Temas de hoy: Fonplata GIRSU Cámara Nacional Electoral Boleta corta Paro de colectivos
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/180863

Provincia corta y provincia larga

Si en una mano tendida ecuménica todos los credos se unen para que el próximo martes la celebración de la independencia nacional congregue a las 9.30, en la Catedral de Resistencia, a quienes en el tedeum del 25 de Mayo no escondieron diferencias -duplicando actos a distancia uno de otro- y que lo mismo ocurra en la plaza central para que el tributo a los congresistas de 1816 ofrezca un gesto de unidad y de convivencia patriótica, no se trata de una formalidad religiosa de circunstancia.

¿Se puede hablar, entonces, de convivencia fraterna que achique distancias cuando la saturación de mensajes, especulaciones y zancadillas de la campaña electoral parece imparable mientras el telón de fondo es un país jaqueado por la recesión económica, la voracidad inflacionaria, el desempleo sin tregua, el desaliento tributario y crediticio de toda reactivación productiva, el empobrecimiento que se extiende como una mancha dolorosa y, como remate, esta provincia sufre y busca restañar las heridas sociales y económicas abiertas por una histórica catástrofe climática y las temperaturas bajaron sin piedad para vulnerar a vastos sectores de manifiesta debilidad?

Este alegato que suma firmas con la consigna de “Construyendo a partir de las coincidencias” debería procesarse con la seriedad que nos lleva a expresarnos con la diferencia entre provincia corta y provincia larga, en vez de la puja judicializada entre los candidatos del oficialismo con el planteo de acortar eventuales distancias entre una boleta larga y una corta, si del apoyo a la fórmula Fernández-Fernández se trata para el domingo 11 de agosto, primera parada del calendario electoral nacional, mucho más consolidado en lo institucional que el juego de esa matriz estratégica chaqueña que primero concibió eliminar las PASO, luego no pudo incorporar listas colectoras y finalmente prorrogó tanto el plazo para oficializar candidaturas provinciales como acudir a las urnas, que no será el 29 de septiembre sino el 13 de octubre con la elección presidencial del 27 que se vendrá encima y la eventual segunda vuelta para el 10 de noviembre, en tanto la nacional será 14 días más tarde. En suma, un desfile por los cuartos oscuros escolares sin mucho descanso para casi un millón de ciudadanos obligados al voto, aun con fatiga y dudoso fervor cívico .

LA PROVINCIA CORTA

Apreciamos que la provincia corta es la que pivotea sobre prioridades proselitistas, desata el juego propio de municipios que desdoblan su convocatoria y generan pulseadas judiciales, aunque se sepa de antemano que las chances son muy relativas: por un lado, que se iguale la boleta de Peppo con la autorizada por la junta electoral del PJ; y, por el otro, que el tribunal electoral chaqueño anule el nuevo calendario que decretó el gobernador. Del mismo modo, parece un desatino que la justicia electoral chaqueña contemple instalar 700 mesas de voto electrónico cuando no hay recursos para hacer lo que hizo el gobierno nacional con una contratación directa muy cuestionada y sospechada.

En este fragor no aparece una propuesta ni una certeza de gobernabilidad que en un escenario, tan ajustado y de tanta impopularidad para quienes cerraron los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, asegure cómo seguir adelante en el plano financiero, fiscal y, fundamentalmente, de estabilidad y de recuperación productiva.

LA PROVINCIA LARGA

La provincia larga es la que debe reconocer que, a pesar de la publicidad, la gran obra del plan director de cloacas para el Gran Resistencia con financiamiento del Banco Mundial -que el Chaco no paga- no está terminada y aún no ha sido recibida. La provincia larga es la que debe seguir de cerca los envíos de fondos nacionales a través del Enhosa para que la UTE contratista del segundo gran acueducto (la UTE de Supercemento y Rovella Carranza) no baje el ritmo, que sin ser todo lo veloz que se necesita recién finalizará esa obra fundamental dentro de un año, gobierne quien gobierne el Chaco y el país.

La provincia larga debe clarificar el panorama de sus posibilidades y mejores oportunidades económicas, tanto después del daño de la emergencia hídrica como de lo que puede madurar en el futuro con base en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, donde el valor agregado será la condición esencial para sentarse a esa mesa. Es imprescindible, para hablar de una provincia larga, que exista conciencia de las obligaciones de tesorería que entre julio y octubre, en pleno proceso electoral, afrontará vencimientos por 3.549 millones.

Además hay un bono internacional que en agosto (el mes de las PASO nacionales consideradas como un preludio del 13 de octubre) deberá pagarse y es de 11 millones de dólares. De eso habló Peppo con el ministro del Interior y no fue una “contracumbre” a la realizada por Alberto Fernández, sino la reiteración de reclamos por transferencias para viviendas y para activar convenios ya firmados a fin de licitar el primer tramo del pavimento de la ruta 13 y el acceso imprescindible para que pueda operar el nuevo puerto de Las Palmas.

