Temas de hoy: Ley de emergencia alimentaria Enfrentamiento entre policías y dirigentes CAME Gas NEA Colectivos
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/183165
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

Yo, agricultor

Sebastián y Denis son muy parecidos. Con sus errores y aciertos, han marcado sus huellas en este año tan distinto, que de entrada nomás, en enero, los golpeó con lluvias intensas, y luego también en mayo.

A Sebastián Alvarez lo conocí cuando la fuerza del agua acumulada arrasó con sus instalaciones en Colonia Necochea, cerca de Las Breñas. Toda su horticultura y también su criadero de pollos, totalmente inundados. Hubo lágrimas incontenibles, pero no se rindió. Y comenzó a resurgir, y fue el momento propicio para demostrar lazos de solidaridad. Y ahora está en pie, trabajando a pleno. Denis, en tanto, nos enviaba constantemente audios describiendo lo que veía en la zona de Colonia Juan José Marmol, al sur de Sáenz Peña. “No para de llover, changos…esto nunca se vió…chau mi algodón”, decía. Sin embargo, el 7 de febrero, desde el Lote 9 de Colonia José Marmol, se hacía la primera entrega de algodón luego de cosechar un lote de unas 20 hectáreas que fueron entregados a la firma Marfra de Sáenz Peña –en un hecho para celebrar por partida doble—porque recién se había puesto en marcha luego de que la misma fuera cerrada por la brasileña Alpargatas.

Dibujo Agricultor.jpg

“Cuando a mi hija le preguntan a qué se dedica su papá, siento orgullo cuando ella les responde: es agricultor…y se me cae una lagrima por me siento parte de esta patria donde somos muchos los que cada dia aportamos desde el campo”, dice el joven Denis Konsimal, con su fé en alto y sus convicciones que no duda en compartirlas. Y en el medio, quien escribe esta columna conoció a muchos agricultores de casi toda la provincia, de distintas escalas. Muchos con la mirada triste, por tienen que comenzar de nuevo porque el agua les inundó sus campos y perdieron cultivos y también animales. Pero también conocimos la mano de la solidaridad entre ellos, y muchos de ellos sin conocerse personalmente.

EL CAMPO Y SU IMPACTO EN UN CHACO NECESITADO

Chaco tiene innumerables necesidades, se sabe. Pero hay una luz de esperanza, que tienen que ver con la necesidad de darle al sector productivo primario el rol que le corresponde. “El pan que estas comiendo, es porque un agricultor sembró el trigo;el bife que estás haciendo es porque un productor crio una vaca; la chomba que tenés puesta es porque un chacarero sembró algodón; o la miel que consumís, o el aceite que estas usando es porque hubo productores que producen en el campo”, dice un aviso difundido en redes sociales por el Grupo Agroperfiles. La cadena productiva del Chaco, desde el pequeño horticultor o apicultor, al algodonero, sojero o mixto, va mostrando que necesita ser valorado por la gente de los pueblos y ciudades, porque es el que aporta las riquezas pero, como siempre, necesita de una mirada atenta de los gobiernos. El campo no aporta votos, pero si aporta recursos y dineros frescos al Estado. “Yo, agricultor, eso es lo que soy”, decía con un orgullo a este diario un chacarero de ley de la zona sur de Villa Angela.

LA BRECHA TECNOLOGICA

Hay una brecha que se está produciendo entre dos generaciones de productores en esta región del país: la tecnológica. Los chacareros de 60 años para adelante, en su mayoría, aun no se adaptan a los cambios tecnológicos, por distintas razones, sobre todo por una cuestión cultural. Y por otro lado, están los jóvenes productores, que utilizan aplicaciones en sus celulares para ver el clima, los mercados, los sitios de información agropecuaria. Obviamente que el drama de la conectividad es un tema que es necesario exponerlo también. Lo cierto es que esta brecha requerirá cada vez mas la participación de los hijos de productores que vayan tomando la posta de esta nueva etapa de los cambios tecnológicos, sobre todo, para poder tener mayor acceso a la información técnica y poder producir más calidad y mas cantidad.

Temas Relacionados

Día del Agricultor