Temas de hoy: Apagón Lorena Noemí Romero Copa América Brasil 2019 Rolando Nuñez Elecciones 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/179948
Eduardo López
Por: Eduardo López
La página del Lunes

Ejemplo Garrahan

Muchos niños del Chaco -hombres y mujeres hoy-, que tienen de 33 años para abajo, le deben la vida a una institución señera en el país, el Hospital de Pediatría Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad “Profesor Doctor Juan Pedro Garrahan”, un hospital público argentino especializado en salud infantil de alta complejidad que fue inaugurado el 25 de agosto de 1987 en el barrio Parque Patricios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Allí acudieron en momentos de desesperación de sus padres, o fueron derivados desde Centros asistenciales de toda la provincia como último recurso para salvar sus vidas.

Desde entonces, para muchos, ese nombre suena como una palabra milagrosa que hoy se ha convertido en un centro de excelencia y ejemplar en todo el continente, del que los argentinos nos sentimos orgullosos y que nada ni nadie puede opacar con conductas criminales que deben ser castigadas con el máximo rigor, pero no hacen más que resaltar el valor de ese centro de salud infantil que brilla con luz propia.

NOMBRE DE LUZ

Pero, si por algo más los chaqueños nos sentimos emparentados con ese nombre de luz, es porque desde el 7 de abril de 2010 se echó a rodar una obra sin parangón en el país, cuando se puso el primer ladrillo de la Casa Garrahan Chaco, un lugar donde se brinda acompañamiento a los pacientes que están transitando por un proceso de enfermedad en el Hospital Pediátrico “Avelino Castelán”. Ese acompañamiento también incluye a sus mamás, desde la contención emocional, herramientas de capacitación y autogestión. Son pacientes ambulatorios que no tienen cobertura social, vivienda o que se encuentran a más de 20 kilómetros de Resistencia.

Hoy, nueve años después, y precisamente en la misma semana en la que se nombró muchas veces en la prensa de todo el país ese apellido, se anuncia en Resistencia la terminación de esa obra de gigantes y su inauguración definitiva para el próximo 26 de agosto. Pero con ribetes que merecen ser destacados. No hay chaqueño que se sienta ajeno a esa tarea de excelencia. Todos, de alguna manera pusimos ese granito de arena del que siempre se habla, pero que muy pocas veces se puede constatar.

LO QUE NO PUEDEN LOS POLÍTICOS

La idea brillante de quienes gestaron la hoy Fundación Ciudad Limpia llevada adelante con tesón, con persistencia, con trabajo incansable e irrenunciable, hizo algo que no pueden hacer los poderes públicos: juntarnos a todos detrás de un proyecto que se hizo con el aporte de todos y al mismo tiempo contribuyendo al reciclado de elementos que son desechados y se convierten en basura como las botellas de plástico, sus tapitas, papeles y tantas otras cosas que, en vez de ir a basurales, se han convertido en aportes generosos.

Desde entonces la colaboración y el trabajo de empresas, comercios, movimientos sociales, con campañas de reciclado, donaciones y mucho trabajo voluntario, hicieron posible que la Fundación Ciudad Limpia inaugure este Primer Albergue Regional de Recuperación de Pediatría que imita el modelo Casa Garrahan de Buenos Aires. Algo de lo que todos los chaqueños hoy nos sentimos un poco sus dueños y propietarios y tenemos el sano orgullo de poder mostrarlo como una obra de todos.

SIN GRIETAS...

A veces estamos tentados de hacer bpara ver que, mientras la ciudadanía sigue esperando obras imprescindibles por décadas y décadas como el segundo puente interprovincial, el segundo acueducto del interior, el gasoducto, los Bajos Submeridionales, imprescindibles autovías, agua potable y cloacas para todos, todo con fondos del Estado y prometidos por los políticos de turno, esto que es tarea autoimpuesta por un grupo de soñadores con gran vocación de servicio, se ha hecho realidad.

Es más, los gobernantes de turno construyen escuelas, comisarías, hospitales y cientos de obras más, con plata del Estado (nuestra) no porque sean generosos y, muchas veces, además, pagan más de lo que valen porque se quedan con vueltos. Aquí nada de eso ha pasado. Por el contrario, se ha demostrado que con la unión de todos y con muy poco se pueden hacer obras importantes y que, para este tipo de tareas no existen grietas. Porque cuando se ve entrega, desinterés, ganas de ayudar al prójimo, cosas tan insignificantes como una tapita de gaseosa pueden convertirse en ayuda.

Estamos asistiendo en estos tiempos electorales a los nefastos resultados del ansia del poder por el poder mismo que ha producido grietas dentro de la misma gran grieta, sin importar que todo eso va en desmedro de la ciudadanía.

El ejemplo de la Casa Garrahan Chaco y de todos los que la construyeron tiene que servir de modelo. Es, como dicen ellos, una demostración de que se puede mostrar al mundo que cuando la gente se junta detrás de un proyecto útil para la sociedad, las diferencias se desdibujan y terminamos todos felices: “Que la gente sepa... que la gente pudo”.

Parómetro docente

Desde el comienzo de clases el 6 de marzo

Días hábiles calendario 64

Días con paros 35

Días con clases 29