Como ejemplo podríamos citar que una pulseada internista en torno de un aumento al personal de la Legislatura, que el gobernador vetó en línea con su aliado que es el gustavismo, dibujaría un contraste con el escaso interés parlamentario en reaccionar antes de que la AFIP concluya con su tregua del 15 de julio para las pymes y los embargos las empujen al abismo. En otras líneas, colaboramos con esos legisladores para que en algún respiro de la obsesión del proselitismo se enteren de la desesperante realidad del ajuste caminero con mano dura que nos aplica Vialidad Nacional.

Vialidad Nacional y la miopía de su administradora

 

“Me siento orgullosa de formar parte del gobierno nacional que más invirtió en mejorar la vida de los formoseños”, dijo en un envío de la agencia Télam la administradora de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, a propósito de la conclusión de los primeros 20 kilómetros de la autopista de la ruta 11, cuyo proyecto es de 36 km entre Formosa y Tatané. El gobernador Gildo Insfrán, que acumula seis mandatos y ya ganó ampliamente para un séptimo, esta vez sin oposición de Cambiemos, sostiene que Macri no hizo precisamente más que esta obra en su provincia.

Lo que importa es que la responsable de Vialidad Nacional no tiene respuesta para todo el bombo que sonó fuerte para prometer inversiones transformadoras  y su miopía, aparente, no le permite ver que, por ejemplo: -La pavimentación de la ruta 7 se paralizó por una deuda de ocho meses del 70% que debe abonar Vialidad Nacional y de los 39 kilómetros entre Plaza y Colonias Unidas solo se completaron 15. -La ruta nacional 16, en el tramo entre Monte Quemado y Taco Pozo, se ha deteriorado tanto que, después de tantas roturas de llantas y cubiertas, los usuarios de ese tramo clave deben circular por las banquinas a paso de hombre.

Ese anuncio del ministro Dietrich de la recuperación integral de la ruta 11 desde Santa Fe y Reconquista hasta Resistencia no parece creíble cuando la autovía de la misma 11, cuyo contrato con Decavial pasó a Vialidad Nacional, sigue estacionada en el tramo cercano al aeropuerto y no es cierto que esté proyectada desde la zona del autódromo donde quedó solo un terraplén. -Es más, en esa ruta 11 la obra de ensanchamiento desde Resistencia al límite con Formosa está paralizada hace un año y puede verse inactivo el obrador de Supercemento. Hoy solamente se tapan algunos baches... -Ruta nacional 95: el tramo Castelli-rotonda de la ruta provincial 3 fue licitado pero no hay fecha de iniciación de obra.

Seguimos con la 95, tramo La Tigra-ruta 9 (Tres Isletas), es una malla Crema paralizada con tramos muy deteriorados como Sáenz Peña-paraje Cerveza Helada y pasa lo mismo entre Sáenz Peña y el empalme con la ruta 9. Lo que ofrece la calzada en buen estado es el tramo entre el empalme con la ruta 9 y Castelli, donde se ejecutaron obras de mejoras parciales. -Ruta nacional 89: en el tramo General Pinedo, al límite con Santiago del Estero, después de la emergencia climática hay que hacer adecuación hidráulica y bacheos y recapados asfálticos.

Si no se hacen pronto el deterioro de ese tramo será un gran dolor de cabeza regional . -La zona de la ruta 89 donde se instaló un puente Bailey para preservar la conexión con Gancedo es una referencia que alerta sobre el debilitamiento de la calzada, como otro alto precio del flagelo de lluvias e inundaciones. -Queda, por supuesto, todo lo que se nos hizo creer sobre la ejecución del complejo proyecto y la licitación del segundo puente entre el Chaco y Corrientes, con localización ya determinada para su emplazamiento.

De esto ya ni se habla, aun en el requerimiento de los gobiernos, parlamentos y sectores empresarios de ambas orillas, como si el mentado PPP quisiera decir, en realidad, “prometimos provocando papelones”. Este resumen seguramente puede ser mejorado por los funcionarios zonales de Vialidad Nacional para que la administradora orgullosa de aquel tramo formoseño viaje desde Mendoza, donde reside, al Chaco y reconozca que las grandes obras del Plan Belgrano, cuyo coordinador es promovido como candidato a senador nacional, hoy ofrecen un escenario no solamente de paralización, sino de agravamiento de dificultades y de pésima cosecha electoral para la reelección de Mauricio Macri.

Aparece en esta Nota:

Miguel Angel Fernández
Miguel Angel Fernández