Temas de hoy: Elecciones provinciales 2019 Chaco elige Ecuador Selección Argentina calor en Chaco
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/183481
LA SALIDA LLEGÓ ANTE UN DESCONTENTO CRECIENTE DE LOS USUARIOS

Transporte: tras cuatro días y medio sin servicio se llegó a un acuerdo

El gobierno medió entre UTA y empresarios. Choferes cobraron el reajuste por paritaria. Por ahora no habrá aumento de boleto.

La situación no daba para más. Fueron 113 horas en que la ciudadanía se quedó sin transporte público, desde el comienzo del paro el jueves a las 22. Finalmente, este martes a las 15 el servicio se restableció y el área metropolitana paulatinamente retomó sus obligaciones laborales, educativas y sus quehaceres cotidianos.

parada.jpg
En la mañana de este martes, las paradas de colectivos continuaban vacías. Se supo del levantamiento de la medida de fuerza a las 12 del mediodía, tras casi cinco días de paro.

La UTA Chaco reclamaba por haberes adeudados, que según dijo el subsecretario de Transporte, Roberto Medina, tras el encuentro con las partes, iban a ser abonado en el transcurso de la jornada de ayer “ese 20% de reajuste salarial”.

En tanto, este miércoles se haría la transferencia de los fondos de 7,5 millones de pesos “al sector en concepto de atributos sociales”, agregó el funcionario provincial, que prometió “agilizar todas las gestiones para que esta situación no vuelva a suceder el mes que viene”.

Sobre el precio del boleto, que empresarios afirman debiera tener un valor de 36 pesos, Medina aclaró que “por el momento no habrá aumentos”.

Medina, abordado por los medios, fue consultado sobre por qué se tardó tanto tiempo (casi cinco días) en llegar a un acuerdo entre las partes, a lo que respondió: “Porque la plata no abunda. Entonces tratamos de agilizar las gestiones posibles desde nuestro lugar”.

La postura del gobierno estaba ajustada a argumentar que no tienen fondos para hacerse cargo del aumento a choferes, salvo los concedidos por el programa Chaco Subsidia.

MALESTAR UNÁNIME NORTE

recorrió las calles del centro de Resistencia y dialogó con algunos vecinos que demostraron enfáticamente estar en contra de este paro que se extendió hasta ayer, y que los ha perjudicado notablemente, no solo a adultos en sus respectivos empleos, sino a niños en sus escuelas y jóvenes en sus obligaciones académicas.

En este sentido, este matutino informaba ayer que las escuelas ya registraban un 50 por ciento de inasistencias de docentes y alumnos, en quizás uno de los mayores estragos de la falta de transporte público.

El testimonio de Ramón Aquino, un vecino que reside en zona de calle 25 y avenida Edison, fue categórico. “Esto es un desastre”, exclamó arriba de su bicicleta, y angustiado porque sus hijos no podían asistir al colegio secundario donde estudian.

“¿Cuánto cree usted que me saldrá un remís desde 25 y Edison hasta el centro? Me arrancan la cabeza”, lamentó. En relación con lo mencionado, justamente un remisero, Jorge González, dijo a NORTE que “antes cuando había un paro de transporte nos llovían pasajeros, nos frotábamos las manos. En estos días trabajamos como cualquier otro día normal, con poco en la calle. No hay plata en la calle. Nosotros no nos vimos beneficiados en nada con este paro” comentó.