Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Lorena Saucedo Elecciones Chaco 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/182120
Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

El poder, dicen que, es del pueblo

Se cuenta que un criador de caballos, en cierta oportunidad, compró un ejemplar de raza, y el animal al poco tiempo enfermó. El veterinario le advirtió al nuevo dueño: “su caballo está con un virus. Debe tomar este medicamento por tres días seguido. Si no mejora al cabo de tres jornadas, no tendremos más remedio que sacrificarlo”, dijo.

En ese mismo momento, un cerdo escuchaba la conversación.  Al siguiente día le dieron el medicamento al caballo y se fueron. El cerdo se le acercó y le dijo "fuerza, amigo caballo"; Levántate de ahí, sino, vas a ser sacrificado. Al segundo día, el caballo seguía sin levantarse. Le dieron nuevamente el medicamento y se fueron. El cerdo se acercó y le dijo: ¡vamos mi gran amigo!. Levántate, sino, vas a morir… vamos, yo te ayudo.

DIBUJITO-URNA-COMENTARIO.jpg

Al tercer día, no había caso: el caballo seguía en el piso. Le dieron el medicamento y el veterinario dijo: "mañana vamos a tener que sacrificarlo porque puede contagiarle el virus a los demás caballos".

Cuando se fueron, el cerdo se acercó y le dijo: "Vamos amigo, es ahora ó nunca". ¡¡¡ Ánimo...fuerza...Yo te ayudo... vamos...un, dos, tres...despacio...ya casi está...eso...eso...ahora corre despacio...más rápido...corre, si, corre…! Lo estás haciendo….venciste, campeón…!”. 

En eso, llega el dueño del caballo y junto a su hijo y al veterinario, y ve al caballo corriendo y dice: “Es un milagro de la medicina…el caballo se ha curado…! Tenemos que celebrar esta alegría, vamos a matar al cerdo para festejar!!. ¿Quién es el pueblo?, el caballo, el cerdo o el criador?. El lector tiene la respuesta.

Silencio

Por unos días, los discursos políticos, se irán. ¿De qué se hablará, entonces?. ¿Serán estos pocos días –de aquí al inicio de campaña para octubre--suficientes para reencausar el debate por los temas de fondo del Chaco?.

En el país de la soja, el maíz, la leche y la miel, hay chicos con hambre. Y que no tienen la culpa que sus padres o no tengan trabajo, o hayan caído en el submundo del alcohol o las drogas.

Y hay, aunque cueste admitirlo, una sociedad emergente demandante de acciones del Estado pero escasa en cuanto a la cultura del trabajo, que sistemáticamente se fue perdiendo. Está cargado en el chip del niño y del adolescente, el esperar que el Estado les garantice el alimento, tal vez porque han visto a sus padres hacer lo mismo. Es como si se aprendiera más de los malos ejemplos, que de los buenos.

El desafío de los jóvenes

Nuestra querida provincia tiene cerca de 60.000 jóvenes entre 14 y 24 años que ni trabajan ni estudian, según se pudo saber de manera extraoficial. La igualdad de oportunidades, en este bendito país, ha sido bandera de algunos gobiernos, pero la falta de incentivos también ha sido factor desencadenante de este estado de situación.

Incentivos, léase acceso a una beca de estudio, a un trabajo digno, a que se respeten los derechos en un marco de obligaciones, y que quite de la mente de los jóvenes que miran los malos ejemplos de quienes sin el menor esfuerzo posible, ganan más dinero vendiendo drogas y nunca son ni siquiera molestados por las autoridades competentes.

El comercio local

Comercios reconvertidos, locales de tiendas que agregan anexo de ventas de otros productos, la utilización de promociones y, para mitigar el impacto de la crisis, achiques y traslados hacia otros locales más pequeños para soportar el aumento de los alquileres, son algunas de las medidas adoptadas por los comerciantes de la Ciudad Termal, ante la baja del consumo generalizado.

Las Pymes

El Chaco profundo marcha al paso de lo que le sucede a la economía del país. La realidad y la contundencia de las cifras que marcan las estadísticas muestran a las claras la necesidad de dar oxígeno a las Pymes vienen soportando una pesada carga y que las coloca entre la informalidad y la cornisa.

El interior del Chaco, en ciudades como Sáenz Peña, Villa Ángela, San Martín, Charata y otras localidades marca la necesidad de empuje que tiene el sector privado. Es que, como lo venimos expresando desde esta columna, solo el 25% del presupuesto provincial –tanto en pagos salarias estatales como otras distribuciones—va para el interior y el 75 queda en Resistencia y el ciudades vecinas, acorde al índice de reparto que impera por cantidad de población.