos tradicionales del Pro-Huerta, se lograron unas 70.000 huertas familiares desde 2016, reflejando el alcance del Programa.

Se mantendrá también la estrategia de trabajo con las comunidades aborígenes, a través de las artesanías de tejidos con Chaguar, la cría de animales menores, la producción de granja (huevo y carne) y hortalizas varias, las artesanías con semillas, cueros, etc. Y la confección de canastos, bolsos de mano, etc.

Además, se continuará con la red de lotes demostrativos, la participación institucional en comisiones de emergencia, exposiciones, ferias, mesas locales, comités de Programas como el Pisear, Proderi, Prodaf, Procanor, Buenas Prácticas Agrícolas, Ley Ovina y Caprina, PPD (Pequeñas Donaciones), CONAMI (Comisión Nacional de Microcrédito), entre otros.

En información y comunicación

En este aspecto, será importante concretar un Sistema de relevamiento permanente de recolección de datos para producción de información agropecuaria de uso interno y externo al INTA. Tendremos que reorientar la generación de Herramientas de comunicación, hacia productores más jóvenes. Y catalizar un mayor uso de TICs y la utilización de APPs.

Enfatizaré en la difusión y publicación aprovechando los medios de comunicación disponibles (locales, regionales). Pretendo, en definitiva, una mayor y mejor gestión y producción conjunta de contenidos (Articulación entre profesionales y técnicos con comunicadores).

Hacia adentro del INTA

Continuaremos implementando un Programa Regional de Capacitación continua para todo el personal, considerando los grandes grupos de trabajo (Secretarias, Jefes de Personal, Personal de campo, administradores, etc.), destacando que la propuesta se basa en la metodología de capacitación en acción.

Reitero la necesidad y la importancia de seguir con “Formación de gerentes”, pensando en preparar a quienes gestionarán grupos, áreas, proyectos, Unidades, en los próximos años, siempre con el objetivo de fortalecer el pensamiento crítico sobre su rol generando mayor protagonismo e innovación en su rol y capacitándolos para replicar el modelo aprendido en sus equipos de trabajo.

Continuaremos gestionando la reposición de vacantes, la incorporación de becarios, considerando sobre todo el desafío planteado inicialmente sobre las nuevas temáticas, lo que requiere gestionar perfiles de profesionales distintos.

Será fundamental, finalizada la etapa de revisión de la dotación y de las estructuras institucionales, definir las pautas y concretar la formulación del Mapa Estratégico de RR.HH. que contribuya a la orientación de las definiciones en torno a la incorporación de profesionales y personal de apoyo y técnico los próximos años.

Con el Consejo del Centro Regional

Seguiremos gestionando una participación plena del mismo, en interacción permanente durante instancias claves, como priorización, planificación, seguimiento y evaluación de diferentes instancias o componentes institucionales.

Y propondremos, a partir de las demandas de los consejeros, un plan de capacitación permanente, que contemple la natural inducción al Consejo como la actualización y formación en temas puntuales.

Habrá que asegurar el mismo énfasis a nivel de los Consejos Locales Asesores de las Unidades y las Agencias.

Resumiendo, el Modelo de Gestión que planteo, se define a partir de la consolidación de verdaderos equipos de trabajo en los diferentes ámbitos de las Unidades, la participación efectiva de los involucrados en el territorio, a partir de la identificación de problemas, oportunidades, amenazas, construcción de escenarios y la definición de una visión prospectiva que contribuya a la planificación estratégica.

Este modelo generará y trabajará con alianzas formales, buscando aprovechar las capacidades y ámbitos institucionales disponibles, trabajando con conciencia de impacto a nivel de los territorios del Chaco y de Formosa.

Qué esperamos lograr

A partir de la propuesta de gestión formulada, espero lograr los siguientes resultados: información estratégica de apoyo al desarrollo de políticas públicas; mayor y mejor interacción y articulación con los decisores políticos; tecnologías sustentables adaptadas a diversas áreas agroecológicas y sistemas productivos predominantes; proyectos institucionales insertos en las dinámicas de los territorios y un Centro Regional concebido y reconocido como instrumento de política tecnológica y de desarrollo a nivel regional y nacional.